Sinopsis: En 1982, tras dejar el local de jazz que regentaba y decidir que, en adelante, se dedicaría exclusivamente a escribir, Haruki Murakami comenzó también a correr. Al año siguiente correría en solitario el trayecto que separa Atenas de Maratón, su bautizo en esta carrera clásica. Ahora, ya con numerosos libros publicados con gran éxito en todo el mundo, y después de participar en muchas carreras de larga distancia en diferentes ciudades y parajes, Murakami reflexiona sobre la influencia que este deporte ha ejercido en su vida y en su obra. Mientras habla de sus duros entrenamientos diarios y su afán de superación, de su pasión por la música o de los lugares a los que viaja, va dibujándose la idea de que, para Murakami, escribir y correr se han convertido en una actitud vital. Reflexivo y divertido, filosófico y lleno de anécdotas, este volumen nos adentra plenamente en el universo de un autor que ha deslumbrado a la crítica más exigente y hechizado a miles de lectores. 

Crítica: “A menudo me preguntan en qué pienso cuando estoy corriendo. Los que me formulan preguntas de esta índole son, por lo general, personas que nunca han vivido la experiencia de correr durante una larga temporada. Y cada vez que me hacen una pregunta de esta clase, no puedo evitar sumirme en una profunda reflexión: «Vamos a ver, ¿realmente en qué pienso mientras corro?». Y, para ser franco, no consigo recordar bien en qué he venido pensando hasta ahora mientras corría.” 

Es una pregunta que a cualquier corredor se le ha realizado durante los cientos, quizás miles de kilómetros recorridos desde aquel día, cuando decidió calzarse sus primeras zapatillas. Durante todo ese tiempo, nuestros objetivos iniciales cambian, es posible que algunos empezarán en este sacrificado deporte para ponerse en forma o mejorar incrementar su autoestima con cada zancada sobre el asfalto. Otros simplemente sintieron la incomprensible necesidad de avanzar paso a paso hacia una meta desconocida incluso para ellos. Ahora todos corren en una misma dirección y si les preguntásemos la razón de por qué lo hacen, es bastante probable que ninguna sepa darte una respuesta concreta. 

Sin embargo, Haruki Murakami intenta explicar las sensaciones y pensamientos que nos acompañan durante nuestros entrenamientos en su ensayo biográfico, «De qué hablo cuando hablo de correr». Un libro repleto de experiencias con las que sus lectores conocerán una de las facetas menos conocidas del escritor japonés a través de veinte años recorriendo el mundo, primero participando en maratones y, posteriormente, en triatlones –e incluso una ultramaraton-. 

En sus páginas leemos anécdotas compartidas por todos aquellos que practicamos este exigente deporte, porque el autor nos describe en primera persona su evolución no solo como corredor, también profesional y, todavía más importante, personal. "Las carreras de larga distancia (más o menos, para mejor o peor) me han moldeado en la persona que soy hoy, y espero que sigan siendo parte de mi vida por tanto tiempo como sea posible".

«De qué hablo cuando hablo de correr» es una reflexión personal que Murakami comparte con todos los lectores, una confidencia sincera y humilde que contradice a los detractores del escritor japonés, quienes definen su estilo literario de preponderante.

Haruki Murakami relata los obstáculos físico y psicológicos que todo corredor debe superar en algún momento para superar sus límites, porque "el único oponente al que tienes que batir es a ti mismo, a como solías ser antes". Y es que este deporte no se basa en vencer a tus contrincantes durante la carrera siendo más rápidos que ellos, sino de superarse a uno mismo, de mejorar con el único propósito de cruzar la línea de meta sabiendo que durante esos 21, 42 o 100 kilómetros sabiendo que todo tu esfuerzo se ha visto recompensado, con independencia de tu posición o la marca del reloj, números carentes de valor cuando has logrado la mayor de las victorias, tal y como describe el propio Murakami: 

"La mayoría de los corredores están motivados por un objetivo individual, un tiempo al que batir. Si puede batirlo, un corredor sentirá que ha cumplido su objetivo... incluso si no lo consigue, mientras tenga la satisfacción de haberlo hecho lo mejor posible, y posiblemente, de haber descubierto algo nuevo de si mismo en el proceso, eso en si mismo ya es un premio".

