Ediciones Evohé se complace en anunciaros la publicación de un nuevo título dentro de la colección Intravagantes: Crónica digital de Carlos Grande de Francisco José Martínez Morán.

 
Desde su sillón, además de darse a la buena vida, Carlos Grande Grande (goliardo digital, conspicuo espectador de grasa y tecla) ha edificado un enorme emporio de blogs. Siempre lúcida e incisiva, desbordante, deslenguada y provocadora, su prosa cartografía, hasta el tuétano, la condición humana. Este volumen contiene las dos series de textos que han ido apareciendo en su bitácora Chorónica Digital de Carlos Grande: como certifican sus comentaristas, cada entrada es un mazazo lírico; cada línea, un torpedo contra la molicie. No pierda la ocasión de medirse en este espejo, véase emperador y desnudo. Masque ortigas, pero con estilo.


Carlos Grande Grande (Madrid, 30 de abril de 1980) es ingeniero aeronáutico (doctorado con una tesis que despieza, parte a parte, el Halcón Milenario y explica con meridiana claridad las virtudes del Hiperespacio), astrónomo eximio, poeta sublime y (aunque parezca contradictorio con esto último) sabio de profundidad abisal, ingente, pavorosa. El blogger, sin duda, más innovador que haya nunca transitado el universo digital. Mantiene, desde junio de 2007, la bitácora http://grandegrandexl.blogspot.com.es, cargada de artes y verdades. El presente volumen recoge las mejores entradas de su glorioso spin-off, la Chorónica Digital de Carlos Grande (http://choronicadegrande.blogspot.com.es). Habrá más, y será enorme.


Francisco José Martínez Morán (Madrid, 1981) es doctor en Literatura Comparada y autor de los poemarios Variadas posiciones del amante (Premio Félix Grande, 2006), Tras la puerta tapiada (Premio Hiperión, 2009) y Obligación (Los Conjurados-Polibea, 2013), así como del libro de relatos Peligro de vida (El Gaviero, 2010). En numerosos foros se afirma que de su cráneo, con fuertes contracciones y sin epidural, salió el gran Grande. Ambos lo desmienten.


Una nueva publicación entra en el catálogo de Evohé: Vis a vis. Una novela de intriga policiaca ambientada a principios de los años 80 donde Víctor Claudín transformará lo que parece una historia de amor en una historia de acción trepidante.

Sinopsis: 1983, España, en pleno nacimiento de los GAL. Un romance entre un camello que canta en pubs y una joven que, a los pocos días, es detenida acusada de ser una etarra. Pero la cárcel de Yeserías no es impedimento para que su relación crezca y se afiance, pese a que una sea la hermana de un dirigente de ETA, responsable del comando Arana, y a que Gerardo, el camello, se convierta en el centro de la diana de un violento policía, como instrumento para llegar a lo más recóndito de la organización terrorista.

En Vis a vis, lo que comienza siendo una historia de amor termina convertido en un thriller agobiante, no dejando en ningún momento de mantener la tensión del relato policial y de acción.

Sobre el autor: Víctor Claudín. Madrileño nacido en 1954, Víctor Claudín es periodista y escritor. Relacionado con el mundo de la cultura desde distintas facetas: Asociación para la Música Popular, Universidades Populares, sala Elígeme, Elígeme discos, teatro Alfil, Círculo de escritores madrileños, Asociación de escritores y periodistas de novela policíaca, etc. Redactor de Ozono o Camp de l’arpa, jefe de cultura del diario Liberación, colaborador de El País, Informaciones, El Viejo Topo, Triunfo, Diario 16 o la agencia Colpisa entre otros muchos medios, director de los gratuitos Información al día, Aquí y ahora y Ágora 15. Sus libros de relatos: La niebla y otras penas (Ediciones Libertarias, 1985) y Escrito en una ola (A la luz del Candil, 2002). Sus novelas: El antro de la Buscontra (Mondadori, 1989), Tren de la noche (HG, 2010) y Cosecha Negra (Atmósfera Literaria, 2013). Entre sus libros de no ficción destacan Me llamo Marta y soy fibromiálgica (La Esfera de los Libros, 2004) y Mar Cerrado (Martínez Roca, 2006).

