Crítica de Cloud Atlas (David Mitchell)

4 Comments

Sinopsis: ¿Puede el amor, el poder del bien incluso en la adversidad, perdurar más allá de la vida que conocemos y prolongarse a través de siglos y lugares? Seis vidas se entrecruzan aquí de forma inesperada a fin de dibujar un mundo, profético y extraño a la vez, en el que la historia se puede reescribir. Los seis protagonistas de la novela, ajenos a la trascendencia de sus acciones, tienen un papel mucho más relevante en la posteridad de lo que pueden imaginar, en escenarios tan disímiles como un viaje por la Polinesia a bordo de un galeón en el siglo xix, la California de los años sesenta, o una isla en un futuro postapocalíptico. Todos ellos comparten un destino común, el afán de poder que se sucede una civilización tras otra, y la búsqueda del amor como salvación. David Mitchell construye una aventura épica en la que no sólo todo está conectado, sino en la que también los gestos individuales pueden llegar a ser el germen de grandes revoluciones.

Reseña: Esa extraña sensación que solo puede explicarse en francés. La familiaridad ante lo desconocido, bien un objeto, una persona o un lugar. La impresión de repetir lo vivido, cuando todavía no ha sucedido. Dos palabras para explicarlo este extraño sentimiento, déjà vu, insuficientes para dar respuesta a todos los interrogantes que conlleva.

En «El atlas de las nubes», cada personaje experimenta este peculiar fenómeno, pero con la diferencia de que el lector  tiene la posibilidad de conocer su origen. Al igual que «Ghostwritten» (o «Escritos fantasmas»), David Mitchell retorna la temática de «la teoría del caos» para mostrarnos las conexiones existentes entre los personajes a través de tiempos y espacios completamente divergentes.

En esta novela coral no existe un protagonista propiamente dicho, sino que convergen seis historias en las que se entrecruzan las respectivas experiencias y conflictos de cada personaje, gracias a sutiles detalles que propician ese vínculo. De este modo, David Mitchell consigue transportar al lector a diferentes períodos y escenarios, modificando la estructura y la prosa narrativa según el relato.

«El atlas de las nubes» es una lectura dinámica, que evoluciona conforme se suceden las historias. Adviértase las variaciones que experimentan el léxico de los personajes, la forma de expresarse o el formato escogido para contarnos sus historias, etc.


Por ejemplo, en «Sloosha's «Crossin' an' Ev'rythin' After», la última de las seis historias, Zachry posee un lenguaje muy limitado, casi infantil, que permite ilustrar el retroceso de la humanidad tras la Caída hasta una época casi paleolítica.

Por el contrario, «Letters from Zedelghem» (o «Cartas desde Zedelghem») Robert Frobisher posee un léxico capaz de convertir las notas musicales en palabras, cada sonido se transforma en una párrafo capaz de cautivarnos a través de la vista, permitiéndonos reproducirlos con nuestros sordos oídos. Una pasión por la música que trasciende el papel y adquiere consistencia real gracias a su correspondencia.

Además, este diversidad no se limita exclusivamente a los aspectos técnicos de la novela, sino que también existen una concurrencia de diversos géneros literarios y temáticas que abarcan un amplio catálogo de aspectos sociales, políticos, económicos y culturales. En este aspecto, las historias más significativas son «The Pacific Journal of Adam Ewing» (o «El Diario del Pacífico de Adam Ewing») y, sobre todo, «An Orison of Sonmi-451» (o «Una Oración de Sonmi-451»). De hecho, el número asignado al clon Sonmi podría considerarse un tributo a «Fahrenheit 451» (Ray Bradbury).


Sin embargo, «Half-Lives: The First Luisa Rey Mystery»(o «Semivida: El Misterio de Luisa Rey») resulta muy estereotípica. La historia, como describe el propio Timothy Cavendish en la historia posterior, parece haber sido escrita con la pretensión de convertirse en el próximo éxito fácil de Hollywood. Una periodista con aspiraciones a Nancy Drew que descubre la conspiración de una poderosa multinacional para encubrir un posible  desastre nuclear. Típica y aburrida.


Asimismo, evidencia la necesidad del autor por enlazar las historias, empleando detalles cada menos trascendental en los relatos posteriores, sobre todo a partir de «The Ghastly Ordeal of Timothy Cavendish» o «El Horrible Calvario de Timothy Cavendish». La justificación para incluir determinados detalles, como el antojo, resulta artificial y carece de una repercusión auténtica en el desarrollo de la historia.

De hecho, a partir de la tercera historia la novela decrece, pero la estructura boomerang nos permite retomar aquellas que quedaron temporalmente interrumpidas y captar nuestro interés de nuevo.

