La suma de las partes, candidata a Mejor Reseña del Año

 
http://www.librosyliteratura.es/premios-libros-yliteratura-2013.html
 
Es un placer anunciaros que soy candidata oficial para los premios que anualmente organiza Libros y Literatura (http://www.librosyliteratura.es), con el objetivo de promover la literatura y el apasionante mundo de los blog literarios.
Si en la anterior edición me presenté con mi crítica literaria sobre American Psycho (Breat Easton Ellis), esta vez me he decantado por la desconocida La suma de las partes, debut literario de Alfredo Andrés Ramos. Una novela destacable por su calidad narrativa que os recomiendo leer de forma encarecida a todos aquellos apasionados de Kafka y, en especial, de su obra más conocida, La metamorfosis.
Obviamente, esta candidatura no hubiese sido posible sin vuestro apoyo desde la creación del blog, conocido en un principio como Doble Lectura para después convertirse en La diseccionadora de libros que todos vosotros conocéis y cuyas autopsias literarias os han servido para evaluar a los pacientes del Depósito.
Desde el 10 de diciembre de diciembre hasta el  1 de enero de 2014 podéis votar a través de la aplicación de Facebook creada para el concurso. Una participación que también se vera recompensada mediante un sorteo de 20 lotes compuesto por 5 libros cada uno para todos los que accedan a esta aplicación.
 
Desde aquí quisiera desear suerte el resto de blog participantes y para aquellos que acabáis de conocer la celebración de este concurso animaros a inscribiros, porque, con independencia de los premios, escribimos para que promover el placer que solo la lectura puede reportarte a través de un buen libro. Eso sí, un bisturí afilado siempre a mano.


Sinopsis: Alicia es una inquieta niña de once años a la que le apasiona el género de terror tanto en las películas como en los libros, pero… ¿Y en la vida real?

Antes de que leas lo que le sucede debo hacerte una advertencia: ¡Ándate con ojo! (pero que no sea blanco)

Reseña: «Hay un ojo blanco que me observa. Hay un ojo blanco que me mira. No es que sea un ser (animal, persona, extraterrestre…) que posea un solo ojo, es que como si la imagen que yo veo, la que me llega a la cabeza fuera una foto tomada desde muy cerca y sólo veo el ojo, totalmente blanco y grande. A esclerótica, la pupila, el iris… todo es blanco en ese ojo. Todo excepto algunos capilares sanguíneos que forman diminutas redecillas rojas por los bordes inferiores del níveo ojo. Él me mira y yo lo miro. Lo malo es que no sé si es mi imaginación o la realidad.»

Al contrario que otras adolescentes, Alicia no escribe en su diario sobre el instituto, la relación con sus padres, los amigos, el primer amor, los cambios en su cuerpo u otras inquietudes propias de esta edad. Pese a su juventud, esta joven demuestra una madurez inusual y, por esta razón, intenta encontrarle una explicación lógica a las perturbadoras visiones que sufre desde hace meses protagonizadas por un ojo blanco. Y es que como el personaje de Lewis Carroll, nuestra protagonista iniciará un viaje a través de la locura conforme se incrementan esta imagen, obligándola a replantearse todo cuanto conocía sobre el miedo.    

Guadalupe Eichelbaum nos ofrece una novela breve de terror orientada al público juvenil que poco o nada tiene que envidiar a R.L. Stine, así como la saga de libros «Pesadillas». La autora nos narra la pesadilla de Alicia a través de las páginas de su diario, permitiéndonos conocer en primera persona su declive físico y psicológico mediante. Estos breves capítulos posibilitan diversificar la tensión del relato de forma gradual, pues Guadalupe alterna escenas cotidianas con la presencia de elementos paranormales que irrumpen en la rutina de Alicia, convirtiendo su vida en una auténtica pesadilla, incluso cuando está despierta.

Es posible que algunos lectores tiendan a identificar esta estructura narrativa con autores como Ramsey Campbell («La secta sin nombre»), Clive Barker («Hellraiser») o Stephen King («It») y encontraría bastantes similitudes de estilo como la irrupción del terror en un ambiente cotidiano a través de un elemento de apariencia inofensiva, pero de naturaleza paranormal; o el desconocimiento sobre la causa, origen de estos acontecimientos hasta que la historia se encuentra muy avanzada. Sin embargo, el minimalismo de «El ojo blanco» ante el reducido número de escenarios, personajes e incluso situaciones que se nos describen o intervienen le otorga un estilo más sencillo y, por ende, cercano al lector.  Precisamente, esta sencillez perceptible tanto en el planteamiento como en el desarrollo contribuye a reforzar la empatía por Alicia. El lector experimenta la impotencia, la furia, el miedo y, finalmente, la redención de su protagonista ante el inevitable final de esta historia.