Durante la lectura avanzamos al mismo ritmo de su autor, convirtiéndonos en compañeros de carrera a lo largo de sus páginas sin dejarnos amedrentar por las altas temperaturas, la sed, el dolor de rodillas, el cansancio físico y, sobre todo, el miedo. Murakami confiesa su vulnerabilidad en determinados eventos deportivos, como la prueba de natación durante sus primeros triatlones o el Maratón de Nueva York, que supusieron importantes lecciones vitales aplicables fuera de las competiciones. 

"Hay tres razones por las que fallé: falta de entrenamiento, falta de entrenamiento y falta de entrenamiento. Había desarrollado una actitud arrogante... el muro entre la confianza saludable y el orgullo insano es muy fino" 

Si bien, apreciamos una significativa incoherencia en la narración temporal, debido a que el autor realiza constantes reiteraciones de acontecimientos descritos con anterioridad, mientras que otros solo realiza una breve mención cuando hubiese requerido una mayor profundización, como el inesperado éxito de la novela «Tokio Blues». En el mismo sentido, tiende a mencionar excesivos detalles de su vida personal que tienen escasa o nula relación con la temática principal del libro. 

A pesar de ello, «De qué hablo cuando hablo de correr» es una lectura recomendable no solo para los aficionados –o deportistas profesionales- de las carreras de larga distancia, sino para cualquier persona con el firme propósito de superarse, aprendiendo de sus errores, siendo un poco mejores cada día, esforzándose hasta el final para conseguir sus propósitos y, lo más importante, disfrutar con lo que hace con independencia de que sea escribir una novela, correr una maratón o simplemente vivir. Al fin y al cabo, “es muchísimo mejor vivir diez años de vida con intensidad y perseverando en un firme objetivo, que vivir esos diez años de un modo vacuo y disperso. Y yo pienso que correr me ayuda a conseguirlo. Ir consumiéndose a uno mismo, con cierta eficiencia y dentro de las limitaciones que nos han sido impuestas a cada uno, es la esencia del correr y, al mismo tiempo, una metáfora del vivir (y, para mí, también del escribir)” . 

LO MEJOR: La humildad del autor durante la narración. La identificación con muchas de las anécdotas, sobre todo si eres corredor. El auténtico mensaje de sus páginas, esforzarse no para ser mejor que los demás, sino que tú yo anterior. 

LO PEOR: Las incoherencias temporales en la narración. La excesiva mención en algunos capítulos de detalles no relaciones con la temática central del libro. 

Sobre el autor: Haruki Murakami (Kioto,1949). Es un conocido escritor y traductor japonés. Murakami ha publicado varios best-sellers y colecciones de cuentos. En 1986, tras el enorme éxito de su novela Norwegian Wood, abandonó Japón para vivir en Europa y América, pero regresó a Japón en 1995 tras el terremoto de Kobe, donde pasó su infancia. La ficción de Murakami, que a menudo es tachada de literatura pop por las autoridades literarias japonesas, es humorística y surreal, y al mismo tiempo refleja la soledad y el ansia de amor en un modo que conmueve a lectores tanto orientales como occidentales.
Drogas, chicas, monstruos y camisas hawaianas. 

Laguna negra es el cuarto volumen de la colección Monsters Unleashed. Después de  Drácula y a la Momia por el Chicago de los años 30 y a Jack el destripador ejerciendo de detective y luchando contra Drácula en el Londres victoriano, y al monstruo de Frankenstein (Cara de muerto) en el Far West, le llega el turno al monstruo de la laguna negra en una historia repleta de excesos. 