 


Una muerte viscosa

Slugs es una novela que combina una historia de terror fantástica con el suspense creando un relato sumamente entretenido que nos transporta al horror de la mano del agente de sanidad Mike Brady. En la novela no faltan escenas sangrientas y cargadas de tensión que harán las delicias de los lectores.

Un clásico del escritor norteamericano Shaun Hutson (El padrino del gore) que inspiró la mítica película Slugs, muerte viscosa (1988) del director español Juan Piquer Simón .

Sinopsis: Una babosa hembra puede poner un millón y medio los huevos un año, un hecho que tiene consecuencias terribles para la población de Merton. 

La ciudad se encuentra sumida en un caluroso verano y una nueva raza de babosas está creciendo y multiplicándose en el césped, y en los sótanos húmedos y oscuros están adquiriendo nuevos gustos. Por la sangre. Por la carne. Carne humana...Pronto empiezan a aparecer cadáveres horriblemente mutilados y la policía no tiene ni idea quién puede estar cometiendo semejantes crímenes. La pista común en todos los cadáveres es un viscoso rastro de algo que parecen babas. Solo el agente de sanidad Mike Brady será capaz de descubrir qué es lo que está pasando y desvelar la horrible realidad de la que nadie parece querer darse cuenta. 

Sobre el autor: Shaun Hutson nació en Hertfordshire, Inglaterra, en 1958 y actualmente reside y escribe en Buckinghamshire. Tras ser expulsado de la escuela, desempeñó diferentes trabajos, desde acomodador de cine hasta dependiente, pasando por barman, hasta que se convirtió en escritor profesional en 1983. Desde entonces ha escrito más de 30 novelas y diferentes piezas para radio, revistas y televisión. Conocido por muchos como El Padrino del Gore o El Shakespeare del Gore, Shaun se dio a conocer como escritor de terror con títulos como Spawn, Erebus, Relics o Deathday, aunque más tarde se zambulló en el thriller urbano con Lucy's Child, Stolen Angels, White Ghost o Purity. Fan declarado de Iron Maiden y seguidor del Liverpool, alcohólico rehabilitado, Shaun Hutson ha llegado a utilizar más de seis pseudónimos distintos con los que ha escrito toda clase de libros, desde westerns a ensayos. Slugs, una de sus primeras obras y una de las más celebradas, fue llevada al cine en 1988 por el exploiter español Juan Piquer Simón. Tres años antes, Shaun ya había escrito su directa continuación, Breeding Ground.



Asómate al abismo y descubre un nuevo universo
 
Una de las novelas fundamentales de la ciencia ficción regresa con El fuego del abismo, escrita por Vernor Vinge,  ganador del premio Hugo en repetidas ocasiones. Una saga espacial asombrosa en su concepto; una fascinante historia de conflicto, amor, pérdida y supervivencia.

 
Sinopsis: Una expedición humana se encuentra muy lejos de su zona, estudiando un archivo de datos que podría contener riquezas inimaginables para la joven y ambiciosa población del reino de Straumli. Desgraciadamente, mientras llevan a cabo sus investigaciones, despiertan a la Plaga, un superente maligno que está dispuesto a fagocitarse en parte con tal de que los humanos no escapen, tal y como lo han planeado en secreto. La Plaga logra destruir una de las naves, pero la otra escapa con un centenar de niños criogenizados, una familia y una contramedida, quizá la única cosa en el universo a la que tema la maligna entidad.


«Una historia que arde con la osada energía de las mejores space opera de la edad de oro. Inmensa, antigua, surcada por redes de información y salpicada de maravillas.»
John Clute, Interzone          

«Uno de los escritores de género más inteligentes que pueda haber. No solo por sus ideas brillantes, ni por su habilidad para crear una space opera fuera de lo común, sino porque, aparte de eso, tiene una de las voces más socarronas que existen.»

Xavier Riesco Riquelme, El archivo de Nessus          

«El trabajo de personajes es notable. La construcción de mundos es abrumadora, no en el estilo empalagoso de Tolkien, sino como lo hacía Herbert en ‘Dune’.»

GuajaRs          

«Con la creación de un continuo espacio-tiempo dividido en “zonas de pensamiento”, el autor ha creado una rareza; una mezcla única de ciencia ficción dura, drama intenso y magnífica habilidad narrativa.»

