Crítica de El secreto de Boca Verde (A.M. Caliani)

No Comments

Publicada en La web del Terror
Sinopsis: Año 2004. Una canoa aparece a la deriva en el río Purús, llevando a bordo el cadáver de un joven francés. Su equipaje: una cámara digital, un diario de viaje y una espada del siglo XVI sorprendentemente bien conservada. Todas las pruebas indican que forma parte de la expedición en la que viajaba Gérard LeVu, hijo de un poderoso magnate de las telecomunicaciones, que se encuentra retenido más allá de un lugar inexplorado de la selva de Perú: Boca Verde. Un lugar donde, según reza un viejo manuscrito, Francisco de Orellana pudo haber fundado una ciudad que ha pasado desapercibida ante los ojos de la Humanidad durante cuatro siglos.

Una operación de rescate en la que no se escatimarán medios, dos periodistas especializados en documentales de ocultismo, un equipo de mercenarios de dudoso pasado, un río perdido en lo más profundo de la selva peruana, un narcotraficante con sed de venganza y un secreto que lleva cuatrocientos años oculto en la jungla, más allá de Boca Verde. Un secreto que, de salir a la luz, cambiaría el orden mundial tal y como hoy lo conocemos.

Reseña: Cuando Cristobal Colón partió desde el Puerto de Palos  con el objetivo de trazar una nueva ruta hacia la India, murió sin saber que, en realidad, había descubierto un nuevo continente. El 12 de octubre de 1492, los exploradores europeos avistaban por primera vez América, que se extendía ante los colonos con la promesa de riquezas inimaginables, pero también grandes peligros ocultos en la espesura de sus selvas.

Durante la colonización, supieron de la existencia de El dorado, una ciudad elaborada, según los testimonios de los nativos, de oro puro. Impulsados por la codicia, los españoles organizaron diferentes expediciones para encontrar aquel maravilloso lugar, siendo la encabezada por Francisco de Orellana una de las más conocidas. Sin embargo, conforme fracasaban en su búsqueda, acabo convirtiéndose en una quimera inalcanzable. Una leyenda. O al menos, eso es lo que parecía.

El escritor ceutí, A.M. Caliani, se convierte en nuestro guía a través de diferentes países y continentes (desde la capital española y francesa hasta el territorio inexplorado de la selva peruana) en una novela que combina diferentes géneros para narrarnos una aventura épica que nos recuerda a sagas cinematográficas como «Tras el corazón verde» (Robert Zemeckis, 1984).

De hecho, el recurso más empleado es el humor que combina acertadamente con las escenas de acción. El autor opta por un registro muy coloquial en el que predomina el entretenimiento del lector con un estilo bastante similar al empleado por Dan Brown («El símbolo perdido») o Douglas Preston («El códice maya»). Al igual que estos dos escritores, la Historia se convierte en la principal protagonista, permitiendo que los acontecimientos que todos nosotros conocemos por los libros de texto y las enciclopedias sean reinterpretados, dotándolos de mayor dinamismo y, sobre todo, atractivo para un lector poco acostumbrado a este género.

 Caliani demuestra haber realizado un exhaustivo trabajo de investigación previo. A lo largo de sus páginas podemos apreciar este detalle a través de las numerosas notas de página que nos posibilitan conocer, entre otros aspectos, las diferencias de lenguaje entre dos países limítrofes, como Brasil y Perú, herencia de sus respectivos colonizadores. Un contraste cultural descrito con gran tolerancia, tal y como demuestra la diversidad de sus personajes.

El polifacético grupo de personajes le sirve a Caliani para transmitir una crítica contra la intransigencia social e ideología, como apreciamos a su llegada a Nuevo Trujillo, dando origen a un conflicto entre sus habitantes que deben elegir entre la prevalencia de sus costumbres o aceptar la llegada del cambio a su ciudad. De este modo, pretende metaforizar que el progreso es positivo en función del uso que hagamos del conocimiento. Por esta razón, el autor también denuncia la corrupción de los gobiernos latinoamericanos, consecuencia de la influencia que sigue ejerciendo los europeos en estos países a través de nuevas formas de colonización, como la explotación de los recursos naturales por multinacionales.

