Crítica de Aula 19 (Federico Axat)

8 Comments

Publicada en La Web del Terror
Sinopsis: En plena noche, cinco extraños son convocados de manera peculiar a una escuela para niños ricos en las afueras de la ciudad. Una vez dentro, y todavía sin conocer el propósito real de la reunión, comprenderán que todos ellos están relacionados de una u otra manera con una tragedia que tuvo lugar una década atrás: la muerte de catorce niños en el aula 19. En un juego de desconfianzas y complicidades, deberán desentrañar el misterio de aquellas muertes y sus implicaciones en el presente. En la escuela se esconde la verdad, pero también alguien peligroso que ha esperado mucho tiempo para mostrar su verdadera naturaleza.

Reseña: A pesar de todos nuestros años en la escuela, muchas de las lecciones que aprendimos después de horas y horas ante los libros de textos han sido olvidadas. Si alguien nos preguntase, es posible que no fuésemos capaces de dictar las tablas de multiplicar sin equivocarnos, señalar en un mapa el nombre de los ríos y montañas que componen nuestro país o recordar las fechas exactas de los grandes acontecimientos históricos. No obstante, lo que si permanece en nuestra memoria son otros detalles como el sonido de la sirena que anunciaba el ansiado recreo, el polvo de la tiza flotando en el aula, el eco de las conversaciones en los pasillos, los apodos de compañeros y profesores…

«Aula 19», la segunda novela de Federico Axat, nos hace retomar los estudios con una historia clásica de fantasmas y edificios encantados que consigue aprobar, pero con alguna falta a destacar en su expediente académico.

Si realizamos un repaso de los títulos más significativos del género, podemos encontrarnos clásicos como «El fantasma de Canterville» (Oscar Wilde), «La casa encantada» (Charles Dickens) u «Otra vuelta de tuerca» (Henry James) que sirvieron de precedente a Stephen King («Rose Red», «El resplandor») e incluso a William Peter Bladly («Elsewhere») para escribir sus propias versiones sobre almas en pena atrapadas en un lugar. A pesar de esta amplia cantidad de novelas, existen pocas diferencias en su presentación y desarrollo, pues todas acaban empleando los mismos recursos narrativos, tal y como ocurre en «Aula 19». Tiempo estático, cuerpos traslucidos, espacios cambiantes… La mayoría de estos elementos son conocidos por cualquier lector aficionado a la temática paranormal y provocan una sensación de déjà vú al encontrárselos en otra novela.

Una impresión que persiste durante gran parte de la historia, salvo la explicación utilizada por el autor para justificar los extraños acontecimientos que se suceden en la escuela, único fragmentos verdaderamente significativo, pero no original. De hecho, el Federico Axat bien podría haberse inspirado en la etapa científica de Dean Koontz y, concretamente, en «Mirada Ciega», «Relámpagos» o «Nocturno». Y es que, al igual que «Benjamin», Axat prefiere centrar la atención del lector en el grupo de personajes que intervienen durante la trama.

Durante la narración existen constantes flashbacks que nos permiten conocer sus respectivas historias y, al mismo tiempo, comprender su presencia en la escuela. Es cierto que estos fragmentos resultan aclarativos, e incluso nos permiten empatizar con los personajes, pero su inclusión en la historia supone una constante interrupción en la lectura. Las sucesivas intercalaciones entre pasado y presente dificultan la tensión psicológica in cresendo, a consecuencia de esta oscilación entre planos temporales poco justificada en algunos fragmentos.

Con todo, «Aula 19» consigue mantener al lector intrigado hasta las últimas páginas debido a los giros argumentales y un final que desmantela cualquier teoría que previamente se hubiese formulado, sorprendiéndolo cuando ya creía que todo había terminado. Por tanto, Federico Axat no repite curso, pero tendrá que realizar un mayor esfuerzo para recuperar el nivel de «Benjamin».


LO MEJOR: La explicación al misterio del aula 19. Algunos flashbacks.

LO PEOR: El uso de elementos propios de las novelas sobre fantasmas y casas encantadas. La constante interrupción de la narración a consecuencia de los flashbacks.


Sobre el autor: Federico Axat es el autor de
«Benjamin», novela que lleva vendidos más de 25.000 ejemplares en su edición en papel y que ha sido publicada en España, México e Italia. Aquí nos entrega una obra fiel a su estilo, con giros argumentales y una trama que desafía de forma permanente al lector para confluir en un final sorprendente.