Library Journal          

«El concepto general de Un fuego sobre el abismo asombra: los alienígenas han sido desarrollados con una habilidad y una perspicacia memorables y la trama tiene giros constantes de insoportable tensión. Una obra maestra de la construcción de universos.»

Kirkus Review          

«Virulentamente original... Las absorbentes ideas del libro incluyen los problemas y las ventajas de una mente colectiva, la turbiedad de las comunicaciones intergalácticas y las perspectivas de las civilizaciones que aspiran a la divinidad.»

Stewart Brand, fundador de Whole Earth Catalog          

 
Sobre el autor: Vernor Vinge nació en Waukesha, Wisconsin, aunque creció en Míchigan. Tal vez porque sus padres eran geógrafos, a Vinge siempre le fascinó la ciencia, sobre todo los ordenadores; tanto que se licenció y doctoró en Informática, asignatura que ha impartido, junto con las Matemáticas, durante más de treinta años en California.
 
Su teoría de la singularidad tecnológica, así como sus novelas y los premios que por ellas ha obtenido, le han hecho famoso en todo el mundo.

Un fuego sobre el abismo (1992) es la primera novela del universo de ‘Queng Ho’. Años después, Vernor Vinge escribió una precuela, Un abismo en el cielo (1999), y en 2011 decidió cerrar la trilogía con The Children of the Sky.


El “Amanecer de los muertos” de una nueva generación
 
Sus cuerpos siguen vivos, aunque no responden a las órdenes del cerebro. Ven. Oyen, sienten… pero no pueden frenar a la bestia que crece en su interior.

Jonathan Maberry, dos veces galardonado con el premio Bram Stoker, publica el que muchos consideran el libro definitivo sobre zombies, Lucifer 113. Si nos sorprendió con Paciente cero, ahora en esta historia, Maberry le da un nuevo significado a la palabra zombi, arrancándola de las páginas de la fantasía folclórica y arrastrándola al mundo de la verosimilitud terrorífica.

 

Sinopsis: El doctor Herman Volker ha estado investigando una nueva fórmula. Quién mejor para probarla que el desalmado asesino en serie Homer Gibbons. Donde muchos ven una merecida pena de muerte por inyección letal, Volker ve una oportunidad de hacer justicia. Le inyecta a Gibbons el fármaco que hará que mantenga la conciencia mientras su cuerpo se pudre en la tumba. Desgraciadamente, nada sale según lo planeado. En vez de ser enterrado en la prisión, llevan al asesino al cementerio de una pequeña ciudad de Pensilvania. Y toda sustancia experimental tiene efectos secundarios imprevistos… El criminal despierta antes de que lo entierren. Está hambriento. Infectado. Y es contagioso. Cuando la agente Dez Fox llega al camposanto, solo encuentra un par de cuerpos a medio masticar y una bolsa para cadáveres… vacía.




«Otro tiro en la cabeza perfecto, justo entre los ojos: un thriller de zombis vertiginoso y repleto de acción que se te aferrará a la garganta.»
David Moody, autor de Odio y Septiembre Zombie          


«Este es el ‘Amanecer de los muertos’ de nuestra generación. Olvídate de ‘Resident Evil’ y ‘Zombieland’. Es como si Maberry se hubiese metido en la cabeza de Romero. Este es el libro de zombis definitivo.»

Blog Critics Books          


«¡Al fin una novela de zombis completa! El libro perfecto para los que buscan zombis, acción, horror, y una magnífica manera de sumergirse en el género para los neófitos.»
Goodreads          


«Con una pizca de procedimiento forense, un poquito de novela negra dura, unas gotitas de thriller médico y un puñado de épica zombi apocalíptica, Maberry elabora una suculenta receta de caos que relata con astucia la paranoia humana.»
Jay Bonansinga, autor de El asesino del hielo          


«En esta historia, Maberry le da un nuevo significado a la palabra “zombi”, arrancándola de las páginas de la fantasía folclórica y arrastrándola al mundo de la verosimilitud terrorífica.»
The Best Reviews          


«Tan absorbente como la ‘Trilogía de la oscuridad’, de Guillermo del Toro, y con sangre rezumando de cada página. Un bocado suculento.»
Literary Times          



Sobre el autor: Jonathan Maberry nació en 1958. Este novelista, dos veces galardonado con el premio Bram Stoker, también es el autor de varios cuentos, obras de teatro y cómics, e imparte clases de escritura.