Es cierto que la explicación sobre el origen del ojo blanco resulta demasiado tópica, en especial la propicia secuencia de casualidades que permiten a esta presencia irrumpir en la vida de Alicia. Diríase que la novela da un giro narrativo considerable tras la explicación sobre el origen de este mal, e incluso el ritmo se vuelve más apremiante. Por suerte, Guadalupe Eichelbaum consigue encauzar nuevamente la historia con un magnífico epílogo que deja abierta la posibilidad de una segunda parte.

De igual modo, «El ojo blanco» es una lectura abundante en pequeños detalles que enriquecen su lectura. A pesar de orientarse a un lector más joven (y que de forma equívoca se considera menos exigente), la inusual madurez de Alicia nos proporciona fragmentos caracterizados por su sinceridad e inocencia, como la explicación de su fascinación sobre el terror o la incomprensión de los adultos, atribuyéndolo todo a su prolífica imaginación.

Clasificar la novela de Guadalupe Eichelbaum como terror juvenil sería limitarse en exceso, pues nos encontramos ante un thriller psicológico que, a pesar de la sencillez y brevedad del argumento, posee una madurez en comparación con otras obras pertenecientes al género. No pestañees durante su lectura, porque «El ojo blanco» no lo hará mientras estés leyendo. Siempre observando, oculto entre las tinieblas de nuestros mayores miedos, esperando el momento oportuno y entonces… Demasiado tarde, lo perdiste de vista. A partir de ahora, «¡Ándate con ojo! (pero que no sea blanco)».

LO MEJOR: La facilidad para identificarse con el personaje de Alicia, sobre todo para los aficionados al terror. El estilo minimalista de la autora que permite centrarse exclusivamente en la historia. La estructura narrativa y la secuenciación de la historia.

LO PEOR: La explicación basada en una secuencia de casualidades. El empleo de algunos tópicos relacionados con el terror juvenil. El cambio de ritmo en el último tercio.

Sobre la autora: Guadalupe Eichelbaum nació en Buenos Aires (Argentina), en 1968. Desde muy niña vive en España, en la provincia de Málaga. Profesionalmente se dedica a la docencia, pero es la escritura, su gran pasión, la que le tira más. Proviene de una familia con una larga tradición literaria, por lo que las letras corren por su sangre. Ya de pequeña redactaba poesías, cuentos infantiles y relatos cortos que atesoraba celosamente en cajones, pero no fue hasta 2002 que publicó alguno de ellos, concretamente Mi lado de la verja en las páginas del Boletín de la ONG Málaga acoge.

Ha visto publicadas ya tres novelas: El peregrinaje de Rubén (Alhulia, 2005), Siempre en mi memoria (Alhulia, 2008) y Tengo pies (Aladena, 2010), así como el relato Tormenta de verano, finalista en el Certamen Literario Puente de Letras 2007. Su libro de relatos 17 Trozos está disponible en su blog. El Ojo Blanco es la primera enfocada a un público menor de edad.

Dotada de una gran sensibilidad y de un hábil manejo del lenguaje, Guadalupe consigue que el lector se meta en la piel de sus personajes.
Peligro, novela de alto voltaje


Robert G. Barrett, conocido en su país como el rey de la ficción australiana contemporánea, se inspira en la figura de Nikola Tesla (inventor, ingeniero mecánico y eléctrico, promotor del nacimiento de la electricidad comercial) para escribir El legado de Tesla, publicado por La factoría de ideas. Sin embargo, el autor no os aburrirá con teorías y tecnicismos, porque su argumento está cargado y sobrecargado de sentido del humor, de misterio sobre este personaje y de aventuras en torno a su legado.

 

Guionista de radio y televisión, Barrett ha superado ya el millón de ejemplares vendidos de sus más de veinte novelas. Si os queréis enchufar a la corriente, no os perdáis esta novela.


Sinopsis: El electricista Mick Vincent tenía casi todo lo que siempre había querido tener en la vida. Lo único que le faltaba para ser feliz era un plato de presión del embrague para su Buick Roadmaster de 1936.

