Sinopsis: En el corazón de París, Pierre Arthens, el crítico de gastronomía más célebre del mundo, está a punto de morir. Admirado por algunos y odiado por muchos, Monsieur Arthens lleva años decidiendo el destino de los chefs más prestigiosos, destruyendo y construyendo reputaciones a su antojo. Ahora, en sus últimas horas de vida, su pensamiento se posa sobre algo mucho más sencillo: busca desesperadamente un sabor único, el sabor que un día le hizo feliz. Empieza así un viaje en el que Monsieur Arthens se pasea por los entresijos de su memoria gustativa, se sumerge en los paraísos de la infancia y rememora todo tipo de delicias culinarias. Junto a la voz del propio Arthens escuchamos la de aquellos que han vivido junto a él: familiares, vecinos, amantes, protegidos… e incluso su gato. 

Crítica: El origen etimológico de la palabra rapsodia proviene de la poesía épica de la Grecia clásica en referencia a un fragmento que se declama independiente del conjunto de la obra; es decir, la rapsodia son obras integradas por varias partes sin relación temática y enlazadas libremente. 

Precisamente, Muriel Barbery se inspiró en estas composiciones para escribir su primera novela «Rapsodia Gourmet», una oda sobre la felicidad que nos proporcionan los placeres mundanos a través de los recuerdos gastronómicos de Pierre Arthens. 

Al igual que las rapsodias, la autora desarrolla una estructura narrativa inconexa en la que se suceden caprichosamente las efemérides de Arthens durante sus últimas horas de vida para encontrar un sabor único perdido en su memoria gustativa. Los capítulos son una sucesión de experiencias gastronómicas que convierten alimentos sencillos como el pan en selectos manjares para nuestros sentidos empleando una prosa lírica que ensalza las virtudes de las delectaciones terrenales. 

De esta forma, Muriel Barbery nos describe con enriquecedores detalles la satisfactoria emoción que nos proporcionan la refrescante jugosidad de un tomate recién arrancado del huerto, conversando aún ese sabor terroso; las exótica deleitación ante texturas desconocidas del pescado servido crudo en un magnifico sashimi; la lujuria cárnica que excita nuestro primitivo instinto de la violencia; la perfecta simbiosis entre el pan y la mantequilla… Barbery nos ofrece un opíparo banquete en capítulos con los que deleitarse a gusto del consumidor debido, precisamente, a su individualidad dentro de la obra general. Una auténtica lectura a la carta. 

Si bien, la escritora francesa alterna estos capítulos con el relato de aquellas personas presentes en la vida de Arthens, convirtiéndose en el verdadero epitafio del célebre crítico gastronómico para presentárnoslo como un hombre corrompido por el poder. Muriel Barbery evidencia la falta de gusto que caracteriza a la burguesía francesa mediante una mordaz crítica sobre la tiranía de las apariencias dentro de una sociedad que concede demasiada importancia a la opinión de los demás, tal y como demuestra la implacable pluma de Pierre Arthens que representa la gloria o el declive de los chefs más prestigiosos. Prácticamente, la autora nos lo presenta como un falso ídolo de masas, adorado y temido por igual, pero a quien la muerte acaba reclamando como a los demás. 

Muriel Barbery contrapone los recuerdos de Pierre Arthens con las experiencias personales de su entorno para revelar al hombre detrás del célebre crítico gastronómico, revelando la paradoja de su existencia. A pesar de que los capítulos narrados por Arthens se caracterizan por la evocación de episodios repletos de felicidad, pronto descubrimos que su vida no siempre era plato de buen gusto, especialmente para aquellos que tuvieron el amargo placer de compartir mesa. Así, Pierre Arthens se transforma en un padre tirano, un marido ausente, un amante egoísta, un falso amigo, un burgués mezquino… Y, no obstante, también comprobamos que algunas personas lo aprecian precisamente por sus faltas, porque son las que lo convierten en un simple hombre. Además, apreciemos la ironía de que, aunque siempre dado a los excesos, es una insuficiencia cardíaca el origen de su mal, ni «su excelencia el Hígado y su acolito el Estómago» sometidos a tres decenios de mantequillas, cremas, salsas frituras y licores servidos en abundancia para ser disfrutados sin decoro, sino precisamente el corazón, el órgano que menos satisfacciones ha obtenido durante aquellos años de placer ante la soledad del hombre. 

