Crítica de La hamburguesa humana (Ricard Millás)

2 Comments

Sinopsis: La hamburguesa humana une la literatura zombi con el género erótico, buscando la comunión entre los dos géneros mediante una serie de relatos escritos con un estilo punzante, casi desafiante. Sábanas limpias, zombis hambrientos y tensiones amorosas no resueltas se regodean en un escenario apocalíptico donde no hay lugar para el amor idílico y las relaciones edulcoradas. En este libro se alborota la cabellera de la cordura mediante situaciones delirantes donde las dentelladas, la sangre y los escarceos sexuales se nutren de los miedos del hombre en un hipotético desorden social. El libro incluye la novela corta ‘Instrumental Quirúrgico’, que trata de una manera muy particular, el romance de dos estudiantes de medicina que sobreviven a un holocausto zombi en la ciudad de Barcelona y dota a la historia de algunas pinceladas que hacen referencia al Frankenstein de Mary Shelley.

Reseña: Los dientes penetran en la carne, el trozo seleccionado se desprende del hueso, los cartílagos se quiebran ante la fuerza imbatible de unas mandíbulas ansiosas por devorarla. El movimiento de las quijadas resulta obsceno mientras trituran, convirtiendo el contenido de la boca en una masa irreconocible y de aspecto poco apetitosa. La lengua se contorsiona de placer dentro de su cavidad, la garganta contrae los músculos permitiendo que el alimento descienda hasta el estómago anhelante. Los labios sonríen satisfechos, dejando vislumbrar las encías sangrantes, el aliento hediondo de muerte… Y es que comer representa un auténtico placer, salvo cuando tú eres el plato principal.

«La hamburguesa humana» es la satisfacción de un instinto tan básico como la capacidad de procurarse alimento para sobrevivir. Sin embargo, Ricard Millàs no se olvida del goce que proporciona este acto, compartiendo protagonismo con el sexo más primitivo y salvaje en cada relato. De esta forma, el anhelo por la vida humana se convierte en el objeto de deseo tanto de los escasos supervivientes como de los zombies, aunque por circunstancias diferentes.

El escritor barcelonés prescinde de eufemismos, narrándonos un conjunto de historias que merecen directamente la clasificación R. Una antología no apta para estómagos sensibles, ni siquiera para aquellos acostumbrados a devorar hojas y hojas de literatura Z.

«La hamburguesa humana» emplea la prosa característica de los autores de la Generación X, quienes describían la decadencia de la civilización debido a la obsesión por conseguir el propio placer a cualquier precio. El vicio conllevaba la putrefacción del alma y, posteriormente, del cuerpo que la contiene, como cualquier otro envase concebido para desaparecer al dejar de resultarnos útil o simplemente atractivo. Es más, «28 chicas después» nos recuerda la novela «Snuff» escrita por el siempre incorregible Chuck Palahniuk, utilizando el mismo tono satírico y políticamente incorrecto con alta dosis de erotismo.

Y es que cuando abandonamos cualquier raciocinio, dejando que sean nuestros instintos quienes nos gobiernen a su voluntad la vida puede convertirse en un auténtico «Parque de atracciones». Cada día es una montaña rusa de emociones vertiginosas en las que las constantes subidas y bajadas, giros imposibles y otros detalles de la estructura narrativa ponen a prueba nuestra resistencia. La adrenalina fluye por las venas en cantidades peligrosas hasta alcanzar el clímax físico con el cuerpo sudoroso y las piernas temblando por la intensa experiencia que acabamos de vivir, aunque sea indirectamente.

Sin embargo, no debemos confundir el sexo con amor, ni zombies solo con gore. Richard Millás sorprende al lector con «Nikon d50» y «Suavizante para el pelo». El primero ilustra magníficamente nuestra indiferencia ante la muerte, aunque se produzca en horribles circunstancias. Estamos acostumbrados a contemplarla a través de una pantalla, llegando a concebirla incluso como arte. Cada detalle de la imagen nos ofrece la oportunidad de admirarla sin temor a las consecuencias. No obstante, ella siempre encuentra la forma de traspasar el objetivo de la cámara. El segundo nos retrata la soledad del individuo en un mundo donde solo pervive lo material. La posesión no reemplaza la pérdida anterior, simplemente recuerda aquello que no supimos conservar ni proteger, siéndonos arrebatados de la forma más cruel. Por esta razón, todo lo que nos rodea se convierte en un doloroso recuerdo de nuestro fracaso que nos obliga a expurgar la culpa a través del cuerpo, aunque sin éxito.