A través de una extraña anciana, Mick encuentra la codiciada pieza. Y también el diario de Nikola Tesla, un reputado genio de la electricidad con fama de ser más inteligente que el propio Einstein. Pero ¿qué hacía Tesla en la deprimida Nueva Gales del Sur en 1925?


El Pentágono lo sabe, y Mick y su novia Jesse lo quieren averiguar: empieza la competición para dar con el legado de Tesla. Las pistas conducen a una remota mina de cobre y a un viejo caballo de carreras llamado Lágrimas de Fuego.

«La trama da muchos giros y me he reído a carcajadas en varias ocasiones. La idea de que Tesla inventó una máquina capaz de generar energía sin utilizar restos fósiles me parece totalmente verosímil. Barrett es uno de mis nuevos autores favoritos.»
Times Leader


«Lee Child, Clive Cussler y Robert G. Barrett, tres de los autores de thrillers más valorados por el público en la actualidad, pasaron en algún momento de su vida por el mundo de la ficción televisiva. ¿Casualidad? No lo creo.»
The New Yorker


«Nunca me había encontrado con un autor que se riese abiertamente de Estados Unidos. Barrett lo hace sin ningún pudor.»
Booksellers


«Me he encontrado con una novela muy entretenida y amena. Tal y como prometía el argumento, está llena de humor y de intriga. El protagonista, Mick Vincent, es hilarante y, como el libro, tiene mayor trasfondo de lo que parece a simple vista.»
Goodreads

Primer capítulo disponible en PDF

Sobre al autor: Se crió en Bondi, un barrio de Sídney, donde trabajó la mayor parte del tiempo como carnicero. Una baja laboral le brindó la oportunidad de hacer varios cursos de escritura, y de ahí dar el salto a guionista de radio y televisión. El humor de sus textos y su talento para darles voz lo llevaron a aparecer en numerosas películas y anuncios televisivos, aunque desde hace años ha preferido centrarse en su carrera como escritor. Ha firmado veinticinco libros, entre ellos varios protagonizados por su aclamado personaje Les Norton. Entre sus obras más reconocidas destacan Goodoo Goodoo, Leaving Bondi, The Ultimate Aphrodisiac, Mystery Bay Blues, Rosa-Marie’s Baby y Crime Scene Cessnock.

 


¿Por qué cantan las ballenas jorobadas? ¡Y a ti qué te importa!

Christopher Moore vuelve, más salvaje y animal que nunca, para proponernos un desternillante viaje hacia los misterios del mundo submarino a lomos de una peculiar ballena jorobada.

Sinopsis: ¿Por qué cantan las ballenas jorobadas? Tal es la cuestión que motiva al biólogo marino y a su tripulación a documentar y fotografiar a esos grandes y húmedos mamíferos. Hasta el extraordinario día en que una ballena levanta la cola en el aire y muestra un mensaje escrito con gigantescas letras mayúsculas: «QUE TE DEN».

Claro, Nate se pregunta si no habrá pasado demasiado tiempo observando bajo un sol de justicia… ya que nadie más lo ha visto; ni su compañero de aventuras, ni su impertinente asistente científico, ni siquiera el rastafari fumeta de a bordo. Cuando llegan las copias de las fotografías, y falta esa en la cual la ballena levanta la cola, se convence de que sucede algo muy raro.




«A estas alturas, nadie duda de que las historias de Moore son siempre una estupenda fuente de entretenimiento. Lo que las distingue de otras novelas satíricas es que son, además, incisivamente inteligentes.»
Publishers Weekly          


«Las novelas de Moore lo han convertido en el autor satírico vivo más aclamado de la actualidad.»
Ana de Haro, Giant Magazine          


«El humor puede salvar vidas, y los libros de Moore están llenos de motivos para soltar unas cuantas carcajadas.»
Juan Vila, El País, On          


«Christopher Moore es el auténtico Señor de los Rarillos. Dependiendo del enfoque, su trabajo nos puede parecer escandalosamente original u originalmente escandaloso. En todo caso, no puedo esperar al siguiente libro.»
Peter S. Beagle, autor de El último unicornio     

«Creo, sencillamente, que Moore ha creado su estilo propio, aunque algunos especialistas traten de situarlo entre las características de Terry Pratchett, Jonathan Swift o Mark Haddon.»