Su primera novela, Ghost Road Blues, ganó el premio Bram Stoker a la mejor obra novel en 2007. Era el primer volumen de lo que se convertiría en la trilogía de Pine Deep, completada por Dead Man’s Song (2007) y Bad Moon Rising (2008).

En 2009 inició otra serie de novelas, esta vez basada en la amenaza de una invasión zombi enmarcada en un contexto de bioterrorismo y con una marcada estructura de thriller. Paciente cero fue la primera entrega. Ahora presenta Lucifer 113, un nuevo enfoque sobre el inicio de la plaga Z.

Sinopsis: La Tierra se ve amenazada por los insectores, una raza extraterrestre completamente ajena a los humanos, a los que pretende destruir. Para vencer a los insectores es necesario un nuevo tipo de genio militar, y por ello se ha permitido el nacimiento de Ender, quien en cierta forma constituye una anomalía viviente: es el terc er hijo de una pareja en un mundo que ha limitado estrictamente a dos el número de descendientes. El niño Ender deberá aprender todo lo relativo a la guerra en los videojuegos y en los peligrosos ensayos de batallas que realiza con sus compañeros. A la habilidad en el tratamiento de las emociones, ya característica de Orson Scott Card, se une en este libro el interés por el empleo de las simulaciones de ordenador y juegos de fantasía en la formación militar, estratégica y psicológica del protagonista.  El juego de Ender, la novela más conocida de Orson Scott Card, obtuvo los dos premios más prestigiosos de la ciencia ficción: el Nebula a la mejor novela en 1985 y el Hugo a la mejor novela en 1986.


Crítica: “–Te lo diré llanamente. Los seres humanos son libres, excepto cuando la humanidad los necesita. A lo mejor la humanidad te necesita. Para hacer algo. Creo que la humanidad me necesita a mí para averiguar para qué sirves. Los dos podemos hacer cosas despreciables Ender; pero si la humanidad sobrevive, habremos sido buenos instrumentos.

-¿Nada más? ¿Solo instrumentos?

-Los seres humanos son todo instrumentos; que los demás podemos utilizar para que podamos sobrevivir todos.

-Eso es mentira.

-No. Es simplemente una verdad a medias. Te puedes preocupar de la otra mitad una vez que hayamos ganado la guerra.”

A pesar de que no existen cifras concretas, los últimos informes de la ONU y otras organizaciones gubernamentales como Save The Children o Amnistía Internacional estima que 300.000 niños y niñas son obligados a ejercer como soldados en diecisiete países. Obligados a renunciar a la infancia que les correspondía, aprenden lejos de las escuelas en las que nunca llegaran a estudiar a convertirse en eficaces máquinas para asesinar sin contemplaciones. En ningún momento vacilarán al apretar el gatillo, acatando siempre las órdenes de sus superiores, porque ahora su patio de juegos es el campo de batalla y perder significa la muerte.

Orson Scott Card describía brevemente en la novela original las experiencias de Ender durante su formación en la Escuela de Batalla y la Escuela de Comandantes para combatir a los insectores. El autor empleaba estos antecedentes para desarrollar una cuestión moral tan compleja como el empleo de jóvenes como armas de guerra.  Sin embargo, «El juego de Ender» también incluía una notable mención al inestable contexto político previo a la caída de la URSS, ampliado en la edición definitiva del libro publicada  en 1991. Ambos demuestran que, pese a dirigirse hacia un lector preferiblemente juvenil, Card no pretendía limitarse al mero entretenimiento a través de una historia que reunía los elementos más característicos de la ciencia ficción y, sobre todo, las space opera.  Es cierto que utiliza épicas batallas intergalácticas entre especies extraterrestres y la humanidad, naves especiales viajando más allá de los límites del universo conocido o el descubrimiento de nuevos y peligrosos planetas. Con todo, el autor también hace mención de aspectos muy controvertidos que nos recuerdan a «Tropas del espacio» (Robert A. Heinlein) por el militarismo de su prosa, la descripción de una jerarquía militar que para sustentarse en el fascismo o la justificación del castigo físico.