Mad doctors, nazis, experimentos secretos, mutantes, drogas, corrupción, inmigración ilegal, policías corruptos, chicas salvajes, yonkis, armas del calibre 38, garras y dientes, camisas hawaianas y música disco…son la fauna y la flora que pueblan y decoran esta novela ambientada a finales de los 70. 

Con una ambientación totalmente alocada, un estilo cortante y directo como un gancho de derecha, Pablo García ha construido un relato totalmente alucinante fuertemente influenciado por las películas blaxploitation y las cintas de justicieros de los años 70 protagonizadas por Shaft o Charles Bronson. 

Sinopsis: La selva del Amazonas, 1969. Un búnker nazi, una aberración de la Naturaleza fuera de control. Miami, 1979. Cuando una nueva droga aparece en las calles de la ciudad, Hudson Cardozo, exboxeador y policía corrupto, descubre que la guerra de la coca y su lealtad a la reina del hampa no es lo peor que le puede pasar. Es la hora de cazar a una criatura desafiante al tiempo y a los horrores de los experimentos nazis. Sangre, garras y música disco; peleas ilegales y canibalismo. Una lucha a muerte que llevará al detective Hudson a aliarse con un grupo inesperado para salvar la ciudad de una amenaza letal. ¡Acción y vísceras! ¡Esvásticas, camisas hawaianas, combates ilegales, rayas de coca y mujeres fatales del calibre treinta y ocho! ¡Traición y muerte en la ciudad del vicio! 

Sobre el autor: Pablo García Naranjo (Sabadell, 1979) ha publicado relatos en diversas antologías con las editoriales Tyrannosaurus Books, Kelonia y La Pastilla Roja ediciones. Laguna Negra es su primera novela.
¿Hasta dónde eres capaz de llegar con tu imaginación? 

En Historia de dos pingüinos, Plunkett y Lawrie son los dos protagonistas de esta historia de aventuras alucinantes son portadores de los valores más importantes de la vida: la amistad, el trabajo en equipo, el esfuerzo, la curiosidad, la imaginación, la perseverancia, la alegría de vivir y de superar obstáculos, perseguir los sueños por encima de todo.

Enric Pujades nos abre las puertas a un universo mágico habitado por pingüinos, en el que se desarrolla una historia de amistad sin límites. La imaginación del autor recreando en detalle este universo con sus propias costumbres, tradiciones y culturas, así como la jerarquía social de sus habitantes junto a las ilustraciones de Gonzalo Asencio tenemos todo lo necesario para disfrutar de un viaje que deleitará tanto a los lectores infantiles como a los adultos. ¿Quién no se ha sentido pingüino alguna vez? 

Sinopsis: Cuando Plunkett y Lawrie deciden iniciar una serie de expediciones por las tierras del Polo Sur, poco se imaginan que tendrán que pasar años antes de poder realizarlas. Enfrentamientos, misterios y el descubrimiento de nuevos seres hasta ahora desconocidos para ellos, harán de sus aventuras algo digno de ser plasmado por escrito. ¿Hasta dónde serán capaces de llegar? 

Sobre el autor: Enric Pujadas nació en Barcelona,  pero se crió en Mallorca. El descubrimiento de la mitología griega y romana, siendo aun muy pequeño, le hizo interesarse por la fantasía. A los ocho años, la lectura de La historia interminable le animó a empezar a escribir cuentos. Desde entonces no ha parado de contar historias, lo que con el tiempo le ha hecho comprender que lo que necesita la fantasía moderna son más pingüinos. Actualmente vive en Sa Coma con su mujer y su hija. Sigue escribiendo cuentos.
Tómate una doble porción 

Esta es historia de Meg, Oscar y Stevie, y juntos nos demuestran lo sencillo que pueden ser las cosas. Solo hay que mantenerla ilusión y seguir creyendo en el poder casi mágico del amor, siempre acompañándolo con un trozo de tarta de manzana. Porque en este libro no encontrarás tartas de manzana normales y corrientes, sino mágicas. En cuanto las pruebes, el mundo te parecerá muy diferente. Las cosas empezarán a cambiar y, cuando hayas tomado una porción, sentirás que todo va a salir bien. 