J. Ruiz, La voz de Galicia  


Sobre el autor: Christopher Moore es originario de Ohio, aunque en la actualidad vive a caballo entre Hawái y California. Este autor de best sellers internacionales, cuyos libros entran a formar parte de inmediato de la lista de los más vendidos de The New York Times, ha publicado trece novelas, y ha vendido los derechos cinematográficos de la mayoría. Entre sus grandes éxitos están La sanguijuela de mi niña, ¡Chúpate esa!, o El ángel más tonto del mundo, publicadas por La Factoría de Ideas. Su característico humor mordaz y políticamente incorrecto le ha valido comparaciones con escritores como Jonathan Swift o Kurt Vonnegut, entre otros.

 


Resurge de tus cenizas
 
La imaginación es un fuego siempre candente. A pesar de que solo queden unas brasas casi consumidas, dedicándole la paciencia necesaria podemos conseguir reavivar las llamas para disfrutar del calor que desprenden, así como la belleza de las historias narradas bajo el amparo protector de su luz en un mundo lleno de sombras.

Vanessa Requena Fernández nos obsequia con su primera novela, Al otro lado de las llamas, una historia de fantasía medieval que encenderá los corazones de los lectores apasionados del género.

Sinopsis: Kendra, que pierde a su madre con tan sólo ocho años y tiene que sobrevivir sola en el corazón del bosque. El otoño está llegando a su fin y Kendra sabe que cuando empiece a nevar será su fin, pero por fortuna descubre que no está tan sola como pensaba. Sin nadie a su lado que le diga qué es posible y qué no lo es, sin ningún límite ni inhibición, la niña aprende a hacer cosas que cualquiera juzgaría imposibles y que la ayudan a mantenerse con vida.

Después de pasar cuatro años viviendo en la espesura, Kendra decide volver a vivir entre los hombres. La gente se le antoja hostil y egoísta, pero pronto conoce a Derán, un adolescente vividor y mujeriego que la  como si fuera de su propia sangre. Kendra se enamora de él, pero es demasiado joven y Derán la ve como una niña, así que tiene que verle día tras día con una mujer distinta sin poder hacer nada al respecto.

De la mano de Derán la niña aprenderá las bases de la magia, tan distinta a todo lo que aprendió en el bosque. Aunque la magia está prohibida, todo el mundo sabe que entre la gente se esconden poderosos hechiceros.

Siendo ya una adolescente, Kendra decide viajar a Gádenon, la capital, donde vive su tía Eliandr, la única familia que le queda. Eliandr es una poderosa hechicera y para encontrarla tiene que introducirse en los círculos mágicos fingiendo que ella misma domina las artes mágicas. Nada más lejos de la verdad, apenas sabe conjurar un par de hechizos, pero usando las habilidades que desarrolló en el bosque engaña a todo el mundo para que crean que es una de ellos.

Pronto descubre que un oscuro secreto se cierne sobre la tía Eliandr y nadie quiere hablar de ello...



Explorando los límites de la imaginación
 

La diseccionadora de libros no se deja amedrentar por la crisis económica y, desoyendo a las autoridades europeas que aconsejan aplicar recortes en todas las empresas, nos hemos decidido embarcar en un proyecto todavía mayor. Si bien, debemos reconocer que mantener nuestra actividad dentro del Depósito requiere de una gran inversión económica, sobre todo cuando nos referimos a la adquisición de nuevos ejemplares (léase pacientes).

Por esta razón, la cooperación con diferentes editoriales que, a pesar del descenso de ventas o el incremento del IVA cultural hasta el 21%, siguen viendo las estrellas más cerca que la Luna, aunque sin abandonar nuestro planeta. Es decir, gracias al trabajo en equipo, conseguimos que la literatura de calidad no permanezca en el cajón del escritorio de algún editor conservador, en las cajas de un almacén junto a las mercancías defectuosas, en las estanterías de una librería que promociona el último best-seller exclusivamente con pretensiones comerciales.

 
Al igual que aquellos primeros astronautas que se lanzaron a la conquista del espacio, sin importarles las limitaciones de la época, nosotros continuaremos nuestra particular odisea olvidándonos poniendo rumbo hacia otros planetas, como Urano. Y es que el grupo editorial con este nombre, el  séptimo en nuestro sistema solar aludiendo al dios griego, se ha convertido en el nuevo colaborador de este blog. Citando a  Buzz Lightyear, juntos iremos “hasta el infinito y más allá”.

