Crítica de Caja Negra (Francisco Narla)

6 Comments

Sinopsis: Un piloto de línea aérea deja tras de sí un rastro de muerte y sangre: asesinatos, mutilaciones… Bangkok, Buenos Aires, San José, Nueva York… Las ciudades de medio mundo son el macabro escenario de las perversiones de un trastornado.


Un parapsicólogo aficionado graba unas inquietantes psicofonías que son la primera pista para resolver un misterio que no debería ser desvelado: una leyenda celta olvidada, un pozo sagrado, una familia maldita…


Ambas historias, separadas por más de tres décadas, parecen no tener conexión alguna. Sin embargo colisionarán impulsadas por una fuerza maligna y arrolladora que no debería haber sido liberada…


 


Reseña: Tras debutar con Los lobos del centeno, con gran acogida de público y crítica, Francisco Narla vuelve a sorprendernos con su segunda novela, Caja negra.



Caja negra es una novela compuesta por diversas historias, en apariencia, inconexas, separadas tanto en el tiempo como el espacio en el que transcurren y que, sin embargo, lentamente se entrelazan hasta converger en una única trama hasta un final conjunto completamente inesperado.



De este modo, través de los diferentes planos narrativos, Francisco Narla concede un nuevo significado al conocido Efecto Mariposa ("el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo" (proverbio chino) o "el aleteo de las alas de una mariposa pueden provocar un Tsunami al otro lado del mundo" así como también "El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo"), sobre la influencia de las pequeñas cosas en el devenir de los acontecimientos, es decir, la repercusión de las decisiones o acciones de un simple individuo sobre su entorno y el resto de personas.


Sin embargo, el autor también alude al miedo, emoción básica e imprescindible para garantizar nuestra supervivencia. Y, al mismo tiempo, responsable de algunos de nuestros actos más despreciables y condenables, adoptando numerosos rostros y nombres a lo largo de la historia, aunque con un denominador común: su capacidad de hacernos retroceder hasta un estado casi animal, anulando la razón y reduciendo nuestra existencia a una serie de instintos básicos.

Si bien, allí donde existe la enfermedad, existirá la cura y, en este caso, es el amor. En consecuencia, nos encontramos nuevamente ante la eterna lucha entre el bien y el mal, siendo las personas, una vez más, las piezas claves que harán que la balanza se incline a favor de uno u otro jugador.


Francisco Narla, consciente de su importancia, crea una serie de personajes que representan las dos caras de este conflicto y con los que el lector podrá sentirse identificado, decantándose a favor de uno u otro según su grado de empatía.


Por un lado, Thomas, hombre de cuidada apariencia y modales intachables, amplia cultura, gusto exquisito y una irremediable inclinación hacia el lujo y lo exclusivo. Con todo, ningún libro debe ser juzgado exclusivamente por su portada y pronto descubrimos una máscara de engaños y mentiras que encierran un oscuro y peligroso secreto. Si bien el autor tiende a equipararlo con famoso espía británico al servicio de su majestad, yo me inclino más hacia el célebre asesino Hannibal Lecter, dada sus similitudes, no solo en lo que respecta a la personalidad de ambos personajes, sino también a la reacción que producen en el lector, pues, en lugar de producir repulsión o condena por sus crímenes, resultan increíblemente atractivos a ojos del público y sus historias son leídas con la misma ansiedad y pasión con las que ellos comenten sus crímenes.

Por otro, tenemos a Sidorio. Sidorio no es el héroe de nuestra historia, ni siquiera es un héroe, solo un hombre. Si tuviéramos que describirlo, la imagen que mejor se ajusta a su persona es la del clásico funcionario, gris y anodino, que realiza su trabajo sin ilusión ni queja, y sin ninguna cualidad apreciable o que merezca ser destacada. No obstante, aún consciente de sus propias limitaciones y mediocridad, Sidorio no renuncia a sus sueños y es capaz de arriesgarlo todo por aquello en lo que cree, pese al escepticismo y o la burla que puedan crear sus investigaciones, convirtiéndolo en un hombre valiente y una persona admirable.