Sinopsis: Oscar Dunleavy, un chico con un brillo especial, bondadoso, generoso, inteligente y sobre todo optimista, tiene un secreto. Sabe preparar unas tartas de manzana «mágicas». Todos aquellos que las prueban se contagian inmediatamente de una gran alegría y felicidad. Pero un día Oscar desaparece, y todo el mundo asume que ha fallecido. Solo Meg, su mejor amiga, y Stevie, el hermano pequeño de Oscar, se niegan a aceptarlo. Juntos empiezan a investigar, decididos a descubrir qué le ha podido suceder, y en esta búsqueda épica, los tres chicos aprenderán una valiosa lección. 

Sobre la autora: Sarah Moore Fitzgerald nació en Nueva York, pero pasó su infancia en Dublín, ciudad en la que actualmente reside con su familia. Especializada en psicología y pedagogía, es profesora de la Universidad de Limerick. Ha publicado varios ensayos sobre educación. Su primera novela, Back to Blackbrick, tuvo una acogida espectacular. Su segunda novela ha sido una de las grandes apuestas de este año en Gran Bretaña.
Sinopsis: Todo el mundo comienza a hablar de Coldwater, una pequeña ciudad cerca del lago Michigan, cuando sus habitantes empiezan a recibir llamadas del más allá. Tess se comunica con su madre; Katherine, con su hermana, que murió hace cuatro años; el policía Jack, con su hijo Robbie, muerto en la guerra de Afganistán, y la joven Kelly recibe llamadas de una amiga recientemente fallecida. ¿Es el mayor milagro jamás visto o un engaño masivo? Sully Harding, un padre de familia muy afectado por la muerte de su esposa, y Amy Penn, periodista del programa Nine Actions News, de Alpena TV, empiezan a albergar serias sospechas de que las supuestas comunicaciones celestiales son un engaño y deciden investigar a fondo el asunto. Muy pronto, el pueblo se divide entre los que se lo creen todo a pies juntillas y los escépticos. Pero ¿quién es finalmente el responsable de las llamadas que se reciben en Coldwater? 

Crítica:¡Ring, ring! ¡Ring, ring! ¡¡¡¡Riiiinnnngggg!!!! El insistente timbre del teléfono se ha convertido en un sonido cotidiano. Con frecuencia molesto, nos obliga a detener cualquier actividad que estemos realizando para atender su llamada, como el sueño interrumpido de una madre ante el llanto obstinado de su recién nacido, y descubrir a la persona que se encuentra al otro lado de la línea. En la mayoría de las ocasiones son pequeñas conversaciones intranscendentes que, poco a poco, empiezan a sustituirse por las aplicaciones de mensajería instantánea; encuestas telefónicas, promociones comerciales… Sin embargo, otras veces nuestras vidas cambian desde el instante en que descolgamos el auricular. 

En «Llamadas desde el teléfono del cielo», Mitch Albom vuelve a reflexionar sobre la vida, la muerte y, sobre todo, la esperanza tal y como hiciera en anteriores novelas como «Martes con mi viejo profesor», «Las cinco personas que te esperan en el cielo» o «El guardián del tiempo» a través de una sucesión de acontecimientos aparentemente casuales, pero enlazados por las singulares circunstancias en las que se producen y que permitirán al conjunto de personajes que las protagonizan aprender una importante lección vital, así como el propio lector. 