De este modo, Pierre Arthens nos demuestra ser capacidad para disfrutar plenamente de la vida, pero sin la posibilidad de aprender a compartirla. Por esta razón, se obsesiona durante sus últimas horas de vida por encontrar ese sabor único, desconocido para todos, incluyendo él ante el anonimato del recuerdo. 

En definitiva, «Rapsodia Gourmet» es una oda gastronómica sobre la felicidad que nos proporcionan los placeres sencillos a través de un relato escritor para ser leído prácticamente a la carta según los gustos personales del lector, quien descubre una novela concebida para el deleite. Una prosa lirica a degustar lentamente para recrearse en la capacidad de evocación de sus descripciones, un auténtico banquete para los sentidos que alimenta nuestro espíritu mediante goces mundanos como el pan, las sardinas o el helado. De forma simultánea, Muriel Barbery evidencia la falta de buen gusto de la burguesía francesa realizado una crítica mordaz sobre los falsos ídolos creados por la sociedad para satisfacer su ego, el sometimiento a las apariencias y los excesos que empobrecen el espíritu del ser humano frente a la ebriedad que proporciona el poder. A pesar de que la estructura narrativa emulando las rapsodias provoque desconcierto respecto al orden de lectura, el pausado ritmo de sus capítulos resulte tedioso o el lirismo de la prosa acuse de exceso, «Rapsodia Gourmet» se resume en una novela gourmet, una lectura repleta de buen gusto que satisface los gustos más exigentes, aderezada con una significativa lección moral: la felicidad solo existe si es compartida. 

LO MEJOR: La posibilidad de una lectura prácticamente a la carta de la novela a consecuencia de la estructura narrativa. La evocadora prosa de Muriel Barbery. La crítica inherente al relato a través de la contraposición entre los capítulos narrados por Pierre Arthens y las personas desde su entorno. La frescura de su ironía y el tono íntimo presente durante toda la novela. 

LO PEOR: La estructura narrativa provoca cierta confusión. El ritmo acaba resultando tedioso en determinados capítulos. El exceso de lirismo en la prosa acaba siendo redundante. La infravaloración de esta obra frente a «La elegancia del erizo», cuando precisamente el personaje de Renée Michel se concibió en esta novela. 

Sobre la autora: Muriel Barbery es  autora de La elegancia del erizo (2006; Seix Barral, 2007), un fenómeno internacional publicado en más de treinta países y que sólo en Francia ha superado el millón de ejemplares vendidos. La novela, que fue galardonada con el Premio de los Libreros franceses, ha sido libremente adaptada al cien en la película El erizo. 

Rapsodia Gourmet (2000; Seix Barral, 2010), su primera novela, fue galardonada con el Premio Meilleur Livre de Littérature Gourmande. Algunos de los personajes de La elegancia del erizo, como la portera Renée, ya aparecen en esta novela, que se desarrolla también en el célebre edificio del número 13 de la Rue Grenelle.
Sinopsis: Antes de que su hijo adolescente se marche a la universidad, Douglas y Connie han planeado hacer un viaje por Europa los tres juntos. Pero justo antes de emprender el «gran tour», Connie le confiesa a Douglas que, una vez su hijo haya dejado el nido, ella quiere separarse, pues ya no siente que tengan ningún proyecto en común. 

Con esa losa sobre la cabeza, Douglas decide convertir lo que parecen las «últimas» vacaciones en familia en un viaje que todos recuerden como una experiencia vital.Con su curioso sentido del humor, su mal oculta ternura y su incapacidad social, que le hace decir siempre lo menos adecuado en cada momento, Douglas es un personaje inolvidable que se mete bajo la piel del lector. 

Nosotros es una historia rebosante de inteligencia y empatía, una obra sincera e intensa que habla de lo que nos conmueve y nos preocupa a todos, un texto que emociona y hace reír a un tiempo, y que deja en el lector una huella indeleble. 

Crítica: «Creo que nuestro matrimonio ha llegado a su fin. Creo que quiero dejarte» 

Aquellas dos frases significaban para Douglas Timothy Petersen su fracaso como esposo y padres después de veinticinco años de relación junto a su –futura ex– mujer, Connie. Sin embargo, antes la familia realizará las que posiblemente sean sus últimas vacaciones juntos por varios países de Europa. Dogulas aprovechará aquella última oportunidad para salvar su deteriorado matrimonio, así como la relación con su díscolo hijo adolescente. A pesar de ello, pronto descubrirá que si realmente amas a alguien, tienes que dejarlo ir. 

