Crítica de La mecánica del corazón (Mathias Malzieu)

3 Comments

Publicada en Cine y Bso
Sinopsis: En la noche más fría del siglo XIX, nace en Edimburgo, Jack, el frágil hijo de una prostituta. El bebé nace con un corazón débil y para salvarlo le colocan un reloj de madera al que habrá de dar cuerda toda su vida. La prótesis funciona y Jack sobrevive, pero debe respetar una regla: evitar todo tipo de emoción que pueda alterar su corazón. Nada de enfados, y sobre todo, nada de enamorarse. Pero Jack conoce a una pequeña cantante de ojos grandes, Miss Acacia, una joven andaluza que pondrá a prueba el corazón de nuestro tierno héroe. Por el amor que siente hacia la joven, Jack se lanzará a una aventura quijotesca que le llevará desde Edimburgo a París, a las calles de Granada, haciéndole conocer las dulzuras y durezas del amor.




Reseña: Mathias Malzieu es considerado por muchos como el Tim Buton de la literatura francesa, especialmente tras la publicación de sus tres últimas obras: «La mecánica del corazón», «La alargada sombra del amor» y «La metamorfosis del cielo». Esta trilogía, de inspiración gótica, versa sobre el amor en sus múltiples variantes y sus repercusiones en la vida de las personas que lo experimentan. En consecuencia, la sencillez e inocencia de sus argumentos ocultan, en realidad, historias de gran complejidad y una lectura que, obligatoriamente, debe realizarse en varios niveles si queremos alcanzar la plenitud del mensaje que esconden sus páginas.


«La mecánica del corazón», narra la historia de Jack que nace conociendo el rechazo de una madre sin rostro ni nombre, provocándole una profunda herida en su pequeño y débil corazón que, desde ese momento, lo hará depender de un curioso mecanismo de relojería que sustituye a su órgano dañado, una inteligente metáfora del autor que recuerda al lector la fugacidad y fragilidad de la vida, siempre presente ante la imposibilidad de detener el tiempo, pues representaría el fin de la vida misma; así como la necesidad de aprovecharlo y no lamentarnos por el perdido-.

Debido esta condición, Jack conoce desde muy pronto la crueldad que las personas pueden infligir a sus semejantes, únicamente por ser diferentes al resto. Si bien, en muchas ocasiones, se trata de un arma de doble filo empleada tanto para atacar como para defenderse. Mathias Malzieu lo utiliza para tratar un tema de actualidad: el bullying o acoso escolar, cuyo protagonista sufrirá en silencio por la vergüenza que implica ser víctima y el temor a la incomprensión de los adultos, que han olvidado la maldad que solo un niño es capaz de infligir en otro. De este modo, el autor, a través de los inocentes ojos de Jack, reflexiona sobre la doble condición de la naturaleza humana, cuyos pensamientos y actos se encuentran fuertemente condicionados por una sociedad basada en las apariencias y la intolerancia hacia lo distinto.

En este apartado, merece destacarse las semejanzas que existen entre Jack y otro querido personaje de la cultura gótica: «Eduardo Manostijeras» (Tim Burton, 1990). Ambos nacieron siendo diferentes y, aun siendo conscientes de esta condición, luchan por encajar en una sociedad que les hace al vacío y los contempla con miedo y curiosidad a partes iguales.


A pesar de estas circunstancias, no debemos olvidarnos de la temática central de la novela: el amor. No obstante, no hace referencia a cualquiera tipo de amor, sino al primero, aquel que todos nosotros experimentamos en nuestra juventud, responsable de la mayor aventura de nuestras vidas, así como responsable de muchas alegrías, pero también de muchas penas. Un sentimiento tan fuerte y puro que nubla la razón, mayor que cualquier otra emoción que hubiésemos experimentado antes, capaz de sobrevivir al tiempo y al olvido, así como de supera cualquier adversidad y vencer todos los obstáculos que se le presentan a fin de esta con la persona amada; con todo, también implica engaño, traición, indiferencia y, en muchos casos, dolor. Ese es el amor descrito con gran precisión por Mathias Malzieu en sus diferentes etapas hasta desembocar en un final con sabor agridulce, pues no todos los cuentos terminan con un final feliz para sus protagonistas.


En lo que respecta la técnica narrativa del autor cabe señalar que la prosa empleada, caracterizada por su oscura belleza y equiparable a la utilizada por otros escritores como Dean Koontz o Alejandro Castroguer en sus libros, resulta en determinados fragmentos excesiva, e incluso necesaria. En consecuencia, el ritmo se ralentiza y la lectura se vuelve tediosa. En el mismo sentido, la inocencia de sus personajes roza la ingenuidad, pecando de infantilismo, afectando al desarrollo del argumento y la evolución que experimentan en el mismo. Es decir, si bien se trata de un cuento, el autor olvida que el público al que se orienta es preferiblemente adulto y, por tanto, la narración debe ser acorde a fin de no provocar su aburrimiento y su rechazo.


En la línea de «El niño con el pijama de rayas» (John Boyne), «El enigma y el espejo» (Jostein Gaader) o «Las cinco personas que te esperan en el cielo» (Match Albom), y rindiendo un personal tributo a la cultura gótica, así como su grupo de música, Dyonisios,  Mathias Malzieu nos ofrece un atípico cuento que, sin embargo, cuenta una historia conocida por todos y con las que nos sentiremos identificados, pues… ¿quién no ha sufrido la mecánica del corazón?

VALORACIÓN: 8,5

LO MEJOR: El tributo al primer amor. La magnífica metáfora sobre la fragilidad de la vida. La belleza gótica de la prosa.

LO PEOR: El infantilismo de sus personajes en determinadas situaciones. La traducción en español.



 Sobre el autor: Mathias Malzieu (Montpellier, 1974) es autor de 38 mini westerns (Pimientos, 2003) y Maintenent qu´il fair tout le temps nuit sur toi (Flammarion, 2005 ) con las que obtuvo éxito y reconocimiento crítico.
Aparte de escritor, también es el cantante de uno de los grupos de pop más importantes de Francia, Dionysos. Con el proyecto de La Mecánica del Corazón, libro y sexto álbum de la banda, Malzieu ha seducido al gran público.

3 comentarios:

  1. Este libro es sencillamente precioso, extraño pero bonito y con un mensaje claro.
    Besos de dragón :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que es un libro atípico y, salvo por la ingenuidad de sus personajes, posee la belleza gótica que siempre me ha atrído. Próximamente estarán las reseñas de los títulos posteriores. Un saludo.

      Eliminar

-->