Crítica de Oscuro (Teo Rodríguez)

No Comments

Sinopsis: Dicen las leyendas locales que algo malvado habita en las profundidades del volcán sobre el que se asentó la población de Crystal Hood, algo que lleva siglos dormido y que está a punto de despertar...

Isaiah está preocupado por su hermano Ethan, quien, tras varios años en un estado catatónico debido a un trauma infantil, despierta de repente con una sola frase: «Ya viene». El mismo día, una serie de temblores sísmicos azotan el pueblo y una enorme grieta aparece en una carretera de la zona. Quienes se acercan a ella, tarde o temprano, mueren de forma horrible. Mientras tanto, una voz susurrante y malévola parece haberse adueñado del pueblo y lleva a los habitantes que la oyen a cometer los actos más atroces. Una voz que parece confi rmar que hay algo de verdad en las leyendas que hablan de un ente maléfico que aguarda bajo el pueblo...

Reseña: En ocasiones, los medios de comunicación se hacen eco de noticias que consiguen estremecer a la sociedad, convirtiéndose en el principal tema de conversación durante los días o semanas que preceden a un determinado acontecimiento, siempre en función de grado de violencia asociado. Una madre entregada  por completo a su familia decide asesinar a sus hijos ahogándolos en la bañera; un respetable ciudadano compra un arma y comienza a disparar de forma indiscriminada contra sus vecinos; un grupo de amigos se suicidan junto a otras cientos de personas… Por desgracia, los ejemplos abundan y no transcurre mucho tiempo antes de que un nuevo individuo decida inscribir su nombre en la historia con sangre. Enseguida surge la pregunta para la que nadie parece tener respuesta: ¿por qué?


Pese a las explicaciones de los expertos, resultan insuficientes para comprender el origen de semejante maldad. El ser humano siempre parece estar buscando nuevas formas de hacer sufrir a sus semejantes, y disfrutar con ello. ¿Es intrínseco a nuestra naturaleza como personas? O, por el contrario, ¿existe algo que nos impulsa a actuar de esta forma? No nos estamos refiriendo a un trauma infantil reprimido en el subconsciente, que aflora ante un determinado estímulo con consecuencias imprevisibles, sino a algo más profundo y mucho más oscuro: el mal.

A lo largo de la historia, hemos intentando proporcionarle un nombre y un rostro. Un esfuerzo inútil, pues siempre resurge con una nueva forma. Ahora, los habitantes de Crystal Hood deberán enfrentársele bajo un rostro desconocido hasta entonces, ellos mismos.
Teo Rodríguez, colaborador del programa Cuarto Milenio, aporta una nueva versión de la eterna lucha entre las fuerzas del bien y el mal. Sin embargo, al contrario que otras historias de la misma temática, el autor prefiere una perspectiva cercana, trasladando los acontecimientos a un pequeño pueblo y, más concretamente, a la historia de dos hermanos (Isaiah y Ethan) que luchan por superar los fantasmas de su pasado.

En realidad, Oscuro describe el enfrentamiento de sus personajes por vencer sus propios demonios, es decir, las sombras que residen en nuestra alma y amenazan con eclipsar cualquier luz que nos permita abrirnos paso entre ellas, como el amor o la esperanza. Cada uno de ellos es descrito con la precisión de un cirujano, abarcando todas las posibilidades que podrían darse en una situación límite y el comportamiento que las personas esgrimirían ante la misma. Teo Rodríguez nos sitúa al borde del abismo, salvarse o caer dependerá solo de nosotros.

Por este motivo, Ethan resulta esencial para comprender la profundidad de la trama, porque en su inocencia reside la capacidad de percibir el mundo sin los prejuicios propios de la edad adulta que nos ciegan, buscando siempre una explicación razonables a comportamientos que carecen de cualquier lógica. El contraste entre las perspectivas de los dos hermanos es revelador, pues representa dos formas completamente antagónicas de concebir el mundo y enfrentarse a la realidad. Por un lado, todos recordamos los monstruos que nos persiguieron durante nuestra infancia y fueron sustituidos por otros temores a medida que crecíamos. Ethan busca el consuelo que le proporciona saber en aquellos elementos que han perdido valor en nuestra etapa adulta, como los amuletos o las historias que nos ofrecían consuelo al irnos a dormir.

Por otro, la necesidad de encajar dentro de una comunidad, en el que todo lo que es diferente se percibe como una amenaza, aún cuando el cambio pueda resultar positivo. De ahí la interesante reflexión de Rodríguez ante la agonía del aserrado que empuja al pueblo a mostrarse más permisivo con ciertos comportamientos censurables o la llegada de extranjeros, o el temor de Sunny de comprobar la degradación de su amigo tras un período de “normalidad”.

Oscuro es una historia que destaca por su humanidad, basada en los recuerdos de sus personajes a través de los flasbacks que van desvelando aquellos detalles esenciales para comprender la trama, así como todos los misterios que van sucediéndose. No obstante, algunas incógnitas no son resueltas, quedando a la libre interpretación del lector debido, en gran parte, por un final abierto demasiado amable en comparación con el resto del relato.

De hecho, sorprende la visceralidad de muchas escenas. Teo Rodríguez no escatima en detalles que resultan impactantes precisamente por la naturalidad de su desarrollo. Una escena familiar se convierte en una carnicería en pocas líneas. El terror penetra entre los habitantes de Crystal Hood de forma paulatina, al igual que un cáncer se extiende de forma silenciosa por un cuerpo sano, corrompiéndolo durante su avance hasta hacerlo enfermar de forma irremediable. Entonces sucede, sucede el primer incidente y, como las fichas de un dómino, el efecto es imparable. Stephen King lo dijo:

“Los monstruos son reales, los fantasmas también lo son. Ellos viven dentro nuestro, y en algunas ocasiones ellos ganan

Oscuro nos muestra lo mejor y lo peor del ser humano a través de la historia de dos hermanos unidos frente a la adversidad de un mundo demasiado sumido en su propia oscuridad para percibir las pequeñas muestras que invitan a la esperanza. Un relato aterrador y, al mismo tiempo, conmovedor que sorprenderá al lector en cada capítulo.

VALORACIÓN: 7

LO MEJOR: El exhaustivo retrato de los personajes. La progresiva irrupción de la violencia en Crystal Hood.

LO PEOR: El desarrollo de la trama es desigual. El final abierto y excesivamente amable en comparación al resto de la historia.

Disponible en La Web del Terror.

Sobre el autor: TeoRodríguez (Madrid, 1973) es escritor y guionista de radio y televisión. Ha escrito más de veinte historias para la sección Diarios del Miedo de Cuarto Milenio. Actualmente colabora en el programa Milenio 3, para el que ha creado más de cuarenta historias que han sido dramatizadas. En octubre publicará su primera novela con Minotauro, Oscuro.





0 comentarios:

Publicar un comentario

-->