Después de cinco años, David Nicholls regresa al panorama literario actual con su segunda novela «Nosotros», una comedia agridulce en la que reflexiona sobre las consecuencias de un matrimonio sin ilusión basado en la rutina. 

Igual que «One Day», el escritor británico aborda las complejidades en las relaciones de pareja mediante el relato personal de Douglas, en especial después de la formación de su propia familia. David Nicholls contrapone los recuerdos de aquellas primeras etapas de la joven y feliz pareja intercalando los flasbacks con capítulos de la actual convivencia del matrimonio adulto para evidenciar el deterioro de la relación a consecuencia del egoísmo de ambos cónyuges. 

Al fin y al cabo, las vacaciones representan un simple paréntesis en la realidad cotidiana; una excusa a fin de posponer el momento de enfrentarse a la verdad; un desesperado –y último- intento por negar la pérdida, así como solventar la distancia establecida entre los miembros de la familia tras años de incómodos –y prolongados- silencios, de recriminaciones constantes por los errores del pasado, de gestos otrora cariñosos ahora hirientes… 

«Nosotros» es una novela madura, inteligente y emotiva sobre el amor y su pérdida a través del relato personal narrado por Douglas que se caracteriza por su sinceridad y espontaneidad, así como del clásico humor inglés repleto de juegos de palabras –que, por desgracia, su doble significado acaba perdiéndose con la traducción en español-, referencias culturales – dotando a las escenas de un doble significado con la exaltación de determinadas obras como la película «Los 400 golpes» o las pinturas negras de Goya, a destacar el cuadro «Saturno devorando a un hijo»- y, sobre todo, el sarcasmo. Al principio apreciamos un excesivo cinismo acorde con las circunstancias del protagonista, pero conforme avanza en el relato y Douglas aprende a relajarse, ser espontáneo e ignorar ciertos prejuicios, se produce un cambio en el tono que refleja la evolución del personaje hacia la aceptación -no la resignación-. 

Es más, percibimos esta variación en otros detalles como el retrato que realiza de su familia, conforme admite su culpa en la actual situación recordando algunos episodios de la convivencia especialmente amargos que, no obstante, están encubiertos con títulos que aluden a felices anécdotas familiares como «Guerra de purpurina». 

Si durante los primeros capítulos, Douglas nos ofrece un retrato idealizado de Connie basado en los recuerdos, incapaz de aceptar los cambios acontecidos en su relación desde aquellos primeros felices años juntos. Es más, nos sorprende la descripción de su esposa como una mujer aferrada a una eterna juventud de alcohol, drogas, promiscuidad y fiestas rave, incapaz de actuar con responsabilidad y siendo excesivamente laissez-faire en la educación de su hijo. De hecho, la responsabiliza de la personalidad misógina de Albie, de sus pretensiones artísticas como fotógrafo, una vocación sin verdadera utilidad profesional y, todavía peor, su «complejo de Edipo». En definitiva, Douglas se describe como el único miembro verdaderamente responsable y maduro, quien ha realizado constantes sacrificios tanto personal como profesionales para garantizar la estabilidad de su familia, sin que nadie le reconozca sus esfuerzos. 

No obstante, David Nicholls se anticipa al lector en sus conclusiones a través de ese impreciso retrato de ambos personajes basándose exclusivamente en el relato de Douglas; es decir, el autor británico opta por la narración en primera persona para circunscribir nuestra percepción y, posteriormente, evidenciar los prejuicios que nos hemos conformado a partir del relato de un solo personaje, sin que los demás hayan tenido la posibilidad de exponer su propia versión. 

Por subsiguiente, es necesario conocer la historia completa antes de realizar un juicio acerca de las circunstancias que han provocado el deterioro en la relación entre Douglas y Connie. De esta forma, el autor conserva el interés del lector durante toda la novela al percibir que el relato está incompleto conforme avanzan las vacaciones y los recuerdos afloran en cada ciudad para demostrar que ciudades como París o Venecia no han cambiado, sino las personas. 