No obstante, «El juego de Ender» se diferencia por el cuestionamiento que realizan sus personajes sobre el sistema educativo; es decir, aunque obedezcan las órdenes de sus profesores, algunos alumnos se revelan ante las injusticias y abusos de los que son víctimas ellos, así como el resto de sus compañeros. De este modo, Orson Scott Card alecciona sobre la importancia del libre pensamiento con objeto de conservar nuestra humanidad frente a la violencia cada vez más presente en nuestras vidas.

En ese sentido, resulta interesante destacar la auténtica función del juego, pues el autor profetizaba algunos de los avances tecnológicos empleados en muchos conflictos bélicos concebidos para reducir al máximo las bajas humanas, aunque también impiden percibir las secuelas de la acción. Un buen ejemplo son los helicópteros teledirigidos manejados utilizados para realizar ataques desde larga distancia. La persona que maneja el aparato jamás visualizará los devastadores efectos sobre el terreno, porque toda la operación se ha desarrollado a través de una pantalla como un videojuego. Por esta razón, solo cuando Ender es capaz de comprender la auténtica gravedad de sus actos, puede de por quién quiere seguir siendo utilizado.

«Nadie controla su propia vida, Ender. Lo más que puedes hacer es elegir ser controlado por personas buenas, por personas que te quieran»

De ahí los últimos capítulos de la novelas que sirven de prólogo para «La voz de los muertos», en la que Card profundiza sobre algunas cuestiones teológicas planteadas en el primer volumen de la Saga Ender.

Si bien el autor consigue realizar un magnifico planteamiento de todas estas cuestiones, la edad de los protagonistas nos resulta incoherente con las situaciones descritas. Es cierto que el competitivo ambiente bélico en el que conviven nuestros jóvenes protagonistas los obliga a madurar de forma precipitada, pero la mayoría no excede de los diez años. Por esta razón supone un gran esfuerzo para el lector imaginar determinadas escenas sin atribuirle una edad superior a la concedida por el autor, especialmente con Ender y sus hermanos. En el primer caso, el protagonista solo tiene seis años cuando ingresa la Escuela de Batalla, mientras que Peter y Valentine consiguen la opinión pública mundial cuando todavía no han experimentado los cambios de la adolescencia.

Por otro lado, las relaciones entre algunos personajes resultan confusas en su interpretación. De hecho, el afecto de Alai hacia el protagonista posee ciertas connotaciones sexuales que no terminan  de esclarecerse, sino se incrementan a partir de las conversaciones y gestos compartidos en los escasos momentos de intimidad que ambos disfrutan.

Únicamente Mazer Rackham tiene verdadero atractivo, rompiendo con la secuencia narrativa previa que se limita a describir entrenamientos, batallas de simulación y enfrentamiento entre los alumnos. Es más, aunque su intervención sea breve, resulta clave para resolver la Tercera Invasión a favor de la raza humana. Orson Scott Card le proporciona una personalidad enigmática, oscura y, sobre todo, ambigua. El personaje de Mazer posee tanto de héroe como villano, demostrándole a Ender que debemos conservar a nuestros amigos cerca, pero todavía más a nuestros amigos.

«No hay más maestro que el enemigo (...) Sólo el enemigo te enseña tus puntos débiles. Sólo el enemigo te enseña tus puntos fuertes. Y las únicas reglas del juego son qué puedes hacerle y qué puedes impedir que te haga»

En realidad, «El juego de Ender» es una novela bien planteada, aunque mal desarrollada. Las constantes revisiones  del autor para establecer conexiones entre las novelas posteriores son demasiado perceptibles. Si leemos con atención, comprobamos las diferencias en el estilo del autor entre ellos. Un ejemplo, los capítulos de Ender durante su formación son muy descriptivos, pero dinámicos. Por el contrario, otros poseen un estilo más pausado, deteniéndose de forma constante a profundizar en cuestiones teológicas a través de los diálogos, acorde con sus creencias mormonas.

De hecho, Card planea volver a reescribirlo para ajustarlo al contexto actual por la influencia de las redes sociales y el mundo virtual, pues las primeras modificaciones se realizaron para reflejar la inestabilidad política ante el derrumbamiento del régimen comunista.