Con todo, la mayoría de los relatos tiene demasiados paralelismos. Un buen ejemplo son «Sexo y muerte en un vaso de ginebra», «El último coito» y «No scape» que describen un acto sexual interrumpido por la insaciable presencia de un numeroso séquito de la no muerte. La excesiva similitud entre ellos junto con la brevedad de otros («Úrsula», «Un orgasmo inusitado») o la sensación de que algunos realmente no nos narran historia alguna («No les gusta el jazz», «Los dientes del diablo») provocan un placer efímero. Es decir, la satisfacción de lector no resulta plena a consecuencia de estos desequilibrios entre relatos.

Por otro lado, las contradicciones de estilo son significativas. En algunos párrafos podemos apreciar la coexistencia de múltiples registros, debido principalmente a la barroca prosa del autor, innecesaria por el tipo de historia narrada. Un detalle ya mencionado en otras novelas del género, como «El jardín impío» (Juan Miguel Fernández), que hubiese funcionado en un relato de temática menos coloquial. Emplear semejante despliegue lingüístico para relatar un apocalipsis zombie con elementos de serie B resulta desconcertante, así como un desperdicio  de talento.

«La hamburguesa humana» no se limita a ofrecernos carne picada entre dos panecillos rancios aderezados con especias que enmascaran el sabor de la producción en serie. Ricard Millás innova la receta original mezclando ingredientes, modificando el proceso de elaboración y sirviéndolo en una generosa cantidad sin descuidar la presentación. No obstante, algunos bocados nos resultan difíciles de digerir, mientras que otros quedan intactos en el plato. Y es que resulta difícil satisfacer a todos, especialmente después de consumir durante demasiado tiempo excesivas raciones de carne corrupta por una franquicia literaria que, en vez de identificarse con dos arcos dorados, lo hace con la letra Z.

LO MEJOR: La semejanza narrativa con los autores de la Generación Z. La notable influencia de Chuck Palahniuk en algunos relatos. Las metáforas que existen tras la prosa. «Nikon d50» y «Suavizante para el pelo»

LO PEOR: Las excesivas semejanzas entre relatos. La confluencia de varios estilos. Una prosa demasiado barroca si consideramos que la mayoría de historias narradas se pueden catalogar en un registro coloquial. Algunos relatos carecen de argumento.

Sobre el autor: Ricard Millàs Escudero (Barcelona, 1974) es diseñador gráfico, blogger, escritor y poeta. Ha trabajado en diversas productoras de animación como Cromosoma, Movic o el Estudio Mariscal, en la elaboración de diferentes series y películas para el cine y la televisión como Juanito Jones, Tom, Miniman, Les tres bessones, la película Nocturna estrenada en el festival de cine de Sitges 2007, y la película Chico y Rita producida por Fernando Trueba y ganadora de un premio Goya 2011 y nominada a un Oscar de Hollywood en 2012.

Colabora como blogger y articulista en diferentes medios digitales como la revista cultural Vulture Magazine, el periódico virtual Yamelosé!, la publicación digital El Librepensador, Underbrain Magazine, Periódicos Irreverentes, FanZine y la revista Pandora. Además, ha sido  creador y  coordinador del fanzine digital Uppercut. Ha escrito noticias para New Wave Now, red de blogs sobre noticias de actualidad que tienen a Yahoo como cliente y ha sido publicado en distintas publicaciones sobre poesía en la red como el blog de Francisco Cenamor, o el portal de temática Pulp de Vinalia Trippers entre otros. También ha colaborado como redactor de biografías además de haber trabajado como community manager. Ha sido publicado en la editorial Versos y Reversos con un poemario, La sombra del felino, también ha publicado el libro de relatos Pulp, Conexión ADSL en la editorial EnxebreBooks y el libro de relatos junto a la novela corta bajo el título La hamburguesa humana en la editorial Sven Jorgensen, de próxima aparición. 

Es además, editor del blog poético Palabras bajo las sábanas y del blog de relatos zombis La hamburguesa humana.

Ha participado en numerosos recitales poéticos junto a otros poetas y escritores.


2 comentarios:

  1. ¡Te he dado un premio en mi blog!
    Espero que te pases :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Erea-Chan,

      En primer lugar quisiera agradecerte el premio concedido. No obstante, cuando he mirado en tu perfil he podido comprobar que eres fundadora y administradora de tres blogs diferentes, por lo que te agradecería que me especificases la entrada mediante un link para anunciar este reconocimiento entre mis seguidores y, al mismo tiempo, promover tu trabajo.

      Nuevamente muchas gracias.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La Diseccionadora de libros)

      Eliminar

-->