Nuevamente, David Nicholls demuestra su capacidad para desarrollar personajes dinámicos que evolucionan conforme se suceden los capítulos, repletos de virtudes y defectos con los que resulta fácil empatizar desde las primeras hojas, especialmente ante la contraposición de entre la racionalidad Douglas y la sensibilidad de Connie. La perfecta complementación –en apariencia- de dos personas completamente opuestas (ciencia/arte, cerebro/corazón) hasta el nacimiento de su primer hijo, cuando las diferencias en lo que respecta a la educación de Albie resultan demasiado patentes para ignorarlas. 

De este modo, el autor dota de un nuevo nivel a la lectura de «Nosotros» ante la paternidad, porque la novela evoluciona en paralelo a la relación de Douglas y Connie, volviéndose más compleja ante las nuevas dificultades que ambos deben afrontar y más tratándose de los hijos, con frecuencia víctimas indirectas de los enfrentamientos entre sus progenitores. 

Con todo, determinadas escenas fuerzan en exceso la situación, sobre todo desde la quinta parte cuando la novela cambia de ritmo para convertirse en una road book que conduce a Douglas por múltiples destinos en un período muy corto de tiempo –y espacio-, precipitando la conclusión de la novela. Es más, el humor acaba adquiriendo un carácter mundano basándose en chistes fáciles como el efecto dominó de las bicicletas o las medusas hasta incurrir en el histrionismo que resta coherencia al personaje de Douglas ante situaciones que nos recuerdan a la filmografía más reciente de Ben Stiller, concretamente «La vida secreta de Walter Mitty». 

A pesar de ello, David Nicholls vuelve a demostrar su capacidad para reflexionar acerca de las complejidades del amor a través de una novela madura, emotiva e inteligente sobre un matrimonio sin ilusión basado en la rutina que debe enfrentarse a sus miedos, especialmente la soledad, y al egoísmo en su relación. Si bien, el escritor británico no renuncia al clásico humor inglés en esta agridulce comedia con múltiples niveles de lectura recomendada tanto para los padres como para sus hijos ante la facilidad para sentirse identificados con sus personajes. Una novela esperanzadora sobre las segundas oportunidades y la posibilidad de volver a ser feliz, pero siempre teniendo presente que si realmente quieres a alguien, tienes que dejarlo ir. 

LO MEJOR: La madurez demostrada nuevamente por David Nicholls como escritor. Una novela inteligente y emotiva que aborda la rutina en el matrimonio desde una perspectiva respetuosa, pero sin descuidar el humor. El personaje de Douglas Timothy Petersen. La evolución de nuestra percepción sobre los personajes y su relación conforme avanza el relato. 

LO PEOR: La conversión de la novela en una road book repleta de escenas que fuerzan el humor hasta convertirla en el guión de la próxima película de Ben Stiller. Los prejuicios del lector conlleva conclusiones precipitadas sobre el relato de Douglas y su percepción de los personajes. 

Sobre el autor: David Nicholls, nacido en 1966 en la ciudad inglesa de Hamphshire, estudió literatura inglesa y teatro en la Universidadde Bristol. Ha publicado tres novelas, entre ellas el éxito de ventas internacional Siempre el mismo día, con más de un millón de ejemplares vendidos solo en Gran Bretaña, y adaptado al cine por la norteamericana Lone Schiefeld. También es escritor de guiones para la televisión y el cine. No hay más preguntas es su primera novela y fue originalmente publicada en su país en el año 2003. Tuvo una excelente acogida tanto de crítica como de público y también fue adaptada a la gran pantalla.
… que mal emparejadas 

Si la película te hizo reír, en estas páginas encontrarás una versión igual de divertida, pero con reflexiones más profundas y un estilo fresco sobre el universo del single que busca el amor. Tuccillo nos acompaña en un apasionante viaje para conocer cómo vivimos el amor y la soltería las mujeres de todo el mundo. Narrada con el estilo perfecto, hilarante y reflexivo de Liz Tucillo, Mejor…Solteras es la novela definitiva para la aventurera que todos llevamos dentro. 

Sinopsis: Julie Jenson es una soltera de treinta y tantos que trabaja como publicista en una editorial de autoayuda. Al ver cómo su amiga Georgia se hunde tras su divorcio, se le ocurre reunir a varias amigas solteras para una noche de juerga y recordarse lo genial que es vivir sin ataduras. Así, Serena, una loca del yoga y de la espiritualidad; Alice una abogada activista de los derechos de los más necesitados; y Ruby una amante de los animales; deciden salir y celebrar su soltería. Sin embargo, la noche no acaba cómo ellas suponían y Julie charla con dos francesas que le dicen que “las mujeres solteras americanas no tienen orgullo”. Curiosa, Julie decide escribir un libro acerca de cómo las mujeres viven su soltería en distintos lugares del mundo. Deja su trabajo y emprende un viaje por todo el mundo en el que descubrirá muchas cosas acerca de las relaciones de pareja… y de sí misma. 



