Crítica de Rope Burns: stories from the Corner (F. X. Toole)

No Comments
Sinopsis: «En lugar de escapar del dolor, que es la reacción natural en la vida, en el boxeo vas a su encuentro, ¿comprendes? De modo que, una vez que has decidido ser boxeador, tienes que saber cómo boxear, porque, por muy duro que seas, amigo mío, esos tipos te dejarán fuera de combate.» 

Million dollar baby es la contundente recopilación de una novela corta y cinco relatos que reflejan la experiencia del autor en torno al mundo del boxeo. Toole consigue, con este brillante debut, acercarnos a la realidad íntima de los combates, donde los protagonistas logran evadirse de la desesperanza del mundo en el que habitan al incorporarse a la disciplina de la lucha. Detrás de este violento deporte se esconden ciertas normas éticas y —a pesar del fraude, el juego sucio, las apuestas y las peleas amañadas— subsisten, entre los púgiles, valores como el honor o la dignidad. 

Crítica: «La magia del ring es distinta de la del teatro, porque el telón nunca se cae –la sangre en el ring es de verdad, así como las narices y los corazones rotos, que a veces se rompen para siempre-. El boxeo es la magia de los hombres en combate, la magia de la voluntad, la habilidad y el dolor, y de arriesgarlo todo para poder respetarte a ti mismo durante el resto de tu vida. Se parece a escribir.» 

A pesar de que la mayoría asocia el boxeo como un deporte violento basado en la fuerza bruta ejercida sin contemplación contra el cuerpo del oponente, F. X. Toole –pseudónimo de Jerry Boyrd, boxeador amateur y, posteriormente, entrenador y cut man en combates profesionales- el boxeo representa la vida resumida en las cuatros esquinas de un cuadrilátero con la lona desgastada por la experiencia de los hombres que han combatido sobre ella contra oponentes de voluntad inquebrantable como la marginación social, la pobreza, el odio racial, el alcoholismo o la adicción a las drogas, entre otros. 

«Rope Burns: stories from the Corner» es una antología compuesta por cinco relatos y una novela breve basándose en las experiencias del autor dentro y fuera del ring para demostrarnos que el boxeo no es un deporte de hombres rudos que actúan de forma impulsiva, sino de boxeadores. Al contrario que los primeros, son conscientes de que la fuerza - aunque necesaria- es insuficiente para conseguir la ansiada victoria. 

F. X. Toole describe el boxeo como un deporte de honor repleto de contradicciones, de paradojas vitales, un acto físico antinatural en el que « (…) todo va al revés de la vida. Si quieres desplazarte a la izquierda, no das un paso a la izquierda, sino que te impulsas con la punta del pie derecho, así. Para ir a la derecha, utilizas la punta del pie izquierdo, ¿lo ves? (…) En lugar de escapar del dolor, que es la reacción natural en la vida, en el boxeo vas a su encuentro.» 

«Rope Burns: stories from the Corner» refleja el dolor de las heridas infringidas durante los asaltos diarios que todos debemos pugnar, pues Toole considera el boxeo la mejor defensa de aquellos que han perdido la fe no solo en los demás, pero no en si mismos y acaban convirtiéndose en alguien diferente, una versión mejor a su yo anterior para no dejarse vencer en esta ocasión por nada ni nadie («Million Dollar Baby»). 

Seis asaltos consecutivos sobre el espíritu de superación contra las adversidades que impactan al lector en una inteligente combinación de jabs, uppercut y golpes directos al corazón mediante una prosa apasionada, aunque sencilla. Las emociones afloran en cada relato hasta provocar reacciones auténticamente viscerales como tensión en la mandíbula, crispación de los puños, aceleración del pulso o, con mayor frecuencia, lágrimas de auténtica frustración y rabia («Million Dollar Baby», «Agua helada» y «Quemaduras de cuerda»). 