Ediciones Urano nace en 1983 en Barcelona (España), formada por un pequeño grupo de personas con larga experiencia en el mundo editorial. En sus primeros años se orienta hacia el libro de autoayuda, salud y medicina alternativa, editando bajo el sello Urano. Presenta los primeros títulos sobre temas como Técnica Alexander, Aromaterapia, Rolfing, Reflexoterapia, etc. y alcanza un gran éxito con la publicación de la obra de Harvey y Marilyn Diamond La antidieta.
 

Más adelante aparece Usted puede sanar su vida, de Louise Hay, autora de la que publica todas sus obras y que se convierte en la número uno de ventas a lo largo de los años.

A lo largo de los años, se ve la necesidad de llegar a un mercado más amplio y la empresa se instala con casas propias en distintos países latinoamericanos: Argentina, Chile, Colombia, México, Venezuela, Estados Unidos, Uruguay y recientemente en Perú. La plantilla total se cifra actualmente en unas 200 personas.

Desde 1998, y con una eficaz red de distribución en toda Latinoamérica, se empiezan a explorar otras líneas de publicación. Así en ese mismo año nace un nuevo sello editorial destinado a la novela histórico romántica, Titania. La buena acogida de este sello por parte del público anima a continuar explorando el mercado.

En esta línea de expansión nace un nuevo sello editorial creado a finales del año 2000, Umbriel Editores, el cual se centra básicamente en la publicación de títulos de ficción, con la intención de llegar a un público lo más amplio posible. Entre las obras publicadas destacan los libros de Dan Brown, Elisabeth Kostova, Alexander McCall Smith, Phillip Pullman, Raymond Koury o algunos ganadores del premio Edgar, como Thomas H. Cook.

Se añade el sello Empresa Activa, y que incluye, entre muchos otros, los éxitos de ventas de Spencer Johnson ¿Quién se ha llevado mi queso? o La buena suerte de Alex Rovira y Fernando Trias de Bes.

En la actualidad tenemos funcionando 6 sellos más, Tendencias, Caelus Books, Books4pocket, Entramat (un sello en lengua catalana), Plata, Puck (dirigido a los más jóvenes) y estrenamos en el año 2010 el sello Indicios Editores.

Un nuevo espacio ha sido creado para que nuestros autores puedan presentar sus obras, Ediciones Urano TV. Estamos presentes en las principales redes sociales (Facebook, Twitter) para que nuestros lectores sean los primeros en conocer las noticias sobre sus contenidos preferidos.

El nuevo reto del sector editorial es la comercialización de contenidos digitales, canal en el que Ediciones Urano quiere tomar una posición destacada, contando con la totalidad de su fondo editorial convertido a los nuevos formatos de explotación y comprometiéndose con los lectores, a ofertar durante el año 2010, el 100% de sus novedades en ambos formatos, digital y papel. Para materializar ésta apuesta hemos confiado en el distribuidor digital que nos ofrecía mayor confianza: Digital Books, www.aglutinaeditores.com.”

 




Siguiendo tu propio camino

Palabras de Agua Editorial estrena su colección Manhattan, dirigida a público adulto, con el thriller Donde Acaban los Mapas. Un misterio que resolver, personajes enigmáticos, escenarios impresionantes… todo con una documentación muy precisa y detallada y, lo más importante, construyendo una trama que te atrapa desde la primera hasta la última página.  Editorial Palabras de Agua sigue apostando, no solo por la buena literatura, sino por la calidad del producto acabado. Donde Acaban los Mapas, además de tener una edición y un diseño muy cuidado, cuenta de nuevo con el espectacular trabajo del artista Daniel Expósito como portadista. 

Sinopsis: Un hombre silencioso que huye, unas fotos que hablan de un pasado oscuro, un misterio de otra época y un hermoso relato de amor de hace más de cincuenta años que aún es capaz de emocionarnos.

En su periplo por el París actual, Alicia Aliorte irá conociendo todas las piezas que esconde la compleja personalidad de un anciano profesor, cuya historia llena de sorpresas deberá encajar en un extraño rompecabezas que comenzó hace medio siglo en China, en los albores de la Revolución Cultural, y que parece resolverse en la actualidad.

La intensidad en el desarrollo de los acontecimientos dará paso a un juego de pautas equívocas, donde los sentimientos encontrados, la importancia de los recuerdos y la libertad como eje de nuestras vidas conformarán un mosaico mágico y difícil de olvidar.