No obstante, el realismo que había caracterizado la novela adopta un tono demasiado fantástico cuando se descubre el secreto que había permanecido escondido durante cuatro siglos en Boca Verde. A partir de este capítulo, los acontecimientos se desarrollan con mayor rapidez, sin proporcionar descanso al lector entre tanta acción y, al mismo tiempo, insta al autor a utilizar explicaciones cada vez menos verosímiles. Con todo, el escritor ceutí logra encauzarla en los últimos párrafos ante la posibilidad de una segunda parte con una narración más afín a este estilo pulp del escritor ceutí.

Otro aspecto que es necesario subrayar, todos los personajes que aparecen en «El secreto de Boca Verde» son arquetípicos, con personalidades demasiado extremistas. El autor establece desde el principio una clara línea divisoria entre «los buenos» (David, Royi, Stephen, Valerie o el padre Fermín) y «los malos» (los miembros del equipo Hydra), sin posibilidad de término medio. Como consecuencia, la linealidad será la que marque sus conductas, sin experimentar una significativa evolución durante el transcurso de sus aventuras, más allá de los conflictos entre ellos como consecuencia de la asignación de papeles realizada por Caliani.

No obstante, resulta imposible no mencionar a Jones, quien demuestra que todo buen héroe (o, como en este caso, grupo de héroes,) requiere de un buen villano. De esta forma, queda siempre definido por la calidad del antagonista al que debe enfrentarse, y cuanto mejor es éste, mejor es aquél. Y, aunque estemos describiendo la eterna batalla entre el bien y el mal que se libra en las entrañas del alma humana, lo característico del Bokor es que obtiene placer en su naturaleza asesina, lo que da como resultado un espectáculo terrorífico. Un personaje que no deja indiferente al lector, siempre que sobreviva al encuentro con el demonio negro.

¿Estás preparado para descubrir «El secreto de Boca Verde»?

A.M. Caliani inicia su aventura literaria con una ambiciosa novela en la que tendremos la oportunidad de conocer el destino de la expedición encabezada por Francisco de Orellana en su búsqueda de El dorado. Sin embargo, debemos recordar que «no es oro todo lo que reluce» y, durante nuestra aventura, tendremos que superar numerosos peligros en compañía de un peculiar grupo de personajes, quienes nos demuestran que cualquiera de nosotros puede convertirse en un héroe imprevisto ante los ojos de la historia.


LO MEJOR: El exhaustivo trabajo de investigación realizado por Caliani. El humor de Royi. Jones como principal villano de la historia.

LO PEOR: Los personajes carecen de ambigüedad. A partir de la llegada a Nuevo Trujillo, el relato cambia el tono y se vuelve demasiado fantástico, incluso se altera el ritmo narrativo.

Sobre el autor: A.M. Caliani nace en Ceuta, en 1963. En los 80 escribe en calidad de redactor en las hoy desaparecidas revistas «Staffel» y «Star Kits», así como algún trabajo esporádico como colaborador en «Modelismo e Historia». En la segunda también publica tiras cómicas, aunque pronto relegará las historietas a un recuerdo del pasado.


Además de novela, escribe relatos cortos. Uno de ellos, El caballero del viento, le hace merecedor del primer premio en el Certamen de la Librería Tótem de Ceuta, en 2008. En noviembre de 2011, pasa a formar parte de la web Paraíso Cuatro (www.paraiso4.com), después de presentar su relato Whiskeyman para el especial de Halloween de ese mismo año, Bajo el eclipse. Desde entonces, publica en dicha web una o dos veces al mes.


En diciembre de 2011, la antología titulada Relativamente (edición digital con fines benéficos) incluye tres de sus cuentos: el premiado El caballero del viento, La peor cena de mi vida y Recordando al héroe. A lo largo de 2012, varios relatos suyos son seleccionados para diferentes antologías: El taxista del Infierno (Camada, Ed. Mandala), Quid pro quo (Antología Carne Nueva, Ed. Tusitala), El cuarto de Sonia (Antología Fantasmas, espectros y otras apariciones, Ed. La Pastilla Roja) y La última navidad de Todd Benning, ganador del I Certamen de Cuento Navideño de la Asociación la Destilería de Escritores.



0 comentarios:

Publicar un comentario

-->