Mitch Albom nos invita a conocer la pequeña ciudad de Coldwater, desconocida por la mayoría de estadounidenses, a excepción de los cada vez más escasos turistas que acuden durante las vacaciones, que también sufre las consecuencias de la recesión económica del país. La desesperanza ante el incierto mañana, la nostalgia por el pasado, las oportunidad pérdidas son alegorías que el autor utiliza a través del escenario para materializar los sentimientos de sus habitantes ante la conciencia de nuestra propia fragilidad. Es decir, el escritor estadounidense retrata el temor a la muerte precisamente por nuestra incapacidad para dar una respuesta satisfactoria a todas las preguntas que surgen al respecto. Y es que la falta de una prueba tangible nos vuelve recelosos ante la posibilidad de que realmente pudiera haber algo más después de la vida, aferrándonos casi de forma obsesiva al recuerdo de nuestros familiares y amigos ya desaparecidos; así como al sentimiento de culpa. De ahí que, cuando determinadas personas de Coldwater empiezan a recibir llamadas telefónicas de sus seres queridos fallecidos, se produce una división entre sus habitantes. Por un lado, aquellos que creen o tienen la necesidad de creer en una segunda oportunidad, no solo para emendar sus errores con esas personas, también que proporcionarle un sentido a todo el sufrimiento ocasionado por su pérdida. Por otro, los escépticos que consideran el “milagro” un montaje, una elaborada campaña de marketing orientada a atraer la atención de los medios para revitalizar la economía de la ciudad mediante el turismo religioso. O una broma pesada para burlarse de la fe de quienes todavía creen o han vuelto a hacerlo tras escuchar estas supuestas llamada desde el cielo. 

«Llamadas desde el teléfono del cielo» no solo reflexiona acerca de la fugacidad de la vida o la búsqueda de un sentido a la vida, también delibera sobre aspectos actuales como las TIC -tecnologías de información y comunicación- que aíslan a las personas de su entorno más cercano mientras que, paradójicamente, las posibilidades de establecer relaciones a larga distancia se incrementan con cada nuevo progreso; permiten difundir una noticia a través de internet en tiempo real y a nivel mundial- por ejemplo, La primavera árabe en Egipto-; o el uso moral que realicemos de las mismas. Además, Mitch Albom analiza la especulación, la corrupción política –e incluso eclesiástica-, la imposición de creencias, el conflicto entre religión y ciencia, entre otros. 

En este sentido, podemos afirmar que nos encontramos ante una de las novelas más críticas del autor, aunque demasiado correcta en algunos aspectos como el detalle de limitar las llamadas exclusivamente a personas cristianas considerando la diversidad cultural de Estados Unidos. No podemos evitar preguntarnos las repercusiones que tendría si el teléfono hubiese pertenecido a un budista, cuya religión profesa la reencarnación de las almas. 

A pesar de ello, Mitch Albom sigue evolucionando como autor, demostrando un estilo cada vez más maduro al que incorpora nuevos elementos, pues «Llamadas desde el teléfono del cielo» es también un thriller tecnológico que analiza algunas de las cuestiones planteadas en el párrafo anterior. Por primera vez, el escritor estadounidense combina diversos géneros para ofrecernos una novela de ritmo trepidante conforme avanzan las investigaciones de Sully, quien intenta demostrar el engaño para proteger a su hijo, aunque el descubrimiento pueda hacerle tanto daño como el silencio de su teléfono de juguete. 

Todo ello con la característica prosa del autor, sencilla en la narración y descripciones, de diálogos llenos de significado, de diferentes historias entrelazadas, de personajes reales por sus miedos e imperfecciones… Eso sin olvidar el tributo del autor a Alexander Bell, desarrollando de forma paralela ambas historias ligando algunos fragmentos significativos de su biografía con las vidas de los habitantes de Coldwater, especialmente Tess, Katherine y Jack para ilustrar el cambio que supuso para todos ellos recibir aquella primera llamada. 