Misterio, amor y amistad viajarán con el lector a través de ciudades como Cádiz, París, Pekín, Shanghai, Viena y Londres. En una sorprendente historia que irá in crescendo y atrapará al lector hasta la última página. 

Sobre la autora: Ana Belén Rodríguez Patiño nace en Cuenca, en 1970, aunque ha vivido desde pequeña en Madrid. Doctorada en Historia Contemporánea por la Universidad Complutense, historiadora, guionista y directora de audiovisuales. Además de escribir relatos y poesía, ha colaborado en prensa y libros especializados con artículos de historia y de carácter literario.

Tiene publicados varios libros: La Guerra Civil en Cuenca. Del 18 de julio a la Columna Del Rosal (2003), La Guerra Civil en Cuenca. La pugna ideológica y la revolución (2004), Represión y Guerra Civil en Cuenca (2009) y Las Cuatro Esquinas del Éxito (coautora junto a Teresa Rico Alfosea, 2010).

Ha dado charlas para la UNED y UCLM, y fue profesora en la Universidad Internacional de la Rioja (2012). También ha expuesto fotografía en varias ocasiones. Autora y directora en el Teatro de las Aguas de Madrid con varias obras, ha escrito y dirigido documentales para diversas instituciones oficiales y universitarias sobre Guerra Civil y primer franquismo, así como cortometrajes de ficción. Encontrarás más información de estas actividades en: www.anabelenrodriguez.blogspot.com y www.dondeacabanlosmapas.blogspot.com.

 
Publicada en La Web del Terror

Sinopsis: Una epidemia irrefrenable, desatada por un desastroso experimento militar, inunda el planeta. Los infectados por el virus ya no son seres humanos, sino eficaces e invulnerables máquinas de matar. Sólo una niña, una huérfana llamada Amy, parece compartir con los infectados muchos de sus poderes, pero no su sed de sangre. Cua ndo el mundo tal y como lo conocemos llega a su fin, es Amy la única que cruzará el pasaje entre un planeta moribundo y un planeta nuevo, donde tribus dispersas de humanos sobreviven como pueden en un mundo hostil que ya no les pertenece. Escrita por un autor multipremiado, El pasaje es la primera parte de una fantástica trilogía que se ha convertido, incluso desde antes de su aparición, en la novela más comentada de los últimos tiempos, al mismo tiempo una formidable aventura llena de acción y suspense y una épica de la resistencia humana frente a a la peor de las catástrofes.

Reseña: En el siglo XVII, la imposibilidad de ofrecer una explicación racional a las epidemias que asolaron Europa desató el pánico entre la población que, amparándose en antiguas supersticiones, realizaban sacrilegios contra las tumbas de los fallecidos. Si bien la popularización del vampiro se produjo durante esta época, la novela «Drácula» publicada por Bram Stoker en 1897 permitió que trascendiera del viejo continente hasta convertirse en un referente mundial del terror a la oscuridad del alma humana.

Las adaptaciones de este clásico sin incontables, así como las obras que se han inspirado directamente en ella: «Entrevista con el vampiro» (Anne Rice), «El misterio de Salem’s Lot» (Stephen King), «El ansia» (Whitley Strieber), «Soy leyenda» (Richard Matheson), «El sueño del Fevre» (George R.R. Martin), «La historiadora» (Elizabeth Kostova) o «Déjame entrar» (John Ajvide Lindqvist).

No obstante, el reciente éxito de sagas juveniles como «Crepúsculo» (Stephenie Meyer), «Vampire Diaries» (L.J. Smith), «Media Noche» (Clauida Gray), «Vampire Academies» (Richelle Mead),  «La casa de la noche» (P.C. Cast y Kristin Cast) demuestran la sobreexplotación de este personaje, desmitificándolo para conventirlo en un ser romántico, angustiado por la perspectiva de una inmortalidad en completa soledad, el ansia insaciable de sangre y el deseo de recuperar su humanidad a través del amor. Por otro lado, las trilogías destinadas a un público adulto, aunque no por ello más exigente respecto a la calidad y originalidad de estas obras, como «Nocturna» (Guillermo del Toro & Chuck Hogan) o «El pasaje» (Justin Cronin) han resultado tan perjudiciales para este no muerto como el ajo, los crucifijos o las estacas de madera. Y es que en vez de respetar su esencia, optan por emplear los clichés propios del séptimo arte en las progresivas revisiones del mito original hasta transformarlo en un monstruo de serie B, e incluso Z.