Sobre la autora: Liz Tuccillo es coautora del superventas De verdad está loco por ti y fue editora de contenido de Sexo en Nueva York.
Aloha significa amor 

Aloha es una expresión hawaiana que significa “amor”. En Hawái entienden el amor como una energía que se comparte. Por eso, Aloha es la primera palabra que pronuncian al saludarse, pues para ellos el amor y la felicidad se potencian al compartirla. A través de Alma, y de su viaje a Honolulu, Mª Carmen Martínez nos ofrece un aventura que nos hará descubrir las secretas claves de la felicidad para vivir en nuestro propio paraíso. 

Sinopsis: ¿Qué hacer cuando sientes que en tu vida algo falla? ¿Qué nada te termina de satisfacer? Alma es una doctora de familia que vive en un lujoso apartamento junto a su marido Marc, un eminente cirujano; en principio todo debería estar bien, tiene un buen trabajo en un hospital y el amor a su lado, pero algo no funciona… Alma no es feliz. 

La vida en el hospital está llena de tensión y es muy competitiva. Marc es ambicioso y quiere que lo nombren jefe de su departamento. Alma desearía pasar más tiempo con él. Además, nunca es el momento adecuado para tener un hijo. 

Las cosas se precipitan… y una serie de acontecimientos harán que Alma acepte una beca de intercambio para viajar a Hawái, donde aprenderá a vivir en armonía con las fuerzas vitales de la naturaleza, conocerá la medicina holística y a una kumu con la que iniciará un proceso de aprendizaje y evolución. Allí cumplirá su deseo y cambiará su vida a través del perdón y del amor. 


Sobre la autora: Mª Carmen Martínez es licenciada en Medicina y Cirugía. Diplomada en Homeopatía. Profesora del Máster de Medicina y Enfermería Naturista de la Universidad de Barcelona. Escritora, conferenciante inspiradora de la consciencia en el ámbito de la salud y la enseñanza ha publicado dos libros: HO’OPONOPONO, lo siento, perdóname, te amo y El Espíritu de Aloha. El poder de Ser feliz ahora. Organiza viajes para vivir la experiencia del Espíritu de Aloha en Hawaii, Formentera y Bali. Creadora en España de los Círculos de Sanación con Ho’oponopono. Que se difunden por todo el mundo a través de la Red de Ho’oponopono de Agartam una agrupación de personas sin ánimo de lucro.


El valor de los detalles

Con una sensibilidad especial para abordar el lado más duro de la realidad y unos personajes tan vivos y palpitantes que no quieres separarte de ellos, Estelle Laure ha creado una preciosa novela sobre esa luz que siempre está ahí, por negra que parezca la noche. Una historia conmovedora y realista sobre el amor, el abandono y la capacidad de lucha. 

Sinopsis: Hay cargas demasiado pesadas para una chica de diecisiete años. Hay situaciones que ninguna adolescente debería vivir. Hasta hace poco, Lucille era una chica como tú, con un luminoso futuro por delante. Ahora, de la noche a la mañana, el futuro se ha desmoronado: su padre está internado en un hospital mental, su madre lleva semanas sin dar señales de vida y Lucille, de repente, se encuentra haciéndose cargo no solo de sí misma sino también de la casa y de su hermana pequeña. ¿Cómo seguir adelante cuando tus padres te han dejado sola y las facturas se acumulan? ¿Cómo reconstruir un mundo que se desploma? ¿Cómo enamorarse cuando estás al borde del precipicio? ¿Es posible ser feliz en el peor de los tiempos? 