En conclusión, El atlas de las nubes representa una experiencia literaria compleja, caracterizada por el asombroso dinamismo de sus diferentes historias que permiten al lector introducirse en diferentes contextos. Sin embargo, cierto desequilibrio narrativo entre los relatos y la necesidad de interconectarlos provoca que la lectura se vuelva tediosa y cueste retomarla.

A pesar de las semejanzas con Escritos fantasmas o Number9dream, David Mitchell vuelve a sorprendernos con una novela que, aunque no representa una lectura trascendental, destaca entre sus congéneres por su original. Algunos podrían decir que es una gota en un vasto océano literario, pero como dice Adam Dewing: «El océano lo conforman miles de gotas».

VALORACIÓN: 8/10

LO MEJOR: La capacidad de David Mitchell para reproducir los diferentes contextos y personajes a través de una prosa dinámica. La gran concurrencia de  géneros y temáticas. Las historias de Robert Frobisher y Sonmi-451.

LO PEOR: Las conexiones entre las historias resultan forzadas y no termina de convencer su trascendencia. El relato de Luisa Rey es poco original e incurre en muchos tópicos del thiller. Las historias de Timothy Cavendish y Zachry resultan prescindibles.
Descubre la película en Cine y Bso

Sobre el autor: Nació en Southport en 1969. Obtuvo el título de Literatura Inglesa seguido de una maestría en Literatura Comparada en la Universidad de Kent. Vivió un año en Sicilia antes de trasladarse a Hiroshima Escritos Fantasma (1999), su primera novela, obtuvo los premios Mail on Sunday y John Rhys Llewellyn. Sus novelas Number9dream (2001), El atlas de las nubes (2004: octubre 2012 en Duomo ediciones), El bosque del cisne negro (2006) y Mil otoños (2010) fueron finalistas para el Man Booker Prize. En 2003 fue seleccionado por la revista Granta como uno de los veinte mejores jóvenes novelistas británicos.

4 comentarios:

  1. Lo de 'Atlas de las Nubes' se me escapa completamente de las entendederas. Está bien ser ambicioso, en el sentido de pretender, pero si sólo se queda en eso, pues claro, tenemos lo de pretencioso. Es un desastre cinematográfico. No sé qué tendrían en la cabeza Tom Twyker y los Wachoski, pero esta historia de tintes 'cuánticos' no se coge por ningún lado: larga, tediosa, las historias al rato no interesan nada, infantiles... Uf, es que no tengo adjetivos. Tres horas, casi me puse por obligación acabarla, soportar esta tortura, era tal mi incredulidad. Y es que evidentemente había dinero, grandes actores, no sé de qué guión, sobre el famoso libro, partirían para acabar dándonos estos resultados. Indescriptible. Un saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas manipulador,

      Me agrada comprobrar que alguien coincide con la impresión de mi colaborador Dante, pues recibió muy duras críticas después de publicarla, e incluso fue insultado sin argumento por personas que se habían leido previamente el libro. Por esta razón, te estaría muy agradecida si pudieras copiar y pegar este mismos comentario en Cine y Bso para recordarle a nuestros respectivos seguidores que, aunque respetamos su derecho a opinar sobre nuestro trabajo, deben mantener el respeto en sus comentarios sin extralimitarse.

      Muchas gracias por tu contribución a "Basada en" y espero seguir contando con ella en futuras entradas.

      Un cordial saludo

      Eliminar
    2. a mi no me resulto para nada tediosa ni mucho menos aburrida la pelicula, me parece que es una de las mejores que se han filmado ultimamente y la pondria la altura de la otra gran pelicula de los mismos directores: matrix. Pasa que hay que mantenerse atentos para seguir el hilo porque una de la intenciones del autor es la de mostrar como independientemente de las circunstancias o tiempo y la forma que le demos a nuestras convicciones y lo que hagamos con ellas, van a tener una repercusion en las siguientes. Pero seguro a esta altura ya hasta mi comentario te ha resultado tedioso. La pelicula esta hecha de manera excelente, respetando totalmente las intenciones de David Mitchell (que escribio el libro) y si bien uno puede sincerase y decir: yo no la entendi.. pero ya que me voy a tomar la molestia de comentar una crítica.. podría alguien explicarmelo así lo entiendo? en lugar de tratar de infantil, tedioso, poco interesante o tortura??? una pelicula tan buena.. una pena que no la hayas disfrutado.. yo le agregaria otra hora a la peli

      Eliminar
  2. Acabo de ver la película y como vi que estaba basada en un libro lo busqué de inmediato en Google... Ya supe lo que quería saber y después llegué aquí pensando que iban a ser muchos buenos comentarios... Me sorprende porque coincido con el último, "yo le agregaría otra hora a la película"... Es bastante motivacional el mensaje, además lleva un poco de muchas cosas en las que creo.
    En fin... Leeré el libro lo más pronto posible.

    ResponderEliminar

-->