 Asimismo, merece ser destacado el elenco de personajes secundarios que intervienen en la historia, enriqueciéndola, y que incluye prostitutas resignadas, que esconden tras sus escasas ropas y abundante maquillaje lágrimas por los sueños rotos, las esperanzas desaparecidas e historias trágicas; pero también la lealtad y el coraje para resistir un nuevo día (o una nueva noche), protegiéndose entre ellas y enfrentándose a la vida que, en algunos cosas han elegido y en otros se lo han impuesto. Detectives que, a pesar de trabajar durante muchos años viendo el peor rostro de la humanidad, todavía son capaces de creer en sentimientos que parecen tan olvidados en este mundo egoísta y violento como la bondad o el amor. Noctámbulos, abandonados al vicio y la corrupción de sus almas; mujeres de carácter fuerte y apasionado, avanzadas a su época, pero limitadas a la tradición y la apariencia. Entre otros muchos.

Todas estas historias tienen lugar en escenarios tan diversos y distantes como las paradisíacas playas de Sudamérica; la deslumbrante Asia, con su conversión de dos mundos; o la Galicia de leyendas y cuentos de brujas. Descritas con gran precisión, Francisco Narla consigue la traslación del lector a estos escenarios, haciendo que las imágenes, sonidos, incluso olores, adquieran forma gracias a una prosa ágil, sugerente y cautivadora.

Finalmente, puestos a describir el estilo del autor, bien podría ser equiparado a Dean Koontz, por su maestría en la descripciones, la riqueza de sus personajes o la capacidad de atemorizar al lector con situaciones y personajes cotidianos que, en apariencia, no representa ningún peligro. Al igual que Julio Cortazar, también a la pareja Douglas Preston-Lincon Child, por el ritmo narrativo que proporciona a sus historias, o la inclusión de explicaciones científicas y datos técnicas que permiten que, fenómenos en apariencia inexplicables, adquieran una dimensión comprensible para el lector. Thomas Harris, por lo atractiva de sus personajes o la elección de sus escenarios. E incluso David Setter por su correcta distribución narrativa, su alusión a nuestros temores más primarios o lo imprevisible de sus finales.

En conclusión, Caja Negra es una novela que consolida a Francisco Narla como uno de los escritores con mayor potencial dentro del género de terror en nuestro país, gracias a una historia absorbente que nos devolverá el miedo a volar y nos recordará la importancia de escuchar.

LO MEJOR: Una nueva visión de El efecto mariposa. Los personajes, sobre todo, el binomio Thomas y Sidorio. La descripción de los diferentes escenarios. El polifacético estilo del autor en una misma novela.

LO PEOR: El primer tercio de la novela resulta confuso por la confluencia de dos historias tan antagónicas hasta que empieza a establecerse las conexiones entre ambas. Cierta previsibilidad en el final.

Sobre el autor: Francisco Narla nació en el interior de Galicia a finales de la década de los 70. A los bosques, la granja y el trabajo en el campo de su infancia se unió su pasión por los libros de aventuras y sus héroes para conducirle a una vida errática y en busca de la magia de aquellos personajes de novela. Su inquietud lo llevó a vivir en Santiago de Compostela, Madrid, Los Ángeles y Barcelona entre otras ciudades, mientras trabajaba en muy diversos oficios. Entre tumbo y tumbo, trabajo y trabajo, siguió sus estudios universitarios, matemáticas, ingeniería, administración de empresas, y la vocación que persiguió desde niño, piloto de transporte de línea aérea, profesión a la que se dedica en la actualidad. A lo largo de su vida ha dedicado gran parte de su tiempo a la poesía, el ensayo y el relato corto, participando en varios certámenes literarios. En el año 2008 publicaba su primera novela, Los lobos del centeno, y dos años más tarde, Caja negra. En la actualidad está promocionando su última obra, Assur.




6 comentarios:

  1. Buenas noches Maricarmen.
    Fantástica reseña, increíble, al igual que todas las demás (que aún no has subido y las cuales tus seguidores no pueden disfrutar de ellas).
    Enserio, deberías escribir un libro, te lo llevo diciendo mil siglos.

    Sigue evolucionando ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Melodi, si consigo que leas un libro que no haya sido escrito por Poe o King habré conseguido una loable misión ^^

      Eliminar
  2. Querida Melodi, si consigo que te leas un libro que no sea de Poe o King habré conseguido una loable misión.

    ResponderEliminar
  3. Cuando he visto lo de la "leyenda celta" se me han ido los ojos directamente. Tiene buena pinta el libro. Gracias por la reseña :)

    Besos de dragón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces no tienes motivos para seguir prolongando su lectura por más tiempo ;) Un saludo

      Eliminar

-->