Por subsiguiente, «El juego de Ender» no resulta ser un entretenimiento apto para todas las edades, básicamente porque esa no es su finalidad. Orson Scott Card plantea a los jóvenes una serie de cuestiones que les afectan, como la normalización de la violencia o la evasión a través del mundo virtual, aunque ellos no sean capaces de percibir su grado de responsabilidad en esta situación. No obstante, algunos aspectos resultan incoherentes debido, principalmente, a las diversas reescrituras que alteran de forma significativa el ritmo narrativo o la evolución de los personajes. En consecuencia, cuando la pantalla muestre «Game Over» es muy posible que pocos decidamos darle a la opción de reiniciar la partida. Al fin y al cabo, ¿es solo un juego, verdad?.

LO MEJOR: El planteamiento inicial de la novela. El verdadero significado de muchas escenas, como la auténtica función del juego. Mazer Rackham.

LO PEOR: La constante modificación del texto original. Los sentimientos de los protagonistas resultan extremistas e inducen a confusión. La edad de los personajes, sobre todo de Ender y sus hermanos, no resulta  creíble en ningún momento de la novela.  Las semejanzas con «Tropas del espacio» (Robert A. Heinlein), casi idénticas en la presentación del argumento y parte del desarrollo.  

Sobre el autor: Orson Scott Card es conocido por sus novelas de ciencia ficción, con  las que ha logrado grandes éxitos como El juego de Ender o La voz de los muertos.

Card estudió en la Universidad de Utah y profesa la religión mormona, debido a lo cual vivió dos años en Brasil como parte de su formación. La iglesia fue importante en los inicios literarios de Card ya que fue en la revista mormona Ensign donde publicó sus primeros trabajos en 1977.

El salto a la ciencia ficción llegó con El juego de Ender, que pasó de novela corta a novela en 1977 y con la que consiguió el premio más prestigioso del género, el Hugo, algo que también conseguiría con su continuación, La voz de los muertos.

A partir de ese momento, la prolífica carrera de Card se dispara con varias continuaciones de Ender y la creación de las sagas de Alvin Maker o La saga del retorno. Además, Card se ha dedicado a dar clases de Escritura Creativa, con la intención de aplicar nuevas técnicas de enseñanza.
A lo largo de su carrera, Card, además de varios Premios Hugo, ha sido merecedor de galardones como el Nébula, el John W. Campbell o el Locus.


Es un placer anunciaros la próxima salida en formato bolsillo de dos de nuestros títulos más exitosos, Caramelos de la escritora Mian Mian, e Ingenieros de Mundo Anillo de Larry Niven.

Mian Mian fue una de las primeras escritoras chinas que retrató el submundo de la moderna China, lleno de drogadictos y maleantes. A pesar de su éxito internacional, Caramelos fue prohibida por el gobierno chino y su autora declarada «el más claro ejemplo de la contaminación espiritual».

Por su parte, Larry Niven es referencia mundial y una figura clave en el desarrollo de la ciencia ficción. Ha ganado todo tipo de premios, entre ellos los más importantes del género, y ha sido traducido a multitud de idiomas.
 

Sexo, drogas y rock and roll en la China Moderna

Sinopsis: Caramelos es un relato desgarrador en primera persona acerca del riesgo y el deseo; la historia de una joven china que trata de forjase una vida en un mundo aparentemente desprovisto de pautas.

Hong se ve obligada a abandonar el instituto y huye con diecisiete años a la ciudad fronteriza de Shenzen. Allí se enamora de un joven músico, y juntos se sumergen en un cruel mundo de tinieblas plagado de alcohol, drogas y excesos, una vida que no logra satisfacer las ansias de Hong por encontrarse a sí misma, así como el amor que la definirá.
 
 
 

«La fresca, estridente y brutalmente sincera voz de Mian Mian esclarece la angustia de toda una generación. Esta extraordinaria novela nos muestra la China moderna que jamás habíamos visto antes.»
Publishers Weekly          


«Quizá sea la escritora joven más prometedora de China… La novela de Mian Mian nos presenta temas que tratan la esencia de la experiencia de su generación.»
International Herald Tribune          


«El mundo de Mian Mian está plagado de relaciones amorosas desdichadas, drogas duras, promiscuidad sexual y suicidio. Su obra es revolucionaria para la República Popular China.»
Gary Jones, Sydney Morning Herald Magazine          


«'Caramelos' es una novela fascinante en la que se entremezclan la observación y la información... Y destaca por estar particularmente bien escrita.»
The Washington Post          

 
Sobre la autora: Mian Mian fue criada en una familia de intelectuales, una circunstancia que le permitió no permanecer al margen de la polémica desde que abandonó la elitista escuela secundaria Yanji de Shanghái. Comenzó a escribir ficción a los dieciséis años.

