Crítica de El lado bueno de las cosas (Matthew Quick)

12 Comments

Publicada en OcioZero
Sinopsis: Os presentamos a Pat Peoples, sufre de amnesia y ha desarrollado una teoría muy peculiar según la cual su vida es una película producida por Dios. Y la misión que le ha dado Dios es ponerse en forma y convertirse en un buen tipo para recuperar a su ex esposa. Bueno, Pat es un poco disfuncional y, por esta razón, ha pasado algunos años en un centro de salud mental.

Ahora ha regresado al hogar familiar y allí, con la ayuda de su madre (una sufrida mujer que acaba de declararse en huelga de cocina y limpieza), su padre (un hombre gruñón que no tiene otra manera de relacionarse con su hijo que viendo deportes por la tele) y su hermano (un calculador nuevo rico que termina por mostrar su lado sentimental), emprende su particular plan de rehabilitación y reconquista.

Pero los caminos del señor son inescrutables, y el final feliz de Pat Peoples está muy lejos de ser como él había imaginado.

Reseña: «¿Nunca te has percatado de que la vida es como una serie de películas? (…) Bueno, tienes las de aventuras. Todas empiezan con problemas, pero luego los admites y te conviertes en mejor persona, después de trabajar duro. Eso es que fertiliza el final feliz y hace que florezca. Como el final de las películas de Rocky, Rudy, Karate Kid, La guerra de las galaxias, la trilogía de Indiana Jones y Los goonies, que son mis películas favoritas»

Con esta particular visión de la vida, Pat Peoples se ha propuesto recuperar todo lo que perdió antes de ingresar en un centro de salud mental, aunque no consiga recordar los motivos de su internamiento. Sin embargo, pronto descubrirá que la vida no sigue un guión prestablecido, sino que, en realidad, se basa en una serie de improvisaciones por parte de los actores involucrados, incluido él.

«Un final feliz» es una novela compuesta por una sucesión de escenas que oscilan entre la tragedia y la comedia, obligando a sus personajes a enfrentarse ante todo tipo de situaciones, algunas reales y otras excéntricas, en las que la amistad, la familia y, sobre todo, el fútbol americano desempeñan un papel fundamental.

De hecho, resulta sorprendente comprobar cómo gran parte de la historia se desarrolla alrededor de este deporte. Al igual que ocurría con «The Blind Shine» (Michael Lewis), se tiene la impresión de que ha sido escrito pensando exclusivamente en el lector estadounidense, pues resulta difícil interpretar algunos detalles de la novela sin conocer en profundidad la cultura de ese país. Es más, la influencia que este deporte tiene en algunos de los personajes, como el doctor Cliff o el padre de Pat, les resta bastante credibilidad.

Es cierto que durante los partidos se suceden algunas de las escenas más divertidas del libro, pero acaban siendo reiterativas y provoca un estancamiento en la historia. Por este motivo, se agradece la irrupción de Tiffany , quien consigue sacar al personaje de Pat del círculo vicioso en el que estaba inmerso desde su salida del «lugar malo».

Sin embargo, Matthew Quick no solo desaprovecha este personaje, sino al resto de secundarios que intervienen en la novela. O bien se basan en estereotipos demasiado empleados en este tipo de libros; o bien no terminan de desarrollarse, pese a todo su potencial. De hecho, algunos podrían haber eclipsado al propio Pat, pero quedan limitados y su relación con el protagonista resulta, en ocasiones, demasiado fortuita para justificar su presencia en la historia, como Danny.

Es más, apenas evolucionan durante la novela. Tras la correspondiente presentación de cada uno, mencionando brevemente su personalidad y algunos conflictos de su pasado, permanecen en el mismo punto de inicio, sin que el autor les conceda la posibilidad de avanzar. Algo incomprensible si tenemos en cuenta todas las experiencias que vive Pat, así como los cambios que va experimentando para conseguir su objetivo.  Si él cambia, su entorno también debería hacerlo, pero no es así, siendo el mejor ejemplo su propio padre.

Además, «Un final feliz» carece de una estructura homogénea. A pesar de que la mayoría de los capítulos son breves, otros se prolongan en exceso y, curiosamente, tienden a coincidir con los partidos de los Eagles. Estos cambios en la narración limitan  la lectura de forma negativa, impidiendo que se establezca un ritmo narrativo constante.

Es cierto que los finales rara vez satisfacen a todo el mundo, pero la novela de Matthew Quick comete el error de descuidar considerablemente el desarrollo de la historia después de un magnífico inicio, dando lugar a un desenlace con sabor agridulce.


LO MEJOR: Las escenas de Pat enfadándose con los clásicos literarios que no tienen un final feliz. El capítulo donde nos describe los entrenamientos de baile como un montaje de la película «Rocky», con banda sonora incluida. La inocencia del protagonista.

LO PEOR: La mayoría de los personajes están desaprovechados, a pesar de su gran potencial. La incoherencia narrativa. La historia está concebida para el lector estadounidense, amante del fútbol americano y, sobre todo, seguir de los Eagles.