8 comentarios:

  1. La historia no está mal,no.No es nada nuevo,pero cumple su objetivo de entretener.Sin embargo le veo un "peeeero" muy gordo,y quizás sea debido a su estilo como escritor,y es que en ocasiones me daba la impresión de estar leyendo una obra mal traducida.
    Ya,ya se que es argentino y no hay nada que traducir. Quizás Federico lo haga de forma inconsciente,obnubilado por parecerse a Stephen King.
    La misma impresión de cuando leí Nazareth Hill (Ramsey Campbell),la historia podía salvarse pero la traducción la hizo muy deficiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La salvedad que menciones podría ser consecuencia de la autoedición de la obra, pues más que la traducción tiendo a considerarlo una falta de correción del texto. Sin embargo, estoy de acuerdo en tu percepción de que muchas novelas pierden debido a una mala traducción al castellano. Por esta razón, recomiendo en muchas reseñas leerse el libro en su idioma original.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  2. Creo que los flashbacks son algo más que explicaciones, son casi novelas paralelas, Literatura. Sí veo la falta de corrección de texto, pero lo que para nosotros son argentinismos son palabras decididas por el autor y punto. No es un libro de fantasmas, cuidado, es otra la historia y hay que leer muy bien el final para comprender la profundidad de la vuelta de tuerca. Reconozco que "la posible ciencia-ficción" me echaba para atrás pero me ha satisfecho mucho al terminarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches,

      Discrepo respecto a tu interpretación de los flashbacks, no los considero historias paralelas, porque tendrían que desarrollarse en un mismo tiempo y espacio para aplicarles esa definición. En mi opinión, son fragmentos que complementan y nos permiten comprender la historia presente a través de acontecimientos pasados que siguen teniendo influencia en la actualidad. Además, el uso de este recurso debe realizarse de forma que ambos tiempos confluyan coherentemente, evitando solapamientos o excesivas interrupciones, tal y como ocurre en la presente novela.

      Los argentinismos considero que deberían traducirse al castellano, pues algunas palabras poseen una semántica diferente según el país e inducen a confusión al emplearlos en un determinado contexto. Por ejemplo, el verbo "coger".

      Finalmente, reconozco que la explicación me sorprendió ante el giro narrativo, pero no es suficiente para ignorar el resto de carencia de la novela.

      Un cordial saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  3. A mí la historia me gustó mucho, hubo momentos que me tenía atrapada y yendo en el colectivo, me pasé dos veces por estar leyendo jajaja. Creo que hay un tema con la falta de corrección del texto, en la que por momentos debía volver a leer el párrafo. También quedé conforme con el final, porque me ha pasado de leer novelas atrapantes y con finales que no me satisfacen y quedan abiertos o se cierran de una manera que una se pregunta, ¿y aquí que pasó?. Muy bueno el blog. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Fiume,

      Muchas gracias por tu comentario, el contraste de opiniones totalmente divergentes respecto a una misma novela demuestra la individualidad del lector para interpretar aquello que está leyendo sin dejarse influenciar por opiniones externos. Y es que las disecciones literarias publicadas en este blog no pretender condicionar una percepción, sino captar el interés del lector hacia un libro concreto para que pueda desarrollar su propia opinión al respecto. Por esa razón agradezco tan sinceramente tu comentario, en especial por el respeto en tus palabras pese a que ambos discrepemos sobre la valoración final de "Aula 19". espero que vuelvas a participar en futura autopsias literarias.

      Un cordial saludo

      María del Carmen Horcas López (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  4. La verdad q ya este es el tercer libro que leo de axat ( el pantano de las mariposas y la ultima salida me encantaron!) Esta historia del aula 19 parece ser muy prometedora, sin embargo es una constante interrupcion que hasta se vuelve un poco molesto el tema de los flashbacks, sin embargo seguire leyendo a ver en que termina...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Yani,

      Reconozco haberme sentido tan decepcionada con "El aula 19" que dudaba en seguir leyendo la bibliografía de Axat, pero "El pantano de las mariposas" representaba una madurez en el estilo del autor difícil de ignorar y ahora estoy pendiente de poder empezar "La última salida", sobre todo después de leer sus magnificas críticas y, por supuesto, vuestras recomendaciones.

      Si te gusta el estilo de Axat, te recomiendo Javier Quevedo Puchal ( "Cuerpos descosidos"), o José Ignacio Becerril Polo ("El hombre imaginado"), estoy segura de que no te decepcionarán.

      Espero que disfrutes del resto de la lectura, aunque si tuviera que destacar una de sus primeras novelas sería "Benjamin", mientras que prescindiría de la presente.

      Muchas gracias por dejar tu comentario y espero que vuelvas a participar en futuras -o anteriores- autopsias literarias.

      Un cordial saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar

-->