Crítica Un secreto inconfesable (Françoise Bourdin)

No Comments
Sinopsis: La familia Bréchignac, que vive en el campo en una casa llamada La Jouve, cercana a Montpellier, está formada por Nelly, la madre que cuida de todos; Maximillian, el padre escultor, y sus cuatro hijos: Vladimir, banquero; Béatrice, ama de casa; el soltero Dimitri, perfumista, y Eva, la única que todavía permanece en la mansión, donde tiene un taller de costura. Hace ocho años, Ivan, el hijo menor, murió al caer por una escalera. Esta tragedia marca especialmente a Daphné, su viuda, que posee una pequeña tienda de vinos y encuentra mucho apoyo en la familia. Dimitri, su mejor amigo, cree que se está enamorando de la viuda de su hermano, pero no se atreve a revelar sus sentimientos. Por su parte, Daphné, que acude a menudo a La Jouve, siente lo mismo por él. También Max y Eva deberán enfrentarse a sus propios con ictos cuando un secreto largamente oculto ponga la vida de todos patas arriba. 

Crítica: La región de Languedoc-Rosellón es sinónimo de vino. Las peculiaridades geográficas de lazona, ubicada al sur de Francia, proporcionan a la vid unas condiciones ideales para su cultivo; así como la obtención de un caldo repleto de contrastes, ideal para acompañar la amplia gastronomía característica de esta provincia, mixtura entre la cocina francesa, catalana y andorrana. Un equilibrio entre sabores, olores y texturas que desembocan en un paroxismo sensorial, la armonía perfecta entre el placer del cuerpo y la placidez del espíritu. 

Precisamente en este lugar habita tres generaciones de la familia Bréchignac, compartiendo un hogar en común donde la felicidad de sus vidas se interrumpió hace casi ocho años, con el fallecimiento del benjamín de la familia, Ivan. Esta tragedia cambió por completo sus vidas, especialmente para dos personas muy cercanas al fallecido. Max, el patriarca, quien volcó toda su frustración y rabia por la muerte de su hijo contra una serie de esculturas, su última gran obra y, posiblemente, el final de su carrera como escultor realista. Y Daphne, su viuda, quien intenta rehacer su vida centrándose obsesivamente en su trabajo e intentando ignorar sus crecientes sentimientos hacia Dimitri, el hermano mediano. Un amor correspondido, pero que ambos ocultan por respeto al fallecido y el temor al rechazo del resto de familiares. Sin embargo, no es el único secreto que los Bréchignac ocultan, ni tampoco el peor. 

«Un secreto inconfesable» es una combinación de drama familiar y novela romántica ambientada en la turística ciudad de Montepellier y, más concretamente, en la finca de La Jouve. Françoise Bourdin se convierte en nuestra anfitriona para narrarnos los acontecimientos que volverán a cambiar por completo la vida de los Bréchignac a través de una prosa fiel a su estilo personal, con un tono cercano e íntimo que nos hará sentirnos como un miembro más de esta gran y heterogénea familia desde las primeras páginas. 

La autora francesa opta por emplear un reducido número de escenarios a fin de reforzar esta sensación, desarrollándose en su mayoría en La Jouve y, excepcionalmente, determinados lugares estratégicos de Montepellier y París. De esta forma, Bourdin consigue que el lector conviva con sus personajes, haciéndole partícipe de su rutina, testigo de sus conflictos y, sobre todo, confidente involuntario de sus secretos. 

Y es que «Un secreto inconfesable» retoma el pasado inconcluso, la culpa y el amor como principales ejes temáticos, narrando una seríe de subtramas familiares con una línea argumental común. 

 Por ejemplo, Max es consciente de que su talento ha desaparecido, pero intenta simularlo ante al resto para evitar que se cuestione su posición de liderazgo dentro de la estructura familiar. Eve procura ocultar los problemas económicos de La Jouve teniendo siempre sus puertas abiertas para cualquier visitante. Dimitri niega sus sentimientos por Daphné ante temor de ser rechazo y por respeto hacia la memoria de Ivan, aunque eso signifique abandonar el hogar familiar. Eva prioriza su independencia a la posibilidad de iniciar una nueva vida en compañía de una persona que podría desestabilizar la unidad familiar. Y así sucesivamente, porque todos tienen algo que ocultar a los demás recordándonos las palabras de León Tolstói: "Todas las familias felices se parecen entre sí; las infelices son desgraciadas en su propia manera."  

Precisamente, el enfrentamiento entre Max y Dimitri representa uno de los detalles más atractivos de la novela. La pugna entre ambos por demostrar ante los demás su talento para crear desde la impersonalidad del frío mármol o la efímera seducción de los perfumes un recuerdo estático en el tiempo, en un desesperado intento por superar la destrucción provocada por sus propios anhelos egoístas en esta pugna que permitirá a los demás miembros de la familia conocer finalmente la verdad. 

Françoise Bourdin consigue un grupo de personajes con los que resulta fácil identificarse por su realismo. Las decisiones equivocadas, las acciones egoístas o, por el contrario, los gestos de solidaridad y cariño, las palabras de consuelo y amor generan en una empatía hacia y contra ellos conforme avanzan las páginas acompañadas por un excelente vino de cosecha propia bajo la firma de esta autora francesa. 

Si bien, la sencillez narrativa de la historia posibilita al lector prever con bastante antelación importantes giros en su desarrollo, reduciendo la sorpresa ante la resolución de la trama. De hecho, la prosa acaba por adquirir un tono excesivamente amable cuando el relato de los acontecimientos exige una mayor tensión, un detalle que perjudica especialmente a la evolución de la relación entre Dimitri y Daphné que acaba siendo descrito más como un caprichoso enamoramiento juvenil en vez de una compleja relación entre adultos con sus respectivos conflictos personales. 

Es más, centrándose en estos dos personajes, la autora apenas dedica espacio en sus líneas a otros miembros de la familia como Vladimir, Béatrice o, todavía más importante, Eve. Una mayor intervención en el desarrollo de los acontecimientos hubiese enriquecido notablemente la narración, dotándolo de una madurez equiparable a la de su anterior novela publicada en nuestro país, «Sin remordimiento». 

A pesar de que «Un secreto inconfesable» no representa la mejor novela de Françoise Bourdin, la fidelidad a su estilo sencillo y emotivo ofrece al lector un entretenimiento ligero sobre la complejidad de las relaciones familiares, los sentimientos y, en especial, los secretos que amenazan con desestabilizar la aparente armonía del hogar. Un libro ameno en un pintoresco ambiente rural que nos permitirá deleitarnos con los placeres que solo la ciudad de Montpellier es capaz de ofrecernos, siempre acompañados de una copa de excelente vino de la región. 

LO MEJOR: El tono íntimo y cercano característico de las novelas de Françoise Bourdin proporcionan un carácter familiar al relato. El reducido número de escenarios. El realismo de sus personajes les proporciona un gran atractivo, especialmente la dualidad entre Max y Dimitri. 

LO PEOR: La facilidad para anticiparse a giros narrativos determinantes en la resolución del secreto familiar. El excesivo protagonismo de Dimitri y Daphné en detrimento de otros miembros. 

Sobre la autora: Françoise Bourdin ha publicado desde 1994 alrededor de treinta novelas, tres de las cuales han sido llevadas a la gran pantalla. Su universo gira alrededor de las historias familiares, los secretos y las emociones humanas. Todos sus libros están ambientados en distintas regiones de Francia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

-->