«Este libro me ha encantado. No sabía si devorarlo de una sentada o detenerme a saborear cada deliciosa frase.» Morgan Matson, autora de Desde que te fuiste 

«La prosa de Estelle Laure es poderosa y lírica. Pero, sobre todo, escribe con honestidad desde el corazón.» A. M. Jenkins, premio Printz y autor de Repossessed 

«La magia de las pequeñas cosas es un recordatorio poético y divertido de que la vida puede sorprenderte» Jennifer E. Smith, autora de La probabilidad estadística del amor a primera vista 

Sobre la autora: Estelle Laure se confiesa una adoradora de Vonnegut que cree en el amor, la magia y el poder de afrontar la verdad. Ha cursado estudios universitarios de teatro y tiene un Máster en Escritura de Libro Infantil y Juvenil por la facultad de Arte de la Universidad de Vermont. La magia de las pequeñas cosas es su primera novela. Vive en Nuevo México, Estados Unidos, con sus dos hijos.
Bajo las calles de Nueva York

Entretejiendo el amor con el humor, la magia con la sensibilidad, Melissa Grey ha logrado un debut espectacular sobre una chica actual inmersa en un antiguo conflicto. Imprescindible para los adictos a Cazadores de sombras e Hija de humo y hueso. 

Sinopsis: Desde que conoció a Ala, una mágica criatura con plumas por cabello y unos ojos insondables, Eco, de diecisiete años, vive a caballo entre su propio mundo y la antigua raza de los Avicen. Eco, que huyó de casa siendo una niña, ha encontrado en el Nido el único hogar que ha conocido. Pero no todos los Avicen son como Ala, y algunos no ven con buenos ojos la presencia de una chica humana entre ellos… ¿Cómo convencerlos de su lealtad? 

La ocasión se presenta cuando encuentra una pista que podría conducirla al mítico pájaro de fuego, un ser infinitamente poderoso que –según la leyenda– es capaz de poner fin al eterno enfrentamiento entre los Avicen y el pueblo de los Drakharin. Eco aún no imagina que todo cuando creía saber sobre el bien y el mal está a punto de cambiar. Ni que el encuentro entre una chica de hoy y un joven Drakharin puede ser… explosivo. 

«Una protagonista con personalidad (…) un mundo bien construido, personajes ricos y una combinación perfecta de acción y amor atraparán a los lectores, que estarán ansiosos por leer la segunda parte.» Kirkus Reviews 

«Catnip para los fans de Cassandra Clare.» BookPage.com 

«Emoción y magia en estado puro. El debut de Grey es delicioso.» Romantic Times 

Sobre la autora: Melissa Grey escribió su primer relato a la edad de doce años y desde entonces no ha dejado de hacerlo. La chica de la medianoche, primera parte de una trilogía, es su debut en el panorama literario, que ha sido acogido con entusiasmo por la crítica y los lectores.
Superando tus miedos

La nueva novela de Sophie Kinsella, autora de la serie Loca por las compras, una historia fresca, emotiva y extraordinaria sobre una chica valiente que lucha por superar un trastorno de ansiedad. 

Sinopsis: A veces el mero hecho de salir de casa puede representar un enorme desafío… Desde que sufrió un terrible episodio de acoso en la escuela, Audrey, de catorce años, se niega a dar un paso fuera de su hogar o a relacionarse con nadie que no sea de su familia. Las gafas oscuras y la capucha de la sudadera se han convertido en sus mejores aliadas. Hasta que conoce a Linus, un compañero de videojuegos de su hermano mayor. Y experimenta una fuerte conexión que despierta en Audrey el intenso deseo de salir de su caparazón… 

Un largo viaje acaba de empezar. Por suerte para ella, Audrey no tendrá que emprenderlo en solitario. Cuenta con la inteligencia de su psicoterapeuta, con el cariño de su familia, con el ingenio y el humor de Linus. Pero, por encima de todo, cuenta consigo misma. 

«Una brillante tragicomedia que explora con delicadeza la enfermedad mental, los duraderos efectos del acoso escolar y la capacidad de los amigos y de una familia cariñosa para ayudar al enfermo en el proceso de recuperación.» Kirkus Reviews 

«Es divertida, es amena, es bonita, pero también explora temas profundos con madurez y responsabilidad.» The Guardian 

«Diálogos brillantes, personajes cuidadosamente desarrollados, relaciones paterno filiales… todo ello aunado demuestra la habilidad de la autora para crear una historia irresistible.» School Library Journal 

Sobre la autora: Spohie Kinsella es el pseudónimo que utiliza la escritora británica Madeleine Wickham para firmar algunas de sus obras, entre ellas la popular serie Loca por las compras. Nació en Londres en 1969 y escribió su primera novela con solo veinticuatro años. Desde entonces se ha convertido en un éxito de ventas, tanto con las novelas escritas bajo pseudónimo como las que publica con su nombre real.
-->