Crítica de Blancanieves debe morir (Nele Neuhaus)

2 Comments

Publicada en OcioZero
Sinopsis: Un sombrío día de noviembre unos obreros encuentran un esqueleto humano en un antiguo aeródromo del Ejército norteamericano en un pueblo cerca de Frankfurt. Poco después alguien empuja a una mujer desde un puente. La investigación lleva a los comisarios Pia Kirchhoff y Oliver von Bodenstein al pasado: hace muchos años, en la pequeña localidad de Altenhain, desaparecieron dos muchachas sin dejar rastro. Un proceso judicial basado en pruebas circunstanciales hizo que el presunto autor Tobias acabara entre rejas. Ahora este ha vuelto a su pueblo. La desaparición de otra chica desatará una auténtica caza de brujas.


Reseña: A pesar de que el género policíaco escrito en femenino suele asociarse con nombres como Agatha Christie («Asesinato en el Orient Express»), Patricia Cornwell («Post mortem») o Mary Higgins Clark («¿Dónde están los niños»), durante los últimos años se ha escrito un nuevo capítulo que tiene como protagonistas a toda una generación de jóvenes escritoras europeas entre las que recientemente se ha incorporado Nele Neuhaus  con su saga protagonizada por Pia Kirchoff y Oliver von Bodenstein.

Si bien este tipo de novelas suele centrarse en los procesos de investigación que permiten la detención del culpable, «Blancanieves debe morir»  es el último ejemplo de un nuevo estilo que comienza a imponerse. Nele Neuhaus prescinde durante gran parte del relato de la burocracia policial y otros aspectos técnicos para centrarse en el drama personal de las diferentes personas implicadas en el crimen, desde los familiares de las víctimas hasta el presunto culpable.

Desde el principio, la autora nos describe el punto de inflexión que supuso para todos los habitantes de Altenhain aquellos terribles asesinatos por los que fue condenado Yobias Sartorius hace diez años. A pesar de que el juicio estuvo basado en pruebas circunstanciales, la gente no dudo en señalarlo como el único culpable. Ahora regresa para recuperar la vida que desde el día de su detención dejó de pertenecerle.  

Durante los primeros capítulos, somos testigos del emotivo reencuentro de Tobias con su padre, quien también se convirtió en un criminal  a los ojos de los que hasta entonces habían sido sus vecinos y  amigos. Cada día, ambos deberán convivir con el desprecio y el odio, buscando razones para seguir viviendo en un pueblo que solo desea venganza. La escena del supermercado es solo un magnífico prólogo de todo lo que acontecerá a partir de la vuelta del hijo pródigo a Altenhain. Si por algo destaca «Blancanieves debe morir»  es, precisamente, por el realismo de su historia.

La progresiva tensión psicológica es paralela a la investigación de Pia Kirchoff y Oliver von Bodenstein que se inicia a partir de dos acontecimientos aparentemente inconexos. Por un lado, el descubrimiento de los restos óseos en un antiguo aeródromo situado en el pueblo. Por otro, la agresión a una mujer que acaba en coma tras ser empujada desde un puente. Ambos sucesos permitirían reabrir un caso que parecía cerrado, aunque pronto descubrirán que la justicia no siempre prevalece cuando existen otros intereses incompatibles con la verdad.

En este aspecto, contribuye que los capítulos se correspondan a días concretos. Durante esas veinticuatros horas, Nele Neuhaus combina las perspectivas de los diferentes personajes para aportarnos una visión en conjunto de los acontecimientos, pero sabiendo conservar la intriga hasta el final.

Nele Neuhaus desarrolla un thriller complejo e inteligente que introduce al lector en una oscura conspiración de mentiras y engaños, donde los verdaderos culpables representan ser víctimas de unos crímenes que ellos incitaron por distintos motivos: avaricia, envidia, venganza, cobardía… Una larga lista representada en cada vecino del pequeño pueblo, aparentemente pacífico. Es más, la escritora alemana atribuye una imperfección concreta según su personalidad. De esta forma, realiza una particular asignación de roles que evita el uso de los estereotipos propios del género.

Curiosamente, la autora acaba otorgando un mayor protagonismo a la pareja de detectives y sus problemas personales, mientras que Tobias y otros personajes quedan relegados a un segundo plano, cuyas historias solo se retoman cuando es necesario continuar con las pesquisas. De hecho, el ritmo de la novela cambia por completo al producirse las primeras revelaciones y, a partir de ese momento, ocasiona un exceso de información en las páginas finales que abarcan todos los secretos de Altenhain y sus habitantes.

A pesar de estos defectos, «Blancanieves debe morir»  demuestra que, al igual que el cuento, una manzana de apariencia sana y lustrosa puede estar envenenada, porque en Altenhain se necesita más de un mordisco para descubrir toda la corrupción que esconde en el apetecible fruto. Una novela magistral, un estreno literario que directamente consolida a Nele Nauhaus como un referente del género, aunque sus historias no terminen en final feliz, porque la vida real es siempre mucho más complicado que el cuento. «Blanca como la nieva, negra como el ébano, roja como la sangre».

LO MEJOR: La novela prescinde durante gran parte del relato de la burocracia policial y otros aspectos técnicos para centrarse en el drama personal de las diferentes personas implicadas en el crimen. El relato sobre Tobias y sus padres intentando realizar una vida normal en Altenhain. La tensión psicológica en ascenso conforme avanzan las investigaciones policial. La estructuración de los capítulos.

LO PEOR: Conforme avanza la historia, la autora acaba otorgando un mayor protagonismo a la pareja de detectives y sus problemas personales, mientras que Tobias y otros personajes quedan relegados a un segundo plan. El exceso de información en los últimos capítulos.

Sobre la autora: Nele Neuhaus (1967, Westfalia, Alemania) vive en la cordillera del Taunus cerca de Frankfurt desde niña. La serie de misterio protagonizada por Oliver von Bodenstein y Pia Kirchhoff, que en un principio se autopublicó con un éxito inesperado, ha hecho que su fama traspase las fronteras del Taunus y que los crímenes locales adquieran dimensión universal.

2 comentarios:

  1. Empiezo hoy el libro, espero que me guste, gracias por tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Patricia, gracias a ti por tu comentario y espero que disfrutes de la novela tanto como yo en su momento.

      Un cordial saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar

-->