«Llamadas desde el teléfono del cielo» es una novela esperanzadora que proporciona al lector una importante lección sobre las segundas oportunidades en la vida. Mitch Albom nos da una razón para creer en imposibles a través de un gesto tan cotidiano como levantar el auricular de nuestro teléfono reflexionado acerca de cuestiones actuales como el poder de los medios de comunicación, el uso de las nuevas tecnologías o la especulación económica. Una novela concebida para satisfacer a los seguidores incondicionales del escritor estadounidense, pero también para aquellos que necesitan un acto de fe en tiempos tan difíciles y convulsos; porque no es lo mismo oír que detenerse a escuchar. ¡Ring, ring! 

LO MEJOR: Un mensaje esperanzador y optimista necesario los tiempos actuales. Las reflexiones del autor acerca de cuestiones tan diversas como la necesidad de conservar la fe, la fragilidad de la vida humana, la especulación económica, los aspectos morales de las nuevas tecnologías, etcétera. La evolución de los personajes conformen se entrelazan sus respectivas historias. La combinación con el thriller tecnológico, proporcionando un ritmo más dinámico respecto a anteriores novelas. 

LO PEOR: La excesiva corrección del autor. Las llamadas solo se realizan a personas cristianas, sin mencionar el resto de religiones. 

Sobre el autor: Mitch Albom (1958) tiene una carrera muy polifacética más allá de su faceta como periodista, que le ha valido éxitos como vender más de 40 millones de ejemplares de sus libros en todo el mundo, entre los cuales se encuentra Martes con mi viejo profesor, que se ha convertido en el libro de memorias más vendido de la historia. Empezó su carrera como periodista, especializándose en deportes. Su labor como comentarista deportivo le valió varios premios, como el de Associated Press a la mejor crónica deportiva y al mejor periodista deportivo (galardón que obtuvo trece veces consecutivas). Hoy en día sigue escribiendo su columna deportiva para el periódico Detroit Free Press, de la que empezó a ocuparse en 1985. Paralelamente ha publicado varios libros sobre deportes que han entrado en la lista de los más vendidos del New York Times, y participado como locutor diversos programas de radio sobre deporte y cultura.
El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas, novela de Darío Vilas editada por Tyrannosaurus Books, ha sido galardonada con el PREMIO NOCTE 2014 A LA MEJOR NOVELA NACIONAL, el mayor reconocimiento de género de terror del país en la actualidad. Con la concesión de este reconocimiento culmina la excelente trayectoria de la tercera novela del autor vigués, que cosechó hasta la fecha más de una veintena de reseñas y críticas entusiastas desde su puesta a la venta. 


La obra premiada, un thriller a medio camino entre la novela negra, el terror y el realismo sucio, ha sido muy bien acogida por parte de lectores y medios especializados, que han destacado su propuesta visceral y a la vez dotada de un lirismo crudo muy peculiar, que la convierten en un ejercicio de estilo narrativo. Se trata posiblemente del trabajo más maduro y personal de Darío hasta la fecha, un texto complejo que contiene multitud de referencias de lo más variopintas: desde musicales a Mark Lanegan y los Queens Of The Stone Age, hasta la obra de autores como Brett Easton Ellis, Ernesto Sábato o Bukowski, entre otros, así como algunos guiños a "Asesinos natos", la cinta de Oliver Stone, el cine de Jörg Buttgereit, o algunos sucesos de la crónica negra contemporánea. 


Sinopsis: Marquitos Laguna se ha retirado del oficio. Ahora prefiere cuidar su huerto y recoger los huevos de sus gallinas. Antes, en otra época, Marquitos era un justiciero parco en palabras, un matador criptozoológico en la abundante isla de Simetría, un muro de dos metros de hostias enfundado en el guante de un hombre en traje negro. Pero ya no, sus noches más oscuras quedaron atrás. O al menos eso creía hasta hace unas horas. Porque hace nada, las gallinas viejas, esas que nunca sacrifica sabe Dios por qué, han comenzado a revolotear de aquí para allá, dejándolo todo lleno de plumas. La tierra de ese huerto que ahora se dedica a cuidar, ha empezado a retemblar. La carne putrefacta de toda una vida en negro se afana por abrirse paso a base de dentelladas y uñas rotas. Y Marquitos, un muro de dos metros de amor venido a menos, se teme lo peor: que regresen sus noches más oscuras. Que se le atragante el olor de una Magnolia. O que haya llegado la hora de volver a sacrificar. 