Descubre la película en Cine y Bso
Sobre el autor: Matthew Quick trabajó como profesor en Filadelfia antes de dejarlo todo para navegar durante seis meses por el Amazonas peruano, formar el círculo literario The Bardbariana, recorrer el sur de África con la mochila en el hombro y, finalmente, trabajar a tiempo completo como escritor. Doctorado en escritura creativa por el Goddard College, actualmente vive en Filadelfia con su mujer y su galgo.

12 comentarios:

  1. Ya sé porqué has suspendido al libro... ¡PORQUE METEN AL FÚTBOL DE POR MEDIO! jajajajajajajjaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de los principales motivos, pero no el único. No puedes decir que la novela pretende abordar las relaciones familiares, la amistad, el amor y los problemas psicológicos, para después dedicar dos tercios de sus páginas a describir partidos de fútbol americano y apoyar al equipo de los Eagles. Es cierto que algunos escritores tienden a reflejar aficiones, miedos, anhelos e inquietudes en sus personajes, pero la obesión de Pat y el resto de personajes masculinos por este deporte era excesivo. Si, además, incluimos personajes estáticos, una historia superficial y escenas reiterativas... En cualquier caso, es solo mi percepción del libro. Es posible que otras personas se hayan sentido entusiasmadas tanto con la novela como la película, pero personalmente me ha decepcionado, y más después de un comienzo tan magnífico que prometía tanto y, al final daba poco.

      Eliminar
  2. Vaya, nota baja.. la verdad es que la película tiene algo que me cautivó, incluso con su final convencional, la vi como una especie de comedia romantica sofisticada, y creo que algunas escenas son antológicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas de nuevo Jordim, me alegra comprobar que has vuelto a participar en "La diseccionadora de libros". :)

      Reconozco que hace bastante tiempo que no voy al cine, básicamente porque la mayoría de las películas en cartlera se encuentran inspiradas en un libro. De ahí que Dante Martín, fundador y administrador de "Cine y Bso" y yo decidieramos crear esta sección.

      Sin embargo, muchas personas me han comentado que "El lado bueno de las cosas" ha sufrido grandes modificaciones en su adaptación a la gran pantalla, sobre todo el personaje de Tiffany.

      Es posible que dentro de unos meses vuelva a leerlo, dado que muchos me comentan la impresión tan favorable que tienen de la película, incluida la tuya. Sin embargo, sigo considerando que la novela estaba compuesta por un conjunto de escenas reiterativas que impedian a los personajes evolucionar. De igual modo, no termina de justificarse la omnipresencia del equipo de Eagles y los partidos de fútbol americano, pues acaba eclipsando la auténtica historia.

      Con todo, es mi opinión y no debes dejarte influenciar por ella en tu decisión de leer o no la novela de Matthew Quick. es más, me gustaría poder comparar varias impresiones, pues la imagen final dependende del ojo que lee.

      Un saludo

      Eliminar
  3. Por las sinopsis que he leído del libro, es obvio que hay cambios en la peli, pero creo que no son relevantes. Yo en la película lo vi todo muy bien equilibrado. incluso el tema de los Eagles está por un motivo, hace de bisagra en la relación padre/hijo y no es algo que tenga más minutos que la relación del protagonista con Tiffany. Los secundarios tienen menos minutos, pero no están peor perfilados, y teniendo en cuenta cómo se desarrolla todo, el final (que no sé cómo es en el libro) en la película tiene sentido e incluso es un alivio. De todas formas no sería la primera vez que una adaptación al cine es mejor que el libro en que se inspira (sín ir más lejos, creo que con "Déjame entrar", y ese sí lo leí, ya pasaba), aunque sea poco habitual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese caso, creo que será interesante ir al cine para realizar una comparativa. A la mayoría de los espectadores le ha gustado esta atípica comedia romántica, aunque también coincidan que no se merece tantas nominaciones a los Óscars.

      "Déjame entrar" será una futura entrada de "Basada en", no puedo precisar la fecha exacta, pues 2013 está repleto de adaptaciones cinematográficas, sobre todo el mes de marzo, pero me gustaría poder contar con tu opinión cuando la hagamos.

      Nuevamente, muchas gracias por participar. :)

      Un saludo Jordim.

      Eliminar
  4. El director de la peli atrae siempre mucho a los premios, y el que tenga tantos esta peli puede hacer esperar otra cosa a quien la vea. Es una peli atípica, si no hubiera ganado premios muchos nos preguntaríamos por qué no los ha ganado, y si los gana nos parece raro que los haya ganado (seguramente porque no tiene el perfil de peli que gana premios: de las cuales por cierto muchoas se olvidan enseguida). Como sea, yo la disfruté mucho. Ya no me enrollo más :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en muchas de tus impresiones y para demostrarlo te cuento una experiencia personal. El año pasado tuve la oportunidad de disfrutar de "Antiviral" de Brandon Cronenberg, hijo del célebre directo David Cronenberg. Una película magnífica con un guión inteligente y reflexivo que me impactó. A pesar de ganar numerosos galardones, incluyendo Mejor Película en Sitges o nominada en la misma categoría en Cannes, la película no llegará a estrenarse en nuestro país. Una auténtica lástima. Si tienes la oportunidad de verla, te la recomiendo.

