Crítica de Abismos (David Jasso)

No Comments

  Publicada en La web del terror
PuSinopsis: David Jasso, maestro del terror psicológico, tras publicar cinco novelas tan potentes y escalofriantes como “La silla”, “Cazador de mentiras”, “Día de perros”, “Feral” y “El pan de cada día”, nos entrega ahora, rizando el rizo, cinco impactantes novelas cortas en un solo volumen.



“Abismos” es su primera y esperada antología, y a buen seguro que se convertirá en una antología antológica, valga la redundancia. Además, a excepción de “La bruma”, que ganó el Premio Liter y se publicó en la desaparecida revista “Galaxia”, todas las historias de este libro son inéditas, para mayor suerte de sus seguidores. “El huevo”, “La bruma”, “El tubo”, “El cine” y “La textura de tu piel” están llamadas a convertirse en clásicos del terror moderno, narraciones de una subyugante intensidad que te atrapan desde la primera línea sin remisión, desembocando de forma vibrante en finales certeros y sobrecogedores. En manos de este original y diabólico autor, por ejemplo, algo tan nimio como arrojar un huevo por la ventana puede desencadenar una tragedia de consecuencias imprevisibles.


Reseña: «El objetivo de “Abismos” es mostrarte el fondo de tu propia mente, ese abismo insondable al que acabamos cayendo cuando la locura nos alcanza. Asómate a tu interior, descubre tu propio abismo: tus temores, tus inseguridades, tus puntos débiles. »

De esta forma nos describe David Jasso su primera antología de relatos compuesta por cinco historias, en apariencia independientes pero que poco a poco se interrelacionan a través de pequeños detalles para demostrarnos que el miedo es un sentimiento ecuménico, que no realiza distinciones entre las personas que lo experimentan en propia piel, tanto sus personajes como el lector.

En esta ocasión, el escritor zaragozano comienza introduciendo el horror y el dolor a partir de una simple broma que podría haberse limitado a una anécdota, sin mayores consecuencias para sus dos protagonistas. Sin embargo, aunque recientes estudios médicos han demostrado que el consumo de huevos no implica necesariamente un incremento de los niveles de colesterol «El huevo» de David Jasso acaba teniendo consecuencias más perniciosas a través de un relato que, al igual que su novela «La silla», destaca por la progresiva tensión psicológica y el sadismo de los pormenores de la historia. La llamada insistente a un timbre, el sonido de las llaves en la cerradura, la solitaria gota de sangre…

Otro relato destacable es «El tubo» que bien podría pertenecer a la popular saga de libros para adolescentes «Pesadillas» (R.L. Stine). El estilo entre ambos autores es bastante análogo, aunque David Jasso introduce elementos que dotan a la historia de mayor madurez, considerando la edad de sus personajes. Al igual que el anterior, la presencia de un objeto de apariencia inocua cambiara por completo sus vidas y, lo que comenzó siendo un juego de niños, se convierte en una lucha por la supervivencia ante una amenaza de origen incierto.

Por su parte, «La textura de tu piel» recuerda a la popular novela «Carrie» (Stephen King), aunque con un estilo más acorde a la actual mentalidad de los jóvenes, pero sin incurrir en demasiados tópicos, como suele ser lo propio cuando un escritor perteneciente a una generación diferente intenta reproducirlo en sus libros. En esta novela breve, David Jasso exhibe una prosa más coloquial, pero no por esta razón menos perturbadora gracias a la compleja personalidad de Sara. Una joven marginada que posee una habilidad bastante especial, así como peligrosa, para pasar inadvertida fundiéndose con su entorno…

Sin embargo, «La bruma» se diferencia del resto al distanciarse del género de terror, optando por describirnos una historia más dramática. La soledad que conlleva la incomprensión y la indiferencia ante el dolor ajeno que, en muchos casos, solo  es aliviada por solidaridad profesional;  la inmensa distancia que separa a las personas, aunque compartan un espacio tan reducido como la habitación de un hospital; la constante búsqueda de un culpable al que responsabilizar de nuestro dolor, pese que no lo infrinjamos nosotros mismos con nuestras decisiones… Un relato demoledor en sus descripciones, pero que carece de un final a la altura del resto de la narración.

Finalmente, «El cine» es el único relato por debajo del resto. A pesar de que el planteamiento resulta interesante, el autor no consigue desarrollar todo el potencial de la historia debido a que concluye de forma demasiado precipitada, dejando demasiados interrogantes sin revolver. En esta ocasión, la película no ha tenido un final feliz.

«Abismos» es una antología que nos sitúa al borde del precipicio a través de cinco historias diferentes en su sinopsis, pero con un elemento el común: el miedo.

«Nota como el abismo tira de ti. Tarde o temprano acabarás cayendo. Nadie puede escapar. ¿Por qué no te arrojas?»

LO MEJOR: El primer relato («El huevo»). Las demoledoras descripciones de «La bruma». El personaje de Sara («La textura de tu piel»). Las conexiones existentes entre los relatos.

LO PEOR: «El cine». La mayoría de los finales no se encuentran a la altura de los relatos («La bruma»). La necesidad de haberse leído previamente «La silla» para comprender algunos guiños a Daniel Lonces y su bibliografía.

Sobre el autor: David Jasso nació en 1961 en Zaragoza, ciudad en la que reside. Está casado y tiene una hija de diecisiete años. Ha trabajado como periodista en prensa, radio y televisión; también ha impartido clases de Medios de Comunicación. En la actualidad es director del departamento audiovisual de una importante Vídeo productora.

Es el presidente de NOCTE, la asociación española de escritores de terror. También imparte talleres literarios y de creatividad para niños, adolescentes y adultos.

Aficionado a la música y al cine, es, sobre todo, un lector compulsivo y un gran aficionado a la literatura de terror. Ha escrito numerosas reseñas literarias y relatos para varios medios especializados. En su juventud formó parte del colectivo “Abrotjos”y editó la revista poética del mismo nombre. Ha escrito numerosos cuentos para la radio.

Además de La silla ha publicado las novelas Cazador de mentiras (junto a Santiago Eximeno), Día de perros (Premio Ignotus 2009) y Feral (en la que combina ficción y terror). Abismos es su primera antología de relatos.
 La silla fue su tarjeta de presentación en el año 2006, desde entonces la novela ha ido ganando prestigio hasta convertirse en un pequeño clásico actual.


0 comentarios:

Publicar un comentario

-->