De hecho, es destacable el contenido teológico que apreciamos en la mayoría de los relatos con objeto de reportarnos una enseñanza fundamental con referencias constantes a la bibliografía de autores como Ernest Hemingway –con quien comparte un estilo en la prosa bastante similar por la extracción de experiencias biográficas para la creación de relatos ficticios; la intensidad omitiva para depurar los excesos literarios y obtener un texto descarnado; la oraciones empalmadas que provocan una rápida transición entre escenas y favorecen un ritmo dinámico, sobre todo en las secuencias de boxeo- e incluso al escritor español Miguel de Unamuno, muy aficionado a este deporte. 

Es posible que algunos sean escépticos ante un retrato «idealizado» del boxeo, pero F. X. Toole también se muestra crítico ante espectáculo actual en el que se ha convertido, denunciando el materialismo que ha corrompido la esencia hasta reducirlo exclusivamente al dinero. De ahí el tono nostálgico que predomina en la mayoría de los relatos, en los que Toole transmite su pesadumbre al ser testigo, por ejemplo, de la compra de árbitros para que favorezcan a uno de los dos púgiles o del jurado cuando la pelea se decide por puntos («Combate en Filadelfia»), la influencia de los patrocinadores en el combate («El judío negro») o el negocio de las apuestas («Cara de mono»). 

La pérdida de humildad provoca la añoranza del autor por aquellos tiempos, empleando un humor cínico que denota su rechazo hacia esta nueva forma de pelear y sus hipócritas reglas. 

«La mitad de los boxeadores iba al vestuario azul, la zona destinada a los púgiles que pelearían desde el rincón azul. La otra mitad iba al vestuario rojo. En los viejos tiempos había el rincón blanco y el rincón negro. Se cambió para que nadie se ofendiera por el color del rincón. Con había refunfuñado, preguntándose cómo era posible que alguien, ya fuese blanco o negro, se molestara por el color de un rincón.» 

E incluso con los estereotipos asociados al boxeo por las películas: 

«Más arriba se hallban el Museo de Arte de Filadelfia y los escalone que Sylvester Stallone, en su papel de Rocky, subía corriendo impulsado y ennoblecido por la música de la banda sonora. El problema era que Stallone era incapaz de deletrear la palabra “boxeo”.» 

En definitiva, «Rope Burns: stories from the Corner» es una antología sobre el esfuerzo, el valor y, ante todo, el respeto que deben predominar dentro y fuera del ring, porque el boxeo no es solo un deporte, sino una dolorosa metáfora de lo que representa la vida. F. X. Toole emula el estilo nostálgico de Hemingway para narrarnos, con toda la intensidad de quienes combaten sobre el cuadrilátero, seis historias de superación personal a través de un estilo dinámico, apasionado y sincero en el que, aunque no siempre obtengamos la victoria, no significa que hayamos perdido, sino que debemos seguir peleando. 

LO MEJOR: La prosa del autor repleta de pasión, dinamismo y sinceridad, un estilo con notables similitudes al estilo de Ernest Hemingway capaz de provocar una reacción física real en el lector. F. X. Toole demuestra ser un espectador objetivo al criticar el actual mercantilismo de este deporte. El contenido teológico que refleja el auténtico significado de este deporte. Las constantes referencias a la literatura, el cine o las artes plásticas que enriquecen notablemente el relato. 

LO PEOR: Aquellos lectores no aficiones al boxeo sentirán prejuicios hacia la antología antes de leer al asociarla simplemente como un deporte violento o el actual espectáculo publicitario. El cambio de título después de la adaptación cinematográfica. Es posible que algunos perciban cierto derrotismo ante el gran dramatismo de determinados relatos. 

Sobre el autor: F. X. Toole (1930-2002) es el seudónimo literario del entrenador norteamericano de boxeo Jerold Hayden Boyd, adoptado en homenaje al jesuita Francisco Javier y el actor irlandés Peter O'Toole. El entrenador y escritor norteamericano, quien también aprendió tauromaquia en México, alcanzó la fama de manera póstuma a raíz de que uno de los cuentos, -Million dollar baby-, de su volumen de relatos, Rope burns. stories from the corner(2000), fuera llevado al cine en una premiada película dirigida por Clint Eastwood y estrenada en 2004. De edición igualmente póstuma y también situada en el mundo del boxeo es su novela Pound for pound publicada en 2006 con excelentes críticas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

-->