      Quizás tengas razón con "El lado bueno de las cosas". De hecho, tras mantener esta conversación contigo he decidido darle una oportunidad y será una de mis próximas películas junto a "Las ventajas de ser un marginado". ;)

      Muchas gracias por tus interesantes comentarios Jordim.

      Un saludo afectuoso

      Eliminar
  5. Me parece que no sois objetivos.El futbol (americano o el europeo) y en general los deportes de élite, mueven paises, lo último lo del mundial. El libro si evoluciona, pero lo hace desde un obsesivo-compulsivo, como es Pat.Esto es en círculo concéntricos, también te describe a una sociedad violenta y a una familia violenta, con ataques de agresividad mal controlados.Me parece genial por la forma en que dos personas que se saben "enfermas" se autoayudan sin pretenderlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que el deporte tiene la capacidad de unir a las personas y paralizar países enteros ante acontecimientos como los JJOO o el Mundial de Fútbol. Sin embargo, sigo pensando (y es una percepción estrictamente personal que, como bien has señalado, no debe aplicarse al conjunto de lectores)que esta temática posee demasiado protagonismo en la historia. A pesar de que la personalidad obsesiva de Pat esté bine justificada y demostrada a lo largo de toda la novela, no puedo evitar la sensación de que muchos personajes podrían haberse desarrollado mucho más, como su padre.

      Gracias por tu comentario, así como la interesante interpretación que haces de la novela. Por cierto... ¡EAGLES! ¡EAGLES! ¡EGLAEEEEEEEEESSSS! (Risas)

      Un sludo

      Eliminar
  6. Que bueno que primero vi la película, y luego me interesé por la novela, porque si hubiera sido al revés, o si de hecho no existiera ninguna película, literalmente me hubiera vuelto emo O_O
    La verdad que hacen grandes cambios en la gran pantalla con respecto a la novela, leer el libro es durísimo y realmente me chocó, sobretodo porque en la pelicula dice que Pat estuvo solo 8 meses en es hospital, cuando en el libro se revelan que fueron casi 4 años, en lo cual en la pelicula eso no se aclara. Pat vuelve a charlar con Nikki. Se vieron cuando bailó con Tiffany, (que por cierto el baile de la peli si era con puntuación) y su esposa no estaba casada con el que era su amante ni tampoco tenía 2 hijos. En la pelicula el "romance" (porque no queda claro si quedaron como amigos o como novios en el libro) de Pat y Tiffany termina hermoso, en el que Pat le declara que estaba enamorado de ella desde el primero momento en que la vio solo que no lo supo porque estaba atascado en la idea de volver con Nikki, y todo esto a través de una carta (la cual en el libro Pat NUNCA le da una carta a Tiffany sino al revéz) mientras que en el libro la hacen ver a Tiffany como la obsesionada con Pat.
    Pésimo mi comentario porque se nota que lo que mas me importa es el romance, pero bueno, soy una pendeja de 16 años y me chocó ver como cambiaban el romance en la novela a comparación del libro, en vez de fijarme que un hombre lucha con una enfermedad que no se le encuentra cura sino tratamientos de por vida y como este mismo sale adelante con el sueño de volverse con su esposa que al final no lo termina logrando (me fijé también en eso de todas formas, pero en segundo plano).
    En fin, mi opinión es esta. Por cierto también comparto la pésima idea de poner los Eagles en la la mayoria de las hojas de esta novela, realmente quitaba el entusiasmo de seguir leyendo porque llegaba un momento que era puro fútbol americano cuando a los mayorías de los lectores eso le interesa un comino.
    Mientras que La película es tan motivadora que realmente es digna de ganarse oscars :) Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Maira,

      Lamento decir que vi la película para sentirme profundamente decepcionado con la adaptación. Algunos de los cambios que mencionas en tu comentario la convirtieron en la clásica comedia romántica de final predecible cuando la novela si arriesgaba en argumento y, sobre todo, personajes. Personalmente, hubiese preferido que esas candidaturas fuesen para "Las ventajas de ser un marginado" que captaba la esencia del libro por completo. Y no solo eso, pese a la juventud del reparto, realizaron unas interpretaciones magistrales que nos hacen tener esperanzas hacia la nueva generación de actores, entre ellos la polifacética Emma Watson, quien no volveremos a asociar exclusivamente con la saga Harry Potter.

      A pesar de ello, debo reconocer que la película contribuyó notablemente en la promoción de la novela, dándola a conocer a un amplio grupo de lectores que desconocían su existencia, incluida yo. No obstante, nos encontramos nuevamente ante la cuestión que siempre debatimos Dante Martín (CineyBso) y yo. ¿La película debe basarse fielmente en el libro? ¿O solo inspirarse, empleando exclusivamente los mejores aspectos para potenciarlos y mejorar los negativos?

      Muchas gracias por tu comentario. Disfruté mucho leyéndolo, pues has conseguido transmitir un gran entusiasmo y pasión a través de tus palabras. Espero que vuelvas a participar en próximas disecciones literarias.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar

-->