Frecuentó el club de jazz más famoso de Shanghái, el Cotton Club, y posó desnuda para conocidos fotógrafos antes de mudarse a la floreciente Shenzhen. La mayor parte de sus historias ilustran ambientes picarescos, llenos de ladrones, prostitutas y hombres de voluntad débil. Actualmente vive en Shanghái y trabaja como escritora y promotora de la vida nocturna. Es la autora, entre otros títulos, de la colección de historias breves La La La, o las novelas Acid Lover y Panda Sex.


La espectacular continuación del Mundo del Anillo


Sinopsis: Han pasado veinte años desde que Luis Wu, Chmeee Interlocutor de animales y Nessus escaparan de su primera expedición a Mundo Anillo. Ahora, Luis se ha convertido en un cableta adicto a los impulsos eléctricos y su amigo alienígena ocupa un puesto de autoridad en su mundo de origen. Los dos serán secuestrados por el titerote conocido como Ser Último y llevados de vuelta a Mundo Anillo en busca de los tesoros tecnológicos que contiene.

Durante su periplo, Luis Wu y Chmeee conocerán toda clase de extrañas razas y sociedades humanoides, desvelarán el misterio sobre los auténticos constructores de Mundo Anillo y explorarán las sorpresas y los secretos que se esconden en su interior.

 
 

''Una novela cargada de emociones y a la vez rebosante de energía''
The Boston Herald          

''No tiene nada que envidiar a Mundo Anillo. Es más, en algunos detalles la supera''

Philadelphia Inquirer          

''Otra magnífica obra maestra de un maestro de la ciencia ficción''

Jack Williamson          

''Ingenieros de Mundo Anillo tiene toda la imaginación, detalles convincentes y creativa vitalidad que se asocian con el trabajo de Larry Niven. Más que recomendable''

Paul Anderson          

“Si todos los mundos que ha imaginado la cf se unieran en uno solo, ese sería Mundo Anillo”.
The New York Times Book Review          

 


Sobre el autor: Larry Niven nació en Los Ángeles en 1938 y se licenció en Matemáticas y Psicología. Es una figura clave en el desarrollo de la ciencia ficción y un autor imprescindible para comprender su evolución. Conocido sobre todo como el autor de la serie Mundo Anillo, y también por el universo creado bajo el nombre de Espacio Conocido, el éxito de su carrera lo acreditan varios premios Hugo y Nebula. Sus obras destacan por la rigurosa consistencia científica, lo que le ha valido el calificativo de primer autor «moderno» de ciencia ficción dura.En la actualidad colabora con el Servicio de Seguridad Interior de Estados Unidos para prever y evitar posibles amenazas futuras.

 



La noche es el refugio de los poetas
 
Ediciones Evohé se complace en anunciar que ya está disponible el segundo poemario de Miguel Martorell que lleva por título Las noches árabes

Este nuevo título aparece dentro de la colección El Desván de las Palabras. La obra será presentada el miércoles 18 de septiembre, de la mano del poeta Rafael Soler, del escritor Jaime Alexandre y el propio autor en HISLIBRIS TABERNAE (C/ Tumaco, 22 – 28027 Madrid). Contaremos también con Carmen Quiles que hará una interpretación simultánea a la lengua de signos española.

Sinopsis: De cómo dentro de una madriguera cabía un traje de astronauta. De las noches árabes, de las suyas y de las que descubrimos nuestras en cuanto asomamos a estas páginas. De los escritores muertos o modernos que desfilan, claros o velados, vivos todos. De bares y de vinos, incluido el de Abu Nuwas. Al abrigo de la chaqueta de Stevenson, y de estos versos, pasemos la noche. 

Autor: Miguel Martorell (Palma de Mallorca, 1982) es periodista. Ha publicado Autócratas con Ediciones Evohé y escribe allí donde le dejan, porque a eso se dedican los juntaletras.  Las noches árabes es su segundo poemario.
-->