«El pasaje» representa una nueva tentativa infructuosa por devolverle al vampiro su identidad original y, al mismo tiempo, modernizarlo. Básicamente, Justin Cronin nos ofrece una novela apocalíptica exclusivamente significativa por su amplio desarrollo a través de diferentes espacios y tiempos combinando numerosas estructuras narrativas. El cambio  de primera a tercera persona, incluso la reconstrucción de los acontecimientos mediante el uso de fragmentos de diarios o epístolas es el mejor ejemplo de la influencia de Stoker en esta novela. Asimismo, la escena dedicada a una de las primeras adaptaciones del clásico ilustra este tributo innecesario.

Además de los aspectos técnicos descritos en el anterior párrafo, el estilo descriptivo del autor ralentiza el ritmo hasta volverlo inexistente durante las dos primeras partes de la novela. De hecho, sorprender comprobar que la introducción de la historia se extiende durante doscientas hojas, descubriendo que el “presente” es, en realidad, el pasado que nos explica los orígenes de la epidemia, así como la presentación del personaje más importante para el desarrollo de los acontecimientos posteriores, Amy.

En realidad, Justin Cronin centra todos sus esfuerzos en ella, mientras que ofrece demasiadas explicaciones sobre la biografía del resto de protagonistas para después incurrir en numerosas contradicciones en su personalidad o su comportamiento ante determinadas circunstancias. Es decir, el autor tiende a recrearse en detalles innecesarios durante la presentación, pero después es incapaz de desarrollarlos de forma coherente dentro del contexto. Por subsiguiente, la gran mayoría carece de atractivo para el lector ante esta falta de solidez. Y es que desde el principio, sabemos quiénes desarrollaran un determinado rol dentro de la historia, pura linealidad sin arriesgar en plantear auténticos conflictos que les permitiese transcender de los recurrentes clichés.

Cabe señalar que ni los vampiros cumplen su propósito de atemorizar al lector por varios aspectos. En primer lugar, su presencia es mínima. Una novela de vampiros en la que apenas intervienen, excepto cuando la escena exige algo de acción después de tanto diálogo intrascendente y descripciones interminables. En segundo, la ausencia de una descripción completa de  su aspecto, aparte de algunos detalles poco originales como las garras, la ausencia de vello corporal o los colmillos. ¡Vaya novedad, un vampiro con dientes largos! Además, tras conocer que brillaban en la oscuridad con una luz fluorescente de color verde no podía evitar imaginarme a los escasos supervivientes combatiendo contra gusiluz. En tercer lugar, la traducción que ha rebautizado a la especie como “pitillos”. El término chupa sangre me provoca más pavor que llamarlos como a los cigarrillos, como si se tratase de una campaña contra el consumo de tabaco encubierta. ¡Acabemos con los pitillos! ¡Muerte a la nicotina! Si la traducción fue literal, la editorial debería haber considerado que, en algunos países, determinadas palabras tienen un significado diferente, siendo necesario encontrar otra que no provoque esta confusión, tal y como ocurrió con el Mitsubishi Pajero.

Finalmente, persiste la sensación de que «El pasaje» es resultado más de la improvisación que de un esquema narrativo bien planificado. Es cierto que los constantes giros sorprenden al lector, pero ante el incomprensible cambio que acaba de sucederse ante sus ojos. Una sola página intenta englobar tantos sucesos que el autor opta dedicarle apenas unas líneas a pesar de su trascendencia. No obstante, consciente de la falta de información existente, los retoma desde la perspectiva de otro personaje para evitar estas lagunas narrativas.

Con todo, el auténtico problema radica precisamente en sus excesos. Si eliminásemos todo el continente superfluo que prolonga la lectura hasta el ostracismo, la novela prescindiría con facilidad de un tercio sin que se viese afectada de forma significativa.  Igualmente, evitaría la mayoría de las contradicciones, sobre todo a partir de la segunda parte de la novela. A pesar de no haber visto un automóvil, resultan significativos los conocimientos sobre mecánica que demuestran cuando las circunstancias lo requieren. O de informática. O de energía nuclear…

A pesar de ser la tercera novela de Justin Cronin, «El pasaje» demuestra que todavía le queda un largo camino por recorrer para garantizarse la supervivencia dentro del panorama literario, sobre todo cuando existen tantos homólogos dispuestos a lanzarse a su cuello. Olvídate del crucifijo y empuña con decisión la pluma sobre el papel o los dedos sobre el teclado, porque dentro de poco anochecerá trayendo consigo las sombras con todos los peligros que habitan en ellas, incluyendo una criatura ancestral de largos colmillos, ardientes ojos y una sed insaciable por tu sangre.