Sobre el autor: Darío Vilas es escritor, editor y redactor web, labores que compagina con su profesión de técnico en comercio y con la administración de la web www.culturahache.com. Realiza críticas y reseñas para OcioZero.com y caraB.net. En 2010 ganó el Premio Nosferatu con su relato Orgullo de padre. Asimismo, ha sido finalista de muchos premios literarios: Scifiworld de Fantasía Terror y Ciencia Ficción 2011, Premio Nocte al Mejor Relato Nacional, Premios Pandemia, I Premio Círculo Rojo, Se Busca Escritor (Bubok y Microsoft, 2010), etc. Ha publicado en numerosas antologías, como Fantasmagoria (Tombooktu, 2013), Antología Z (Dolmen Editorial - Volúmenes 4 y 6) o tres números de la serie Calabazas en el trastero, entre otras. Su primera novela, Instinto de superviviente, fue finalista en la categoría de Mejor Libro de Ficción de los Premios Scifiworld 2011. Recientemente ha publicado su precuela: Lantana, donde nace el instinto (Dolmen, 2012). El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas es su primera novela dentro de lo que él mismo ha definido como «realismo bizarro», un estilo con el que ya había experimentado en sus relatos y con el que obtuvo una gran acogida por parte de la crítica y los lectores.
Regresa la saga de ciencia ficción militar del Honoverso 

Sinopsis: Honor ha caído en su batalla contra la República Popular de Haven, y ha sido entregada a las fuerzas de Seguridad Estatal… y ejecutada, según el boletín nocturno de la red interestelar. Las tropas del Reino Estelar de Mantícora claman venganza, pero se encuentran dispersas y los repos están listos para iniciar la ofensiva una vez más. Lo que ni las fuerzas de la RPH, ni la Alianza, ni Seguridad Estatal saben, es que Honor Harrington no está muerta. Junto a un puñado de sus hombres más leales, se encuentra en el planeta-cárcel Infierno, y tiene la firme determinación de contradecir la leyenda que proclama que nadie es capaz de fugarse de allí. La comodoro Harrington vuelve a casa… aunque para ello tenga que conquistar el mismísimo Infierno. 

«El espíritu de ‘La Guerra de las Galaxias’ se funde con el corazón del capitán Horatio Hornblower». Science Fiction Age 

«Un libro estupendo… La combinación de combates vibrantes y personajes que atrapan desde el principio construye una fantástica space opera». Locus 

«Este es el tipo de ciencia ficción que debería escribirse siempre. Asequible para el neófito e impactante para el aficionado». Locus 

«Resulta gratificante, especialmente para las lectoras, la absoluta igualdad de sexos aquí retratada». Kliatt 

Sobre el autor: David Weber nació en Cleveland, Ohio. Estudió Historia, con un especial interés por la ciencia política y la historia militar, y se inició pronto en el mundo de la ciencia ficción a través de autores como Jack Williamson y Robert A. Heinlein. Es uno de los autores de ciencia ficción más prolíficos de las dos últimas décadas. Ha escrito más de cincuenta novelas, incluyendo la serie de Honor Harrington, elogiada por la crítica y objeto de culto de millones de lectores. Se compara su futuro con el de Isaac Asimov o Robert A. Heinlein. Ha sido nominado a los premios Hugo y Locus y sus novelas alcanzaron la lista de bestsellers de The New York Times. 
-->