LO MEJOR: El esfuerzo del autor por rendir tributo a la novela de Stoker. Algunos detalles independientes, como la historia de Carter.

LO PEOR: El resto.


Sobre el autor: Justin Cronin nació en New England. Actualmente es profesor en la Rice University y vive con su familia en Houston, Texas. Su primera novela, Mary and O’Neil, le valió los premios PEN/Hemingway Award y Stephen Crane. Más tarde escribió la elogiada The Summer Guest. Publicada en junio de 2010, El pasaje, su tercera novela y primera entrega de una trilogía, se convirtió en uno de los libros más comentados del momento y debutó en el puesto número 3 de la lista de best-sellers del New York Times. Hoy en día Justin Cronin está preparando las siguientes entregas de la trilogía, tituladas The Twelve y The City of Mirrors.



Bajo la piel está la recompensa
 
La Factoría de Ideas nos presenta  Los cazahuesos, sexta entrega de la saga de Malaz: el Libro de los Caídos del escritor Steven Erikson.  Una saga internacionalmente aclamada que ha convertido a su autor en una de las principales voces actuales de la ficción fantástica y épica.  Con una compleja y desbordante creatividad esta serie se ha situado al nivel de las más grandes dentro del género. ¿Hay vida más allá de George R. R. Martin y de Patrick Rothfuss? Sí y se llama Steven Erikson.


Sinopsis: La rebelión de Siete Ciudades ha sido aplastada. Queda una última fuerza rebelde oculta en la ciudad de Y’Ghatan bajo el mando fanático de Leoman de los Mayales. La perspectiva de sitiar esta antigua fortaleza inquieta al agotado Decimocuarto Ejército de Malaz. Fue allí donde cayó asesinado el mejor paladín del Imperio y se derramó una marea de sangre malazana. Pero eso no es más que una distracción. Hay agentes de un conflicto mucho mayor que ya han empezado a hacer sus primeros movimientos. Al dios Tullido se le ha concedido un lugar en el panteón y amenaza con abrirse un cisma. Hay que elegir bando. Pero decida lo que decida cada dios, las reglas han cambiado, y la primera sangre que caerá será en el mundo de los mortales...





«La mejor novela de fantasía que he leído desde Juego de Tronos de George R. R. Martin, sin duda... Un material extraordinario.»
Library Journal          


«George R. R. Martin (Juego de tronos), Steven Erikson (Malaz) y Patrick Rothfuss (El nombre del viento) intercambian lectores en todo el mundo. Escriben fantasía de una manera distinta y original, con una creatividad asombrosa.»
The Alien Has Landed          


«Si la saga de fantasía de moda escrita por G. R. R. Martin te ha abierto el apetito de épica medieval, deberías echarle un ojo a los libros de Steven Erikson. Son violentos, sucios, y están llenos de buenos personajes.»
Men’s Health          


«Si esta saga ha conseguido triunfar de la forma en que lo ha hecho, llegando a competir con la serie de George R. R. Martin, es sin duda porque vale la pena.»
El rincón de Koreander          


«La saga épica ‘Malaz’ compone una historia absorbente y colosal, todo un universo mágico que reinventa la literatura fantástica.»
Guía FNAC          


«La saga de ‘Malaz’ destaca por encima de todas las demás. Es densa, profunda, filosófica, brutal, épica, desbordante, excitante… Lo tiene todo.»
Stormsongs          



Sobre el autor:
Steven Erikson nació en Toronto, en 1959. Estudió Antropología y Arqueología antes de matricularse en una escuela de escritura. Desde que empezara a escribir, en 1993, ha firmado algunas novelas con su nombre, Steven Lundin, pero ha conocido el éxito bajo su seudónimo, gracias a la saga de fantasía Malaz: El libro de los caídos, calificada como la obra de fantasía más importante desde Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin. El mundo de Malaz surgió de las mentes de Steven Erikson e Ian Cameron Esslemont (autor de la serie Malaz: el Imperio) para que fuera un guión cinematográfico. Ante la imposibilidad de llevar el proyecto a buen puerto, Erikson en solitario lo convirtió en la primera historia de la saga. Surge así Los jardines de la Luna, un rotundo éxito.
-->